Los nuestros, Multicultura

Ximena Córdova: “Nuestra propia diversidad es un tema complicado”

Esta investigadora de Bolivia llegó a Reino Unido hace 14 años. Estar fuera de su país, despertó el interés por sus raíces y le ha hecho convertirse en estudiosa de las identidades latinoamericanas. En concreto, es experta en el Carnaval Andino de Oruro.

_

Miriam Valero


Ximena Córdova nació hace 36 años. Aunque es natural de este país latinoamericano  a muy temprana edad se trasladó a Venezuela, lugar donde se crió.

Ya de adulta, Córdova salió del continente y ha vivido en diferentes países de Europa hasta que hace 14 años decidió instalarse en Reino Unido.

La distancia que la separa de su país hizo que Córdova reflexionara sobre quién era ella y qué significaba ser boliviana, y para conocer sus raíces, comenzó un viaje que le ha permitido estudiar las identidades latinoamericanas, hasta convertirse en experta y doctora en una de las tradiciones más importantes de su tierra: el Carnaval de Oruro, considerado Patrimonio Intangible de la Humanidad por la Unesco.

En su conversación con The Prisma, Ximena relata desde Newcastle cómo descubrió sus orígenes y cómo le acogió esta ciudad en la que lleva viviendo ya casi 15 años.

¿Por qué decidió estudiar el Carnaval de Oruro?

Despertó en mi interés porque es una explosión de humanidad. Tenemos la idea del carnaval como una gran fiesta, como un lugar para gozar, pero hay otros elementos muy importantes de esta festividad como los sentimientos de comunidad o de memoria histórica colectiva.

Estudiarlo significa descubrir, por ejemplo, cómo era Bolivia antes y por qué somos latinoamericanos.

En mi país hay mucho apego hacia las costumbres autóctonas y ha guardado tesoros de las regiones andinas. Por ejemplo, ahora la gente se ha dado cuenta de que el sistema capitalista tiene sus desventajas y frente a ello, los indígenas de estas regiones nos han hablado siempre de acercarse al individuo, de cuidar los elementos.

Usted regresó a su país para vivir la festividad como parte del trabajo de campo de su doctorado. ¿Qué sentimientos le generó volver?

Fue un viaje emotivo, que me ha hecho sentir el espíritu boliviano, el lenguaje del carnaval y los símbolos humanos universales que representa como la comida o la danza.

En el carnaval los ciudadanos se quitan las máscaras, los discursos oficiales, se relajan, comen, coquetean, la naturaleza de cada persona sale a relucir.

¿Algo en especial?

Tuve la oportunidad de experimentarlo con una de las comparsas más antiguas de Oruro, la Unión de Matarifes, la denominada agrupación de los carniceros “mañasos” que se calcula que nació en 1904 y que es de las primeras en bailar “La diablada” (una de las danzas más tradicionales y antiguas del carnaval de los más de 18 tipos diferentes que se bailan en la festividad).

Viví cómo se unen en ellas personas de todas las generaciones, niños, ancianos también personas de todas las clases sociales. Ellos me enseñaron a bailar y me ayudaron a confeccionar mi traje de China Supai, la denominada novia del diablo. Este es uno de los personajes del carnaval entre otros muchos como los diablos o los osos. Oruro fue un centro minero muy importante durante el siglo pasado, en la época colonial. Mucha gente del campo acudió a trabajar a las minas. Y en estos viajes se comenzó a organizar el carnaval y las procesiones en honor de divinidades mineras.

¿Qué valores aporta al mundo moderno?

Puede enseñar valores como el agradecimiento y la reciprocidad en un mundo en el que estamos acostumbrados a recibir y cuando no lo hacemos nos quejamos. Nos enseña, además, a dar gracias por el bienestar que recibimos.

En su aspecto más religioso, en el carnaval se tiene que hacer una promesa a la Virgen, diciéndole que participaras tres años y que te comportaras como “un buen cristiano”.

Hablando de su experiencia migratoria, ¿cómo fue la llegada a Reino Unido?

Vine por alguien y cuando eso termino, me quedé. Tenía la ventaja de hablar el idioma, así que pude hacerme camino y encontrar trabajo haciendo de todo hasta que comencé los estudios. Mis dos hijos son británicos, y la verdad eso nunca lo habría anticipado.

¿Cómo valora su experiencia de vida en este país?

Ha sido como una universidad. Muy educadora y muy rica en contactos y amigos. He podido viajar a lugares muy lejanos que desde mi país habría sido solo un sueño y conocer otras culturas. También entender un poco más quién yo soy, de donde vengo, y como puedo aportar algo.

¿Es Inglaterra un país multicultural?

Las ciudades grandes sí son multiculturales, pero no todo el país. Vivo en Newcastle, y la multiculturalidad no está tan extendida. Pero aquí la gente es generosa, y tienen una cultura propia con su identidad y sus tradiciones.

¿Cómo ve la convivencia entre la comunidad británica y la latinoamericana?

Yo personalmente nunca he sido objeto de ofensas graves, pero conozco gente que si. Creo que aquí la gente es tolerante con las diferencias. Me gusta mucho la disciplina de trabajo de esta cultura, y muchas otras cosas. La comunidad latina y la británica ahora viven un buen momento. Hay respeto mutuo y ganas de aprender la una de la otra.

A los latinos la riqueza de nuestros bailes y la música nos han permitido expresar algo de nuestras culturas en el país.

Pero el alcance del baile es limitado y lo latino va mucho más allá. Esto también a veces ayuda a crear estereotipos que pueden ir en nuestra contra.

Hasta hace no mucho no éramos muy visibles porque de alguna manera nos habíamos diluido entre los británicos, pero ahora sí se siente que los latinos tienen su organización y sus preferencias de vida. Y al mismo tiempo esto nos hace tener que empezar a plantearnos cuales son esas preferencias grupales. Nuestra propia diversidad es un tema complicado, así como yo ando siempre debatiendo conmigo misma sobre mi identidad y tanto más después de estar tantos años aquí.

Mis hijos vivirán esa multiculturalidad más seriamente, porque ellos sí son de aquí, su formación casera es de Latinoamérica, y en la escuela comparten con niños de todo el mundo.

Ellos, en el futuro, nos darán la cátedra al respecto.

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*