En Foco, Opinión, Salud, Vida de hoy

Por el amor de un asesino

Hasta un centenar de mujeres en el Reino Unido mantienen una relación sentimental con presos que han cometido un asesinato. Son numerosas las historias de amor separadas por los muros de la prisión.

 .

Asesinos y fans 2Ramón Alabau

.

Nadie pensó que detrás de la mirada inocente y pasiva de Josef Fritzl, se escondía una historia de violación y secuestro. Este austriaco mantuvo en cautiverio durante 24 años a su hija. Fruto de las relaciones sexuales forzosas que tuvo con su primogénita nacieron 8 niños.

En Noruega, Anders Behring Breivik colocó un artefacto explosivo en el centro de Oslo y protagonizó un tiroteo en la Isla de Utoya. Causó la muerte de 77 personas.

Asesinos y fans 8A Ted Bundy se le relaciona con el asesinato de 36 mujeres en los Estados Unidos, pero según diferentes fuentes, podría estar relacionado con más de cien homicidios.

Fritzl, Behring Breivik o Bundy, son conocidos por sus historiales sangrientos y crueles. Han vivido o viven en el aislamiento de un centro penitenciario y, sus actos son rechazados por la práctica totalidad de la sociedad.

Pero a pesar del terror, las muertes causadas y del drama que han sembrado en sus caminos, estos individuos son admirados por ciertas personas. Incluso, han aparecido grupos de fans alrededor de las figuras de estos criminales.

Asesinos y fans 4Miles de mujeres en todo el mundo son atraídas por individuos que han sido acusados de homicidios, maltratos o violaciones. Según fuentes penitenciarias, tanto Fritzl como Behring Breivik, reciben en la actualidad centenares de mensajes de sus admiradoras. Gran parte de las cartas contienen proposiciones amorosas.

La profesora en periodismo Sheila Isenberg, en su libro “Women who love men who kill” (“Mujeres que aman a hombres que matan”), asegura que solo en el Reino Unido hay “100 mujeres que están relacionadas sentimentalmente con hombres condenados a muerte”.

Asesinos y fans 9El amor y la atracción sexual que las féminas demuestran por individuos encarcelados y acusados de hechos delictivos, ha sido acuñado por el criminalista francés Edmond Locard como ‘Enclitofilia’.

Las causas del amor

Según diferentes expertos, son los motivos psicológicos lo que ofrecen respuestas a actitudes como la de Edith Casas. Esta argentina contrajo matrimonio con Víctor Cingolani, presunto autor del asesinato de su hermana gemela, Joana Casas.

Un enlace que desató la incomprensión de todos sus conocidos y de sus familiares. La psicóloga forense Katherine Ramsland, a través de sus estudios, afirma que la atracción que las mujeres sienten por estos criminales se debe en gran parte a causas psíquicas.

Asesinos y fans 26“Las mujeres que se han casado con asesinos creen que pueden cambiar el comportamiento de un hombre cruel y poderoso. Otras en cambio, ven una posibilidad de ganar notoriedad”, señala Ramsland.

Los psicólogos Richard Wrangham y Dale Peterson, añaden a las conclusiones de Ramsland, la perspectiva biológica.

Sus argumentos, respaldados por estudios que se han realizado a primates, afirman que “las mujeres tienden a buscar el hombre dominante, fuerte, el que protege la vivienda, aunque para ello, tenga que matar”.

Asesinos y fans 5El perfil de la admiradora, es una mujer cuyo pasado ha estado marcado por los abusos. Como afirman Wrangham y Peterson, las “féminas tienen el control en estas relaciones, son las que deciden cuando hacen las visitas y cuando contestan a las llamadas” de sus amados.

Esta posición dominante, que ofrece la reclusión de sus parejas, hace que las mujeres puedan “re-estructurar y borrar su pasado”, aseguran.

Atracción fatal

Las rejas no han supuesto una barrera para el amor entre muchos reclusos y alguna de sus fans.

Asesinos y fans 7Hasta una treintena de historias ha recogido Sheila Isenberg en su libro. Una de ellas la narrada por Sandie Blanton, viuda de Reginald Blanton, ejecutado por inyección letal en una prisión de alta seguridad de Texas en 2010.

Blanton, que fue recluido en el centro penitenciario Texas’s Polunsky Unit, empezó en 2002 a mantener una relación con su futura y actual viuda. La conoció a través del portal writeaprisioner.com, una página de Internet donde los reclusos cuentan sus historias, buscan abogado y también amistades.

Allí contactó con Sandie, una mujer interesada en derechos humanos que dejaría a su familia por defenderle, incluso, años después de que haya muerto.

Asesinos y fans 16Para Patrick Kennedy, psicólogo forense, la conducta de la mujer responde al poder de atracción que muchos convictos tienen. “Los reclusos tienen una presencia bastante sexual, tradicional y masculina. Son muy inteligentes, y usan todo lo que tienen para conseguir lo que necesitan”, afirma.

Seguidores del crimen

Son muchos los casos que han ocupado las portadas de los medios de comunicación. Uno de ellos fue la boda entre Carole Ann Boone y el famoso criminal, Ted Bundy.

Asesinos y fans 24Al típico estilo de película norteamericana, él le propuso matrimonio cuando estaba siendo interrogada por el juez.

La unión se consolidó con el nacimiento de una niña. Las 36 víctimas de Bundy no significaron ningún freno para el “sí quiero”.

Otro caso fue el de Charles Manson, un hombre que perpetró varios asesinatos, escribió canciones en la cárcel que han sido reeditadas por famosos cantantes y, al que se le considera el líder del grupo criminal “La Familia”.

Algunos miembros del mismo, son acusados de un intento de asesinato al ex presidente americano Gerald Ford y, de la muerte de la mujer de Roman Polanski,  Sharon Tate.

Las palabras de compasión, los mensajes de amor y las frases de apoyo que recibió de sus fans  John Wayne Gacy,  se pueden leer en un libro que ha sido editado y que recopila todas las cartas que recibió en su celda.

Asesinos y fans 13Se le acusó de la muerte de 33 hombres y la violación de diferentes jóvenes, pero ello no importó a sus admiradoras.

Éxito de taquilla

El efecto fan ha llegado a tal extremo que en EEUU se han protagonizado casos de ‘Merchandising’. Hasta hace años se realizaban tours guiados hasta la Casa Museo de Edward Gein, más conocido como “El Carnicero de Plainfield”, e inspirador de historias que han alcanzado el Séptimo Arte, como “Psicosis” o “La Matanza de Texas”.

Sobre estas películas y, para evitar que los asesinos obtengan beneficios de la venta de los derechos de sus crímenes, se aprobó en EEUU la “Ley del Hijo de Sam”.

Asesinos y fans 19La aprobación de este decreto, ampara la intimidad de las familias e intenta evitar que se reproduzcan en la gran pantalla el asesinato de sus allegados.

Reclusos que ponen a la venta mechones de pelos, u otros que narran sus vivencias entre rejas en libros que son publicados por importantes editoriales, son la muestra de que detrás de un acusado, nace para muchos, un personaje de adoración.

 

 

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*