Multicultura, Perfiles

Miguel Ángel Mateos: “Londres es la ciudad de las oportunidades”

Este español de 24 años llego a finales del pasado año a la capital inglesa con ganas de ampliar sus conocimientos.


_

Javier Duque


Tras licenciarse en Publicidad y Relaciones Públicas por la Universidad Pontificia de Salamanca, Miguel Ángel Mateos estuvo buscando – aunque reconoce que no con demasiado esmero – algún tipo de prácticas o trabajo que le permitiese iniciar su carrera profesional.

Pero con lo que encontró, unido a la situación actual que vive el país español en el que los jóvenes no tienen expectativas, decidió partir dirección a la capital inglesa, lugar en el que no había estado previamente y ello le hizo también decidirse: “Las ganas de conocer una nueva ciudad, y en este caso tan importante como Londres, me ayudó a tomar la decisión”.

Llegó el 11 de diciembre ya con el piso arreglado: un amigo suyo que ya estaba en Londres le había buscado habitación. “Fue algo muy cómodo. Si bien me idea era otra”, comenta.

Esa otra idea a la que se refiere era el de vivir con gente extranjera para así hablar inglés la mayor cantidad de tiempo posible. Pero la situación con la que se encontró fue otra. En su piso viven 6 personas y todas son españolas.

“La mejor manera de aprender un idioma es yéndote al país y empapándote de su cultura”, afirma Miguel Ángel. Aunque reconoce que mejora lentamente debido a que en casa no practica.

Donde sí lo práctica es en su trabajo: en una cafetería. “Londres es la ciudad de las oportunidades. Yo, con un muy bajo nivel de inglés, conseguí trabajo. No creo que nadie que vaya a España sin saber español a buscar un trabajo, pueda encontrarlo”, piensa Mateos.

No obstante, antes de encontrar su actual trabajo, este español estuvo en un primer momento dejando currículos por distintas tiendas y restaurantes.

Asimismo, echaba currículos online en aquellas tiendas donde pensaba que tendría menos problemas con el idioma.

Aunque el primer trabajo que realizó en Londres fue el que consiguió a través de una agencia de trabajo temporal.”No me garantizaban trabajos a jornada completa pero sí algo que me permitía obtener un poco dinero. Empujar muebles es lo que hacía. Y no estaba mal. Además me servía para hacer ejercicio”.

Nueva ciudad

Lo que más llamó la atención a Miguel Ángel de Londres es la mezcla de culturas. Le parece admirable que pueda vivir en una ciudad con gente de todas partes del mundo.

Piensa que se ha adaptado a la ciudad porque se mueve ya sin problemas y ya es capaz de mantenerse por sí mismo y sin la ayuda económica de sus padres.

Si bien cree que no es una ciudad con mucha calidad de vida. “Demasiado cara en cuestión de alquileres, transportes, muy estresante, mucha contaminación… Creo que hay más calidad de vida en España aunque ahora mismo no haya trabajo”, opina el joven.

Ha vivido algún episodio raro con los ingleses. Afirma que en el trabajo, cuando los propios ingleses se dan cuenta de que extranjero, algunos cambian su comportamiento a una actitud extraña y le tratan de una manera rara.

Mirando adelante, Miguel Ángel tiene decidido marcharse a España el 15 de agosto al menos durante 3 semanas y luego ya decidirá si volver o no. “No sé si buscar trabajo de lo mío en España y empezar allí mi carrera profesional. O si volver aquí…”, expresa con dudas.

“Soy consciente de que si me voy el 15 de agosto me habré ido sin cumplir mi objetivo: aprender inglés. Es por ello que quizás vuelva. No lo sé. Pero echo de menos sobre todo el clima, el estilo de vida, los amigos… el sentir que estoy en mi país”, sentencia.

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*