Globo, Latinoamérica

Turismo cubano: virtudes y expectativas


En medio de una situación económica cambiante que impacta hoy en muchos sentidos, especialmente en los países pobres, el turismo es para Cuba una herramienta útil que toma en cuenta las estrategias ambientales.

Roberto F. Campos

Hasta ahora, los aumentos y desequilibrios en los precios del combustible, y por lo tanto el coste de los pasajes de avión, tienen gran influencia en el mundo moderno y especialmente en el Caribe.

Sin embargo, las autoridades cubanas de turismo han mostrado su optimismo en varias ocasiones, hasta el punto de intentar cerrar el 2011 con el recibimiento de 2,7 millones de viajeros, principalmente de Europa y Canadá.

Un reciente informe de la Oficina Nacional de Estadística (ONE) muestra indicios de una espiral de crecimiento en la industria, frente a las desventajas de la crisis económica mundial y sus influencias.

La ONE informa de que 209.640 turistas internacionales llegaron a Cuba el pasado julio, lo que significa un crecimiento interanual del 1,6 por ciento, una cifra que mantiene con una sonrisa a los especialistas.

La misma fuente informó de más de 1.747.510 llegadas de enero a julio, un 9,5 por ciento respecto al mismo periodo de 2010.

Los principales mercados son Canadá, Rusia, Argentina, Reino Unido, Chile y Francia. Se muestra una evidente mejora con América Latina entre los más interesados ​​en pasar unas vacaciones en la isla, y por lo tanto, reforzar los ya alentadores datos de crecimiento en el sector.

Las autoridades, por ejemplo, ven muy favorable el aumento de Argentina, que en lo que va de año hasta agosto, ha acumulado 52.000 visitantes, según consta en Buenos Aires por Luis Aguilera, director de la Oficina de Información y Promoción Turística de Cuba para el Cono Sur.

Los argentinos pasaron de 37.922 visitantes en 2007 a 47.657 un año después y 48.518 en 2009, mientras que el año pasado su número ascendía a 58.604. Una buena señal para las esperanzas de un crecimiento continuado de las autoridades.

Y todo parece indicar que la estrategia ambiental, y la variedad en la oferta, tienen mucho que ver con el crecimiento del turismo de diferentes nacionalidades.

Naturaleza, cultura, historia, conferencias, eventos y estimulantes excursiones son sólo algunas de las variantes que se suman a los atractivos de sol y playa o que incluso compiten con ellos.

Otro elemento a considerar en esta espiral de crecimiento es la campaña publicitaria llamada Auténtica Cuba, que en su última versión se extendió hasta Hong Kong, China, durante la Feria Internacional de Turismo de esa ciudad.

La directora de la Oficina del Ministerio de Turismo (Mintur) en China, Elizabeth Vele, dijo entonces que entre los atractivos de la isla se encuentran la calidad y la seguridad garantizadas, además de los tradicionales programas de sol y playa, como pilares de la industria del país.

Cuba tiene más de 50.000 habitaciones de hotel repartidas en unos 300 establecimientos que se encuentran principalmente en ocho regiones de desarrollo turístico, y cada día crece por parte de los viajeros la aceptación para este destino.

(Traducido por: Carlos Márquez – E-mail: xe.thamenos@hotmail.com)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*