En Foco, Ludoteka, Opinión, Vida de hoy

El software libre: solidaridad, ética, unión y libertad

La mayoría de plataformas informáticas utilizadas actualmente, como Linux, Open Office o Android, están programadas en código abierto. Y es así gracias al esfuerzo cooperativo de algunos programadores que han decidido romper las reglas de propiedad y fomentar la libre expresión en el mundo informático.  Y la ética._

 

Lluis Andreu Oliver Obrador


En el reportaje “El Código Linux”, Richard Matthew Stallman, fundador del término software libre señala que “Hay muchos puntos en común entre un programa informático y una receta de cocina, todos siguen unas pautas para llegar a un resultado final. Si a usted le ha gustado cómo ha quedado su plato, puede que decida compartir la receta con sus amigos y si algún día mejora ese plato informará a los amigos de esta variación”.

A veces cuando se oye hablar de software libre se asocia este término directamente a plataformas bien conocidas como Linux y Open Office, sin saber qué se esconde detrás de estas plataformas.

El software libre, o free software en inglés, no se limita a unos cuantos programas gratuitos y de libre uso.

No, dicho sistema se basa en la libertad del usuario de ejecutar, compartir y cambiar el código, para así mejorar un programa informático o plataforma digital.

Claro, no hay que suponer que el término software libre signifique software gratuito, ya que el programa puede ser comercializado, pero hay que entenderlo como una forma de expresión libre.

Libre para el usuario y para el programador, ya que cualquiera puede modificarlo para su propio uso y lanzarlo de nuevo a la red. Lo realmente importante es que no hay ningún tipo de norma al respecto, excepto tres reglas básicas  que aplican al software libre: libertad de uso, adaptación a las necesidades, mejora y libre redistribución de tales mejoras.

Lo cierto es que el software libre es un ejemplo de cooperación, de trabajo colectivo y de mutuo aprendizaje. Y el hecho de tener la libertad para crear y compartir es un comportamiento ético y social que realza los valores humanos y que hace al usuario libre.

Por la libre expresión

El término software libre no apareció hasta la década de los ochenta y fue el informático Richard Matthew Stallman quién acuñó el nombre.

Hasta ese momento toda la comunidad informática y los ordenadores funcionaban con software de propiedad. El código de este pertenecía a la empresa que lo había generado y nadie podía acceder a él ni modificarlo.

La razón era puramente comercial y era parte de la estrategia de muchas empresas. El caso es que el usuario y el programador estaban limitados a un producto de código cerrado con las limitaciones que comporta: no se podía compartir ni modificar y causaba problemas con algunos periféricos que no pertenecían a la misma compañía.

Pronto apareció el código abierto y se fundó el Free Software Fundation (FSF). La aparición de este sistema libre era cuestión de tiempo ya que desde el inicio de Internet, herramienta gratuita y de dominio público, los valores humanos en el ámbito de la informática habían cambiado y la gente había cambiado su conducta hacia un modelo de cooperación e intercambio de datos.

El copyleft terminó sellando el proyecto del software libre. Éste, inventado por el propio Stallman, se basa en la capacidad de otorgar libertad a los usuarios así como impedir la apropiación de este código libre. Establecidas las bases de este modelo, programadores de todo el mundo empezaron a crear y compartir sus obras libremente.

Linux y GNU, los primeros

Los proyectos y plataformas de software libre más conocidos hasta el momento son el GNU (GPL) y Linux. GNU, creado por Stallman, es el primer sistema operativo libre y de acceso público bajo la licencia GPL (GNU Public License).

Pero solamente hasta el 1991 Linux aparece en el ámbito informático de la mano de un estudiante sueco llamado Linus Torvalds.

Con la cooperación de GNU y el propio Linus aparece este potente y conocido sistema operativo libre y público que pronto competirá con el gigante de Microsoft. Linux se convierte rápido en un sistema de vida y una ideología para los informáticos ansiosos de libertad de código.

Estos ven la libertad que implica trabajar en un sistema operativo público sin las restricciones de las plataformas privadas. Hoy en día, la mayoría de servidores de Internet funcionan con este sistema operativo haciendo de la red una plataforma mucho más pública.

El Open Source no aparece hasta el 1997 gracias a Eric Raymond y los usuarios del software libre, prometiendo un software de código abierto, mucho más elaborado y en constante evolución.  La idea es la misma, los usuarios pueden consultar, modificar y redistribuir el código fuente de un programa.

El software libre ha ido ocupando poco a poco el espacio informático y su presencia ya es más que notable. Ya en 1999 Microsoft anunció que Linux vendía más que Windows en las grandes superficies.

Muchos usuarios no están al día de la cantidad de programas que emplean y están programados con un código abierto. Ya no sólo se limita al ámbito de las computadoras, sino que todos los usuarios que tenemos dispositivos móviles con un sistema operativo Android de Google estamos utilizando una plataforma creada con software libre.

Google, la plataforma más usada para los internautas, utiliza un código abierto basado en GNU/Linux. Wikipedia, por otro lado, es un ejemplo a destacar si hablamos de código libre y cooperación. Más que una enciclopedia online, Wikipedia es el resultado del trabajo de miles de usuarios para acumular un conocimiento que pueda ser consultado por cualquiera. Esta plataforma es uno de los precedentes de la Web 2.0, un sistema democrático y participativo basado en las ideologías del software libre.

Los CMS (Content Manager Sistem) como Drupal, WordPress o Joomla, todos ellos de código libre, se utilizan hoy sobretodo para la creación de páginas web. La posibilidad del usuario de obtener un programa ya diseñado, gratuito y de código libre y convertirlo en la web de la propia empresa sin mucho esfuerzo ha agilizado la introducción de muchos negocios en la red.

Open Office es uno de los programas ofimáticos más conocidos de código libre, pero no el único. Este fue adquirido en 1999 por Sun Microsistems para competir con el famoso Microsoft Office, privado y no gratuito.

El usuario es el primer beneficiario del código abierto ya que la mayoría de estos programas son gratuitos y son actualizados periódicamente por voluntarios, pero no hay que olvidar que es gracias al trabajo colectivo de muchos programadores y sus valores éticos que el software libre y público es posible.

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*