Globo, Latinoamérica

Perú: DNI, un papel necesario para que la gente ‘exista’

El 10% de los menores de edad en Perú no posee la tarjeta de identificación nacional. Además, numerosas personas con discapacidades intelectuales o psicosociales son privadas de ella.


The Prisma

Al nacer, el niño forma parte de la familia, pero el gobierno es ajeno a su nacimiento. Si no se registra, su vida se desarrolla al margen de un sistema político que no le reconoce. Por ende, queda expuesto a la explotación laboral, la violencia sexual o al secuestro.

Son, en otras palabras, invisibles para la sociedad y privados de un gran número de derechos sociales, civiles y legales: Derecho a ir a la escuela, acceder Seguro Integral de Salud (SIS) o, entre otros, el derecho a la identidad.

La mayoría de la población que no dispone de la tarjeta de identificación nacional (DNI) se sitúa en las comunidades rurales o indígenas por lo que su situación de exclusión social se agrava.

Asimismo, más de dos millones de personas que en su día cursaron el DNI lo tienen caducado por lo que, a instancias del Estado, tienen “una muerte civil”.

La entidad social Latin American Foundation for the Future (LAFF), a través de los proyectos que lleva a cabo en Cusco, ha constatado esta realidad. Para ellos, la falta de documentación es “una de las cuestiones sociales más prevalentes que afectan a Perú”.

En su opinión, esa carencia se debe “principalmente a razones económicas” pues la mayoría de la población que vive en la pobreza extrema “no puede pagar los 24 soles (menos de 6 libras) para su registro”.

También sitúan el problema en el idioma y la educación. De acuerdo al Censo Nacional de 2007, el 16% (más de cuatro millones de habitantes) aprendió a hablar en una lengua originaria ­– quechua y aymara mayoritariamente- y, las comunidades que no viven en la zona urbana, no tienen conocimiento del español.

A ello hay que sumar el alto analfabetismo de las zonas rurales. Según El Programa Nacional de Movilización por la Alfabetización (Pronama) la cifra de analfabetismo se sitúa en un 7,1%. De ella, el 75% son mujeres (975.000).

Para la entidad, estos factores han sido un obstáculo para tramitar del DNI en las comunidades rurales e indígenas pero también “la falta de educación en la importancia del documento de las autoridades”.

Según el Marco Macroeconómico Multianual 2011-2013, en el 2009, el 95.5% de la población mayor de 18 años contaba con su DNI. Esto quiere decir que – a esa fecha – existían cerca de 830.000 peruanos “invisibles”.

Con el objetivo de cerrar la brecha entre los que cuentan con DNI y los que no, el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec) inició en 2003 una campaña para otorgar documento de identidad a los 407.293 niños que tenían partida de nacimiento.

Share it / Compartir:

Comments are closed.