Globo, Reino Unido

Shell, con poca seguridad

Esta compañía ha sido objeto de varias notificaciones de mejora, procesos y vetos en los últimos años, tal como está registrado en la base de datos del HSE. Y es, de todas las compañías británicas, la que tiene uno de los peores récords.

Gareth Barnes

El Mar del Norte es conocido por su belleza salvaje y sus reservas naturales que proveen de criaderos a muchas especies de aves.

Al mismo tiempo, esta plataforma marítima continental ha sido escenario de múltiples preocupaciones medioambientales en los últimos años, entre ellas la sobrepesca, la polución, la pesca de arrastre y los dragados.

El primer derrame de petróleo se detectó el 10 de agosto, pero no se hizo público hasta dos días después, cuando se estima que 216 toneladas, o 1.300 barriles de crudo, habían sido ya filtradas al Mar del Norte.

Una segunda filtración fue detectada en la plataforma de Gannet Alpha, ubicada en frente de la costa de Aberdeen. Escocia, sólo unos días después. Ésta fue menos grave y ocurrió tras haber controlado el primer vertido.

El Departamento de Energía y Cambio Climático británico (DECC) han confirmado que las dos válvulas de seguridad, fuente del derrame de petróleo, han sido selladas. Sin embargo, Shell está recibiendo fuertes críticas por los procedimientos utilizados para solucionar el incidente.

Se han hecho llamamientos a la compañía anglo alemana para que hagan públicas sus investigaciones tras recibir críticas de grupos medioambientales como Amigos de la Tierra y la Fundación Escocesa de la Flora y la Fauna.

El DECC y el Órgano Ejecutivo para Salud y Seguridad (HSE) están adelantando su propia investigación sobre el incidente y la Sociedad Real para la Protección de las Aves (RSPB) de Escocia está haciendo un llamado al gobierno británico para que reconsidere algunos de los contratos exteriores que se están estudiando, ya que invadirán el hábitat de frailecillos, alcatraces y gaviotas y pondrán en peligro zonas de reservas naturales protegidas, en el momento en que las compañías comiencen a realizar a gran escala la extracción de petróleo y de gas.

Stuart Housden, director de RSPB Escocia, expresó serias reservas por la falta de comunicación de Shell sobre los derrames de crudo tras no recibir respuesta a sus solicitudes de más información detallada.

Housden afirmó que los efectos del vertido no dependían necesariamente de su envergadura, e incluso un vertido pequeño podría poner en peligro a muchas aves del Mar del Norte, donde ya el número está disminuyendo.

El historial de Shell ha sido objeto de severos ataques por parte de del director del WWF Escocia, Richard Dixon, pues cree que la compañía ha estado recortando gastos par un mantenimiento que es esencial y no está dando prioridad a la seguridad.

Además cree que el grupo no hizo público el vertido hasta haber sido controlado. Shell ha recibido una serie de ultimátum de mejora, y órdenes judiciales y prohibición en los últimos años según las bases de datos del HSE además de tener uno de los peores historiales entre las compañías británicas.

Sólo en 2004, Shell ha sido denunciada cuatro veces, lo que ha obligado a la compañía a pagar casi 1 millón de libras en multas y costos legales. En 2007, relacionado con la planta petrolífera de Dunlin Alpha en la costa de Shetland, el HSE acusó a la compañía de fallar a la hora de informar sobre sucesos peligrosos “de la manera más rápida factible”.

Mientras el brillo del crudo se ha dispersado, el pobre historial de seguridad de Shell en la zona ha sido denunciado por el Sunday Herald de Escocia tras haber quebrantado reglas de seguridad 25 veces en los últimos seis años.

Los constantes fallos a la hora de conservar los oleoductos puede haber sido la causa del vertido en Gannet Alpha. Además, a día de hoy, Shell tiene el peor historial de las grandes compañías petrolíferas: en 2009 y 2010 la compañía tuvo siete vertidos en diferentes plataformas, siendo casi todos en la plataforma de Brent Charlie.

El HSE señaló que su base de datos de avisos de cumplimiento no está pensada como una tabla de clasificación de las medidas de seguridad sino que éstas han de ser acordes al número de faltas de cada compañía.

Según Shell, el primer vertido se solucionó rápidamente, pero el segundo fue más difícil de detectar. La fuente de ambos vertidos fue la misma y sólo se estaban vertiendo dos barriles diarios de la válvula de seguridad al mar comparado con los más de mil que se vertieron en los primeros días del incidente.

Organizaciones conservacionistas como Marine y WWF continúan monitorizando las aguas tras el fluido de más de 200 toneladas de petróleo en el Mar del Norte, que según la guarda costera de Marine han dejado cubierta de brillo un área de casi siete millas cuadradas.

Para asegurar las corrientes marinas del fondo marino, se han instalado 24 alfombras de hormigón y la Real Dutch Shell tiene tres buques preparados con dispersantes.

Sin embargo el director técnico para la exploración y actividades de producción en Europa de Shell, Glen Cayley, dijo que el proceso de limpieza del petróleo residual de las corrientes marinas llevará tiempo.

De acuerdo con la información de Shell sobre el incidente del 19 de agosto, todavía no ha habido ningún impacto significativo al medioambiente.

La última vez que hubo un vertido de crudo importante en costas británicas fue en Enero de 1993 cuando el petrolero Liberiano MV Braer encalló en Shetland. Sólo un 1% de las 85.000 toneladas de crudo que transportaba el petrolero llegó a tierra debido a condiciones meteorológicas adversas que se llevaron casi la totalidad del vertido mar adentro. Aún así, marcó el peor desastre medioambiental de la zona.

Fue en 1973 cuando se encontró por primera vez petróleo en el campo de Gannet y la plataforma de Gannet Alpha era dirigida conjuntamente con la unidad británica Exxon Mobil, Esso.

Entre enero y abril de este año, fuentes informan de que  la plataforma de Gannet Alpha ha producido alrededor de 13.500 barriles de petróleo al día.

(Traducido por Alberto Gómez – Email: a.gomez@my.westminster.ac.uk)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*