Globo, Reino Unido

Británicos racistas?

Insultos, declaraciones de superioridad frente al extranjero, desprestigio… son algunas de las actitudes que han crecido en el Reino Unido durante los últimos años, al tiempo que ha aumentado el número de inmigrantes en el país. Un evento sobre este tema tendrá lugar el próximo 30 de enero en Londres.


El derbi entre el Manchester City  y el Manchester United de hace unas semanas no vino marcado por la victoria de los últimos por 2 a 3. El partido de futbol volvió a mostrar la peor cara del deporte, la violencia verbal y física en la grada y en el terreno de juego.

Un  joven de 15 años fue arrestado presuntamente por publicar un tuit racista contra un jugador del United a través de su cuenta personal de la red social.

Pero también la agresión que sufrió el defensa Rio Ferdinand, al ser blanco de una moneda lanzada por el público del encuentro y, los insultos de Gareth Barry contra el árbitro, reflejan uno de los problemas que atañen a la sociedad británica,  el racismo.

Estos hechos se producen unos días antes de la publicación de un estudio que afirma que en los últimos diez años la población extranjera ha aumentado en Inglaterra en unos 3 millones de personas, y según el censo de 2011 solo el 45% de los londinenses son “blancos británicos”.

El aumento de una sociedad multicultural alimentada por personas llegadas de todos los rincones del mundo, con diferentes tradiciones, culturas o idiomas, se produce en medio del debate abierto en Reino Unido sobre sí la sociedad británica se considera racista.

Una encuesta publicada, por la empresa OnePoll sobre 2000 ciudadanos, afirma que uno de cada tres británicos se considera  racista, pero el detonante la situación viene marcado por los 87.000 incidentes desde 2007 a 2011 que han tenido lugar en los centros escolares del país y que tienen como factor común casos de discriminación por cuestión de raza o cultura.

Algunos expertos cuestionan la importancia  que tienen los medios de comunicación y el deporte para la opinión pública de los británicos, por ello discutirán y plantarán soluciones sobre el aumento de los casos racistas en el país en la conferencia: “Do racists have a right to be heard?”.

Un evento que tendrá lugar el próximo 30 de enero en Londres y que se produce después de unos Juegos Olímpicos caracterizados por la armonía de todas las naciones participantes y por un equipo inglés formado por deportistas de dispares nacionalidades que definían la bandera británica .

En la jornada participarán Sunder Katwala, director de British Future, y Catherine Fieschi, directora de Counterpoint, entre otras personalidades.

Las sesiones tendrán como objetivo responder si el racismo tiene derecho a ser escuchado, si hay que poner límite a la libertad de expresión en relación a acciones o declaraciones discriminatorias, o si existe el riesgo de que estás actitudes se normalicen en la sociedad.

Más información en la página web del evento: http://www.thersa.org/events/our-events/the-runnymede-race-debate-do-racists-have-a-right-to-be-heard

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*