Derechos Humanos, Globo, Movimiento, Politika, Reino Unido, Sindicatos, Trabajadores

Ofensiva desde Londres contra ataques a Gaza

Los últimos episodios de violencia en la Franja de Gaza han impulsado en Londres a un grupo que pide el boicot a los productos exportados desde el  país hebreo.


La destrucción y la tragedia del Conflicto árabe-israelí, o viceversa, continúan protagonizando la actualidad de Oriente Medio. El enfrentamiento, que divide a la comunidad internacional,  ha dejado imágenes de desolación y muerte en la Franja de Gaza desde hace años.

Entre los últimos hechos destaca el ataque aéreo protagonizado por el ejército israelí sobre la zona de disputa hace unas semanas y que ha dejado a su paso un calvario de víctimas, entre ellas, mujeres y niños.  Las cifras de diferentes medios de comunicación apuntan que se produjeron 145 muertos y más de 950 heridos.

El inicio de esta disputa hay que buscarlo en 1948, cuando el Líbano, Egipto, Irak, Jordania y Siria declaran la guerra al recién creado Estado de Israel. La Franja de Gaza se convertirá en la tierra de unos refugiados palestinos que buscan allí la salvación del conflicto abierto, y sería posteriormente ocupada por el Gobierno hebreo.

Aunque prometió abandonar la zona, por el momento controla gran parte de las fronteras, manteniendo a los ciudadanos aislados y dependientes de la ayuda internacional. Este bloqueo ha generado una gran tensión desde 2005, que ha venido acompañado de violencia.

El último intento fallido de encontrar la paz para este rincón del mundo fue en 2010, pero las negociaciones no tuvieron éxito.

Desde Londres y, como muestra de rechazo, se ha organizado una iniciativa bajo el nombre ‘End the siege of Gaza – Victory to the Intifada! Picket M&S’. Se trata de hacer una llamada a los residentes en Reino Unido para que dejen de comprar los productos de procedencia israelí y que se venden en una conocida cadena de supermercados de Gran Bretaña.

Según los organizadores, se trata de una medida “solidaria con el pueblo palestino, afectado por el asedio y el bombardeo que ha protagonizado el ejército israelita”. Entre los productos que se rechazan son las uvas, higos, ciruelas, dátiles, hierbas frescas, patatas y patatas dulces que importa la empresa Carmel Agrexco. Además de los textiles gestionados por Delta Galil y que proceden de Israel.

Dicen que estos productos  “llegan desde el territorio ocupado ilegalmente” y hay constancia, como publicó The Guardian, que se comercializan desde 2004. Desde los supermercados se ha negado en repetidas ocasiones que esto no es cierto.

Para más información: http://www.revolutionarycommunist.org/index.php/campaigns/palestine-campaign/1353-marks-and-spencer-ally-of-israel

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*