Globo, Reino Unido

Crece el racismo en Grecia

Los expertos señalan que el desgobierno griego y la profunda crisis económica del país podrían provocar un ascenso del partido xenófobo y racista Amanecer Dorado en las próximas elecciones, que ya tiene 21 representantes en el parlamento griego.


_

Miriam Valero


“Todos los problemas de Grecia son culpa de los inmigrantes. Son parásitos y criminales. Cuando gobernemos, los deportaremos y blindaremos las fronteras con minas y vallas electrificadas”. “Grecia para los griegos. Fuera los extranjeros”.

Estas racistas palabras no han sido pronunciadas por ningún grupo minoritario xenofobo en alguna reunión con sus seguidores.

Estas frases han sido pronunciadas por el portavoz de un partido del parlamento griego, el neofascista Amanecer Dorado que en las pasadas elecciones celebradas en el país en mayo consiguió que el 7% de los griegos le votasen y sentó en el parlamento a 21 diputados.

Los integrantes de Amanecer Dorado se dicen hola con el tradicional saludo fascista. Y no solo en privado, ya que su líder lo realizó una vez en público siendo político en 2011. Asimismo, el partido no admite a nadie que no tenga sangre griega o aria en su formación ya que consideran que los griegos ostentan una superioridad racial.

Las caras visibles del discurso racista del partido son su número uno, Nikos Michaloliakos, un exmilitar de las fuerzas especiales que ha sido encarcelado por desarrollar actividades violentas como lanzar explosivos en manifestaciones o herir a  periodistas, y su portavoz, Ilyas Panayotaros.

El partido fue fundado en los años 80 por un grupo de extrema derecha, encabezado por Michaloliakos, que inició la publicación de la revista nazi “Chrysi Avgi”, Amanecer Dorado en griego, el mismo nombre que finalmente adoptaría el partido cuando fue legalizado en los años 90.

Tras un breve periodo de desaparición de la escena política, en 2007 el partido regreso auspiciado por los terrores de la crisis económica, uno de los entornos más fructíferos para la propagación de su discurso xenófobo.

Primero, consiguió el 5% de los votos en las elecciones municipales de Atenas. Después, los 21 escaños en el Parlamento en las últimas elecciones.

Discurso racista

Amanecer Dorado se define como nacionalsocialista con una frontal oposición a la inmigración ya que la considera la única responsable del incremento de la criminalidad y de las malas condiciones de vida en el país.

En cuanto a sus políticas, el partido no apoya el rescate internacional ni el euro porque, aseguran, no quieren seguir las ordenes de Europa. Desean volver a su antigua moneda, el Dracma, y reconquistar la parte griega de Macedonia y Chipre.

Así, con un discurso muy similar al del nazismo, el partido asegura que “hay que fomentar la procreación de niños griegos, a la vez que se debe impedir la descendencia de los extranjeros. No a los matrimonios mixtos entre blancos y no-blancos, no al aborto, que llevan a nuestra nación a su muerte racial”, afirman.

Desde su vuelta a la política, Amanecer Dorado se centra en señalar a las minorías del país como las culpables de la decadencia nacional. Principalmente, las víctimas de su propaganda fascista son los inmigrantes, a los que llegan a llamar “escoria humana” y les acusan de invadir Grecia y “para quitarles el trabajo”.

Sin embargo, no son la única diana del partido. En las últimas semanas también han atacado verbalmente a otros grupos como los homosexuales.

Así, en una reciente visita del partido al barrio gay de Gazi en Atenas, sus representantes dijeron a la comunidad que “Después de los inmigrantes, sois los siguientes” y repartieron panfletos nazis entre los vecinos.

Otro de los objetivos del partido son los medios de comunicación. En esta línea, en una rueda de prensa del líder del partido, sus acompañantes instaron a los periodistas a levantarse de sus asientos para mostrar respeto ante Michaloliakos. “¡Levantaos, levantaos!, ¡Mostrad vuestros respetos! Quien no quiera eso que se vaya” dijeron a los periodistas. La indignación hizo a algunos marcharse.

Junto a todos estos ataques verbales, sobre el partido sobrevuelan sospechas de no sólo agredir con palabras a los grupos que consideran minoritarios, sino hacerlo también físicamente en grupo. Asociaciones han acusado al partido de mantener pelotones armados en el centro de Atenas para actuar contra los inmigrantes.

Las próximas elecciones

Ante la imposibilidad de formar gobierno, Grecia ha vuelto a convocar elecciones para el próximo 17 de junio.

La mayoría de los analistas vaticinan para entonces un ascenso del partido que ha encontrado, como en épocas pasadas, en el miedo su mejor aliado para la difusión de su propaganda.

Según los expertos, la profunda crisis económica y social, así como la no existencia de un gobierno sólido en el país han hecho que trabajadores y clases medias angustiadas hayan encontrado un refugio en el discurso racista de Michaloliakos.

“Temednos que ya hemos llegado”, sentenció Michaloliakos tras ganar el apoyo de los griegos en los últimos comicios. En las próximos elecciones del 17 de junio, los griegos dirán si toleran o no esa llegada.

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*