Derechos Humanos, Globo, Mundo, Politika

Shaker Aamer y su pesadilla en Guantánamo

Recluido en la prisión el 14 de febrero de 2002, desde entonces, ha sido torturado y sometido a largos periodos en régimen de aislamiento. Aquí, la pesadilla de un hombre en este campo de concertación.

 .

Shaker Aamer y su pesadilla 7A principios del Siglo XX, Estados Unidos instaló esta base en Cuba, que fue acondicionada como campo de concentración una vez sucedida la invasión de Afganistán, finalizando 2001.

En sus inicios, cerca de 700 personas habitaban las celdas del centro de detención norteamericano. Hoy permanecen en ellas 166 personas, muchas de ellas sin haber recibido cargos formalmente.

Asimismo, 89 tienen aprobada su liberación pero no se sabe para cuándo. Otros 46 han sido sentenciados a una detención indefinida y 36 han sido referidos a procesos judiciales militares.

Shaker Aamer y su pesadilla 15Entre ellos está Shaker Aamer. Fue recluido en la prisión el 14 de febrero de 2002. Desde entonces, ha sido torturado y sometido a largos periodos en régimen de aislamiento.

Originario de Arabia Saudí, llegó al Reino Unido en 1996 tras recibir un permiso indefinido para permanecer con su esposa y sus cuatro hijos, todos ellos de nacionalidad británica.

En Londres trabajó como traductor de árabe para algunos bufetes de abogados y, en su tiempo libre, ayudó a los refugiados a encontrar alojamiento y les ofreció asesoramiento sobre sus luchas con la Home Office.

Shaker Aamer y su pesadilla 3Sin embargo, en octubre de 2001 y, tras el bombardeo de Kabul, decidió marchar junto a su familia a Afganistán para enseñar a los hijos de habla árabe expatriados en la capital.

La escuela fue destruida por los bombardeos y la familia fue víctima de la anarquía que reinó durante el enfrentamiento militar de Tora Bora. En medio de tal confusión fue detenido el 24 de noviembre de 2001 por las fuerzas afganas en Jalalabad.

Aamer niega que estuviese involucrado en la organización terrorista de Al Qaeda y afirma que trabajaba para una organización benéfica. Sin embargo, fue recluido en secreto por los Estados Unidos.

Shaker Aamer y su pesadilla 10En dichos interrogatorios fue torturado. “Todo lo que sé es que sentí que alguien agarraba mi cabeza y la empezaba a golpear contra la pared tan fuerte que mi cabeza rebotaba contra ella”, denuncia sobre los malos tratos recibidos por los agentes del MI5, servicios de inteligencia y seguridad del Reino Unido.

Régimen de aislamiento

En Guantánamo ha tenido el mismo trato y, según sus abogados, durante la mayor parte de su detención se le ha mantenido en confinamiento solitario.

Esa severidad, según apuntan algunas organizaciones sociales, se debe a su participación en huelgas de hambre y a su compromiso con los demás presos, a los que defiende y representa.

Shaker Aamer y su pesadilla 14En esas huelgas de hambre y según reflejan algunos informes, fue atado a sillas de inmovilización, sometido a métodos dolorosos de alimentación forzosa, y privado de comodidades, como sábanas o libros.

Ante dicho abusos, la directora de Amnistía Internacional Reino Unido, Kate Allen, expresa que “los períodos prolongados en régimen de incomunicación y la tortura presuntamente utilizada en su contra muestran por qué Guantánamo se ha convertido en una afrenta a los derechos humanos”.

“La detención continuada de Shaker Aamer es totalmente desconcertante y el tema se ha convertido en una herida abierta en el Reino Unido y EEUU”, resalta.

La risa remedio  19Campaña humanitaria

Las organizaciones humanitarias recuerdan que, al no haber ningún caso contra él, se aprobó su liberación hace ya cinco años. “Shaker Aamer no se enfrenta a ningún cargo y el Reino Unido ha dicho que lo aceptará de nuevo”, resalta Kate Allen.

Solicitud también realizada públicamente por el Gobierno del Reino Unido. “Ha hecho poco para perseguir esa petición”, denuncian algunas organizaciones apuntando que “hay una fuerte sospecha de que tanto el Reino Unido como Estados Unidos quieren que se quede encerrado porque daría a conocer su tortura y la de los demás”.

Para lograr poner fin a su tortura, Amnistía Internacional lleva a cabo una campaña en la que se pide “negociar sin demora con las autoridades del Reino Unido la liberación de Shaker Aamer si no va a ser acusado y llevado a un juicio”.

Shaker Aamer y su pesadilla 6Hasta la fecha ha recogido cerca de 20.000 firmas para solicitar también “aclarar en qué condiciones, si las hubiere, serán establecidas por las autoridades estadounidenses para el regreso de Shaker Aamer al Reino Unido”.

Para contrarrestar la tranquilidad de los políticos y sus promesas incumplidas, cientos de organizaciones piden el cierre de Guantánamo y, con él, terminar con los abusos y las injusticias que se cometen allí.

 

 

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*