Globo, Reino Unido

¿Privatización de cárceles en el R.U?

El pasado 7 de diciembre, el Ministro de Justicia del Reino Unido, Kenneth Clarke anunció un plan de reformas en el sistema penitenciario, que incluye, entre otros propósitos, la entrada de empresas privadas en la gestión de los trabajos comunitarios a través de contratos de pago por resultado.

Otras medidas prevén 40 horas de trabajo semanales para los reclusos; “trabajos más duros” para los condenados a servicios comunitarios y mayor uso de los toques de queda. Estas medidas se proponen rebajar el número de presos en el Reino Unido, cifra que actualmente supera los 85.000 reclusos, así como los índices de reincidencia criminal. Pese a estas buenas intenciones, hay quien ve en estas reformas un intento de privatizar el servicio penitenciario del Reino Unido. De hecho, Kenneth Clarke defendió la privatización del British Rail a mediados de la década de 1990 durante su periodo como Ministro de Haciendo con el Gobierno de John Mayor.

Por esto y por otras medidas que ya han empezado a implementarse, parece que los temores ante la fiebre privatizadora del Ministro de Justicia del Reino Unido no son en vano. Existe un precedente cercano como es el plan de construcción y explotación por parte de la empresa de seguridad G4S (la misma que gestiona la seguridad durante las deportaciones en el Reino Unido), de 30 “suites de custodia”, con la intención de alquilarlas a las fuerzas de policía de todo el país.

Kenneth Clarke, Ministro de Justicia británico

Estas “suites” son construcciones prefabricadas integradas  por varias celdas y se ubicarán a las afueras de las ciudades o en las fronteras de las diferentes jurisdicciones del país. Este proyecto ya ha sido aprobado por el Ministerio del Interior y la Asociación de Jefes de Policía (ACPO).

No sólo los servicios de policía contarán con este tipo de “suites”, sino también la Agencia de Fronteras del Reino Unido está interesada en alquilar estas celdas. Según G4S, las fuerzas policiales se ahorrarán con este proyecto 400 millones de libras al año. Estas no serán las primeras instalaciones de este tipo empleadas en el Reino Unido. Desde el año 2003, en Lancashire, Sraffordshire y País de Gales del Sur ya se han venido explotando los servicios de este tipo de celdas en virtud a la Iniciativa de Financiación Privada (PFI).

Los detractores de estas medidas consideran que las empresas privadas de seguridad están tomando cada vez más el control de funciones tradicionalmente implementadas por el Estado y que los recortes presupuestarios abren la veda para que se privatice cualquier servicio antes público.

También recalcan que estas políticas con fines de lucro sólo conducirán a que más personas sean criminalizadas y retenidas en prisión preventiva, la lógica de “cuantos más clientes, más dinero”. La empresa G4S considera que podría cuadruplicar sus ingresos con las actividades policiales dentro de los próximos años, un negocio el de la seguridad que ya le reporta grandes beneficios ya que la empresas gestiona en el Reino Unido cuatro centros penitenciarios, tres centros de formación de seguridad y cuatro centros de detención de inmigrantes. Asimismo, apuntan que la privatización de las cárceles y centros de detención de inmigrantes en las últimas dos décadas ha conducido a un gran aumento del número de presos y detenidos por problemas de inmigración.

No sólo G4S está aprovechando la situación amparada por poderes públicos, las empresas de seguridad Reliance y Serco también están llevando a cabo proyectos para conseguir contratos. Por ejemplo, Reliance, consideró la construcción de instalaciones de custodia propias y la creación de equipos de investigadores privados, antiguos agentes de policía en su mayoría.

En este sentido, las empresas de seguridad están reclutando a ex agentes de policía, directores de prisiones y otros trabajadores del sector público con el fin de beneficiarse de sus conocimientos y contactos. G4S acaba de anunciar que el ex jefe del Servicio Nacional de Gestión de Delincuentes (NOM), Phil Wheatley, se unirá a su junta asesora a partir del mes próximo.

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*