Cultura, En escena

El otro Hamlet

William y Tommy Jessop luchan por lograr que el documental de la obra protagonizada por jóvenes con síndrome de Down o problemas de aprendizaje sea una realidad.


Texto: Olga Briasco

Fotos: Blue Apple Theatre


Llevar a escena la obra de William Shakespeare es algo complejo. Mas pese a ello, Blue Apple Theatre, fundado en 2005, se obstinó en que doce personas con Síndrome de Down o dificultades para el aprendizaje representaran “Hamlet”.

Hasta la fecha, es el proyecto más ambicioso de la compañía teatral. No lo es por ser una obra del dramaturgo inglés -en 2010 representaron “Sueño de una noche de verano”- sino porque es la primera vez que realizan una gira. Ese hecho ha convertido a Tommy Jessop en el primer actor profesional con Síndrome de Down.

William Jessop, escritor y director de “Hamlet in love”, especifica que se trata de una adaptación “fresca” y “divertida” en la que se han eliminado algunas partes para “comprimirla en una hora”. En su opinión, esto ha posibilitado que sea “más excitante y rápida que la original”.

Ese carácter amable y cariñoso de los actores hizo que se produjera un debate sobre el desenlace de la obra. “La mayoría de ellos preferían un final en el que Ofelia y Hamlet vivían felices, para siempre pero Lawrie Morris (Claudio) se opuso a ello porque, como fan de Shakespare, deseaba mantener su final”.

Pero se cedió a una exigencia marcada por Tommy y Kate: “Los actores que encarnan a Hamlet y Ofelia son pareja en la vida real por lo que no entendían esa crueldad de Hamlet y su relación es más cariñosa”, expresa el joven realizando un símil con Romeo y Julieta.

El propio Tommy Jessop (Hamlet) ratifica que se enamoró de Katy Francis (Ofelia) durante los ensayos. Unos ensayos que comenzaron en octubre de 2011 con los seis actores que iban a participar en la gira. “Lo primero que hicimos fue preguntarles qué papel querían interpretar y, luego, ver cómo respondían a ese lenguaje clásico”, explica.

“Lo hicieron tan bien que decidimos no hacer la obra en un lenguaje más moderno”, resalta con cierto orgullo el joven de 29 años.

Para el director, la entonación y pronunciación fue la parte más dura. “Los rostros de las personas con Síndrome de Down tienen forma ligeramente diferente y algunas tienen grandes lenguas, por lo que trabajamos con cada uno de ellos para asegurarnos que todo el mundo pudiera ser escuchado y comprendido”, describe el joven de Winchester.

Con la ayuda de un profesional y su ilusión por “mejorar” perfeccionaron sus habilidades y demostraron cómo “son capaces de lograr todo aquello que desean”.

Esa capacidad de superación ha llevado a la compañía a elegir una comedia de Molière para su próxima actuación. “Vamos a pasar de una tragedia a una comedia y de un inglés del siglo XVI al francés”, dice.

El documental y Tommy

Ese proceso de elaboración de la obra así como las anécdotas y pensamientos de los propios actores fueron filmadas por el propio William Jessop con la idea de realizar un documental. “Hay más de 200 horas de filmación”, sostiene.

William y Tommy Jessop

El objetivo no es otro que dar a conocer cómo fue ese proceso de adaptación, de ensayo y la gira. “Esta filmación es fascinante y es realmente bonito ver cómo gente con dificultades para el aprendizaje o con Síndrome de Down puede actuar y lograr los retos que se les plantean”.

La falta de financiación impide que el documental se materialice. Es consciente de que se requiere tiempo y paciencia.

Lo cierto es que si saliera a la luz ese documental, la sociedad tendría la oportunidad de conocer más de cerca la vida de Tommy Jessop (el príncipe Hamlet), un joven que a sus 27 años ya ha protagonizado un documental junto a su hermano (“Tommy’s Story”) y la reciente nominada al Bafta “Coming Down the Mountain” para BBC One.

“Me gusta mucho actuar, es muy divertido y me gusta ser el centro de atención”, expresa el joven sobre una afición que comenzó en 2003.

Para el joven director, su hermano es “una inspiración” y le agradece su ayuda: “me ha dado la oportunidad de ser escritor y de hacer este documental”.

Es una ayuda recíproca puesto que William se plantea qué ocurriría si él no estuviera envuelto en Blue Apple Theatre: “Tommy está interpretando a Hamlet, en parte, porque yo le estoy apoyando”, comenta recalcando que “los dos estamos muy contentos de poder trabajar conjuntamente”.

Descriminalizar

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*