Multicultura, Perfiles

Mehmet Çakir: “Los salarios altos no cubre los gastos diarios”

Este joven búlgaro llegó a la capital británica hace 4 meses buscando un mejor futuro.


Javier Duque


A finales de enero aterrizó en Londres procedente de Estambul, ciudad a la que se trasladó junto a sus padres a los pocos meses de nacer.

Sus padres emigraron de Bulgaria a Turquía con el mismo fin, según Çakir, que todo inmigrante: “Buscar un trabajo y una vida mejor”.

Por tanto Mehmet puede considerarse casi turco ya que ha vivido allí durante sus 22 años de vida hasta que decidió venir al Reino Unido. “Acabé mi carrera de Publicidad, estuve en una empresa unos meses haciendo el training y entonces vi que llegaba el momento”.

No tuvo problema ninguno para entrar en el país ya que es europeo y posee el pasaporte búlgaro aunque para trabajar necesitó el permiso de su empleador, requisito necesario para los ciudadanos búlgaros.

Pero su jefe, propietario de la cafetería en la que trabaja, le ayudó con el tema del papeleo ya que Çakir domina el idioma y tiene experiencia previa.

Una experiencia en hostelería que adquirió en los Estados Unidos, donde pasó los veranos de 2008, 2009 y 2010 en Nueva Jersey, Wisconsin y Nueva York respectivamente. “Fueron unos veranos que me sirvieron para llegar a dominar el inglés y descubrir el país. Muy caro, por cierto”.

Además, el joven búlgaro también practicó el idioma en su universidad de Estambul, la Kadir Has. Es una universidad privada donde las clases son en inglés.

Aunque afirma que muchas veces se dan las lecciones en turco porque algunos alumnos no entienden y se lo piden al profesor. Pero cuando hay algún estudiante Erasmus en el aula, la clase sí se desarrolla en inglés.

Un tipo de estudiante, el Erasmus, que él también ha sido. Estuvo el pasado año 6 meses en una pequeña ciudad holandesa en la que lo que más le llamó la atención fue la poca gente que vivía en ella y la alta calidad de vida.

Adaptación

El desarrollo de Londres en comparación con Estambul es grande. Pero el bullicio de gente, asegura Mehmet, es casi el mismo. Ambas ciudades cuentan con más de 10 millones de habitantes.

Lo de los inmigrantes sí ha sido un gran cambio para él. En Estambul comenta que no hay muchos inmigrantes. Si bien el año pasado empezaron a llegar algunos procedentes de Irán, Irak y Siria. “Aquí en Londres hay gente de todas partes del mundo. Sin duda, se nota que hay trabajo”.

Mehmet, pese a todo, se encuentra bien ya que en su piso hay “buen ambiente” y una relación excelente entre todos los inquilinos. Además, se ha reencontrado con algunos amigos que estuvieron con él en Holanda.

En cuanto a los salarios, también es algo con lo que se muestra sorprendido. Considera que son muy altos en comparación con Turquía pero no se le queda en mucho tras pagar el alquiler y el transporte. Aún así, comenta, “ganar cerca de £1000 por trabajar en una cafetería es perfecto”.

Sus planes de futuro no los tiene aún muy claros. No obstante cree que acabará haciendo un Máster en otro país, el cual seguramente sea Holanda porque allí ha visto que son más baratos.

Donde tiene casi descartado hacerlo es aquí porque cuestan mucho dinero. Y si bien dice que ha oído algo sobre que es posible pedir un préstamo, él lo descarta ya que no quiere estar el resto de su vida debiendo dinero.

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*