Derechos Humanos, Globo, Latinoamérica, Politika

Cajamarca y Perú: Agresión policíaca contra defensoras de derechos humanos

El ataque se produjo el pasado 21 de junio mientras intentaban proteger a unos detenidos de Cajamarca.

_

Ese día un grupo de policías golpearon a la abogada Amparo Abanto, de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH), y a la comisionada Genoveva Gómez, abogada de la Defensoría del Pueblo, mientras intentaban defender los derechos de unos detenidos en la Primera Comisaría de Cajamarca (Perú) .

Las dos abogadas fueron víctimas de tirones de los cabellos, arrastradas por el suelo, golpeadas y vejadas. Estas agresiones han producido a ambas contusiones y hematomas corporales.

Según ha detallado la CNDDHH en un comunicado, los hechos ocurrieron en la noche del citado día después de que las abogadas acudieran a la comisaría para preguntar por siete detenidos, relacionados con el conflicto social por el Proyecto Conga, que fueron llevados por los policías a un cuarto en la parte posterior de la comisaría.

Al escuchar que los detenidos eran golpeados en el interior del cuarto – continúa explicando el texto –  Gómez y Abanto, junto a un representante del Colegio de Abogados, intentaron evitar que la policía prosiguiera con las agresiones.

Esto provoco el inició del ataque de policías contra las dos mujeres dentro de la misma comisaría, hasta que las echaron del local.

Ante estos hechos, las abogadas y el comisionado Agustín Cavero acudieron a reclamar ante uno de los coroneles por las agresiones recibidas.

Sin embargo, el oficial en vez de defenderlos, les culpabilizó de los hechos ocurridos y les inculpó por no llevar los chalecos que los identificaban como miembros de la Coordinadora de Derechos Humanos. Aunque según ha detallado la CNDDHH una de ellas si que lo vestía.

Según prosigue el organismo, “esta situación de echarles la culpa a las víctimas es una constante en casos de feminicidio y el mismo prejuicio persiste cuando se trata de dos funcionarias mujeres que preguntan por detenidos golpeados”.

Después de lo ocurrido, la CNDDHH ha presentado una denunciado por agresión y abuso de autoridad y ha hecho público su “malestar e indignación por el trato que la Policía Nacional del Perú, le ha dado a dos representantes de instituciones prestigiosas del Estado y de la sociedad civil”.

Por ello, han pedido una investigación de los hechos al Ministerio Público y al Ministerio del Interior para imponer las sanciones correspondientes a los agresores y han iniciado una campaña de recogida de firmas.

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*