Cultura, Plástica

Patricia Tafur, y el lenguaje de la vida real

Para Platón, el carpintero imita la idea producida por Dios. El pintor, la idea concebida y realizada por el carpintero.

 

Patricia Tafur 08Armando Orozco Tovar

 

La obra de arte pictórica y poética viene a ser así para Platón la imitación de una imitación, una imitación de segundo grado. Platón utiliza aquí el esquema descendente que aplica a la historia del mundo: la realidad involuciona y marcha desde arriba hacia abajo, de lo superior a lo inferior.

Pero para el marxismo, la producción de las ideas, de las representaciones y de la conciencia está en principio, directa, íntimamente ligada a la actividad material de los seres humanos.

Es el lenguaje de la vida real: las representaciones, el pensamiento, el comercio intelectual de los hombres y las mujeres, aparecen aquí como la emanación directa de su comportamiento materia, y todo asciende a diferencia de Platón de lo inferior a lo superior.

Patricia Tafur 20Los asistentes a esta exposición, la primera del año 13, que hace la artista Patricia Tafur en Bogotá, podrán juzgar cuál es el camino escogido por la artista nacida en Huila (Tolima, Colombia) en 1958.

Ese año es el mismo en que apareció el movimiento nadaísta en  Medellín, en que llegó al poder el Movimiento 26 de Julio en Cuba, y en que la aldea bogotana se convirtió en una gran ciudad, con la llegada a la capital (desde todos los rincones del país) de los refugiados por la violencia producida entre el capital agrario clerical (Conservatismo) y el capital financiero (liberalismo, masón y judío), para así adueñarse del poder  social,  político y económico.

Patircia TafurFue entonces cuando quedó claro que lo que prevalecía era el interés capitalista de clase, por encima del interés del pueblo y de la nación colombiana. Ese pueblo sin conciencia que jugó un papel directo de víctima de un conflicto que aún no termina.

Ella, la pintora, proviene de un hogar donde la labor de su padre, el escritor Humberto Tafur Charri, la marca desde muy niña con su orientación ideológica y revolucionaria, la cual ampliamente se puede percibir en sus cuadros, donde aparece en sus figuras cercanas al expresionismo figurativo, el dolor, la decisión y la voluntad en la lucha, por salir de la miseria y conseguir un mundo verdaderamente nuevo para todos.

Sus técnicas son variadas y múltiples que van desde el manejo del lápiz, pasando por el carboncillo, la tinta, hasta llegar al acrílico y el óleo. Pero lo que se destaca ante el ojo del buen observador, es su trazo, porque el trazo es la esencia del pintor, así como el ritmo lo es para el músico o poeta.

Y esto lo cual puedo decir como curador de esta exposición: que Patricia Tafur cuenta con un estilo propio, lo cual es mucho decir, porque hay muchos que se pasan la vida buscándolo, sin nunca llegar a encontrarlo.

Patricia Tafur 14Patricia lo logró con talento, voluntad y oficio. Y uno se pregunta: ¿Cómo lo ha hecho como mujer, madre, revolucionaria perseguida, y artista a la vez?

Ello es importante pues vivimos en una sociedad misógina y supremamente machista, caracterizada por el desprecio a lo femenino, y más aún viniendo ella de una aldea absolutamente prehistórica y premodernas  del  sur de Colombia.

La respuesta a esta pregunta se encuentra en lo que decía Hemingway: “Si la inspiración existe que me encuentre trabajando”… Y yo añadiría luchando, porque este ha sido el caso de Patricia Tafur, desde muy joven; el de ser una militante desde el arte por la justicia social.

La Tafur ha realizado innumerables exposiciones individuales y colectivas dentro y fuera del país. Su primera exposición individual la realizó en el auditorio de conferencias de la Cooperativa Ultrahuilca en 1991, el año de la nueva Constitución, que hoy la podredumbre del Congreso quiere echar al traste.

La artista de 55 años, está pintando desde que tenía 14, gracias al apoyo de su madre, Cecilia Perdomo, que quiso ser actriz y pianista sin lograrlo debido a las precarias condiciones de su existencia.

Patricia entró a estudiar a la Escuela de Bellas Artes del Huila y realizó desde entonces ilustraciones para medios escritos.

Muy tempranamente se casó y conformó una hermosa familia, que con sus hijos y nietos son indudablemente su mejor obra pictórica.

Es imposible exponer todos sus logros y todos sus triunfos, labores, encuentros, persecuciones estatales, viajes, risas y lágrimas, puesto que el objetivo es realizar un diálogo con su obra y con ella misma.

 

 

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*