En Foco, Europa

Tragedia Saharaui ante el ojo ciego de Naciones Unidas

Sigue el horror en el Sáhara occidental de Marruecos mientras los defensores de los derechos humanos siguen siendo testigos del genocidio y de  la tortura que está sufriendo el pueblo saharaui. El número de víctimas ya ha alcanzado la cifra de 4.500 y sigue subiendo, mientras  se espera la intervención de las Naciones Unidas y de la Cruz Roja Internacional para que ayuden a los heridos más graves.

Erica Buist

“Hemos estado escondidos durante días en la ciudad de El Aaiún, pero como nosotros, miles de saharauis están en la misma situación, o incluso peor, ya que la policía y el ejército marroquíes entran en sus hogares a la fuerza, los torturan y muchos mueren debido a ellas”.

Estas son las palabras de los defensores de los derechos humanos Isabel Terraza y Antonio Velázquez, quienes denunciaron los “actos de genocidio del régimen marroquí contra el pueblo saharaui” y han solicitado que la situación sea declarada de “emergencia internacional”.

Desde principios de noviembre, cientos de saharauis han sido torturados, enviados a prisión y en muchos casos asesinados en las calles, incluso en sus propias casas. La policía y la milicia, bajo un régimen marroquí violento, han entrado a la fuerza en los hogares de las familias saharauis. Después de actos indescriptibles contra ellos, los saharauis han sido expulsados, metidos en prisión, y en muchos casos, asesinados.

Terraza y Velázquez, defensores de los derechos humanos, han enviado diariamente vídeos e informes a los medios de comunicación, dirigiéndose a la comunidad internacional para denunciar la represión de violencia que está viviendo el pueblo saharaui, llegando a ser considerada “genocidio”. Piden la intervención de las Naciones Unidas y que el Consejo de Seguridad asegure los derechos humanos del pueblo saharaui. También han solicitado a la Cruz Roja Internacional que cuide de las 4.500 víctimas de la horrible tortura. La Cruz Roja todavía está por llegar.

En España, se ha informado que las autoridades marroquíes están  enviando a la milicia para “cazar” a los saharauis y así colonizar El Aaiún. Además, no dejan que la prensa entre en el territorio para así poder “esconder las atrocidades”.

Los defensores de los derechos humanos, que el 18 de noviembre seguían escondidos por miedo a sus vidas en El Aaiún, informaron a The Prisma sobre el caso de Ahmed Yeddou Salem Lecura, un ciudadano español que  ha sufrido brutalmente en manos de la milicia marroquí. El 7 de noviembre del 2010 fue a visitar a su familia a El Aaiún, y siendo casi las 6 de la mañana del día 8 de noviembre “me pararon, me ataron y me torturaron de una forma horrible.”

Junto con otros 72, fue “golpeado con porras y otros objetos por todo su cuerpo”. La tortura fue larga y extensa, empleando métodos que hacen que las víctimas no duerman. Lo retuvieron y torturaron durante 5 agonizantes días. Él, junto a otras 6 personas, fue liberado, pero el resto fue juzgado y puesto en en prisión. Las cortes de El Aaiún se negaron a  denunciar lo que había pasado.

A las 10 de la noche del 9 de noviembre del 2010, miembros de la familia del ciudadano español detenido mandaron un fax al consulado español en Agadir, explicando lo que había ocurrido y solicitando protección para él… Protección que no ha llegado a recibir.

La situación actual, según informaron el domingo 14 los observadores internacionales  desde su escondite en El Aaiún, es que existen 36 cuerpos en el depósito de cadáveres del Tercer Hospital Militar de la ciudad, con familias devastadas negándose a enterrarlos, hasta que puedan entender por qué y por quién fueron asesinados. Además, por lo menos 68 saharauis continúan en la prisión de la ciudad, 7 de los cuales son activistas de los derechos humanos y todos ellos son brutalmente torturados por las  fuerzas de seguridad marroquíes. Diez autobuses de prisioneros han sido conducidos a las cárceles de otras ciudades marroquíes, dejando a la población saharaui desconcertada y devastada por la violenta persecución.

Sólo la publicación marroquí Demain Magazine, conocida por su estilo periodístico de publicar la verdad, ha acusado a las autoridades de genocidio. El resto de la prensa marroquí ha optado por ignorar los hechos.

De acuerdo con el Ministerio de Territorios Ocupados, unos 400 saharauis han sido torturados, y escuadrones de la policía y del ejército continúan “entrando en las casas de las familias saharauis y torturándolos”. Incluso a algunos les ha llegado a ocasionar la muerte.

La población saharaui, que se está viendo reducida, todavía no ha recibido ayuda de las Naciones Unidas, ni del Consejo de Seguridad ni de la Cruz Roja ni de la comunidad internacional, mientras cientos de saharauis todavía permanecen desaparecidos.

Hasta su llegada a Barcelona después de semanas escondidos y observando el horror, los defensores Terraza y Velázquez dijeron The Prisma, el 19 de noviembre, que “… a pesar de los peligros de seguir en El Aaiún, sentimos mucho haber dejado el territorio, sabemos la grandísima violación de los derechos humanos que la población civil saharaui continúa sufriendo”.

(Traducido por Alexandre Álvarez – alvarez.lopez.alexandre@gmail.com)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*