En Foco, Notas desde el borde, Opinión

Babeldom

La semana pasada, llevé a mi esposa, casi a la fuerza, a ver la película Babeldom, el primer largometraje realizado  por el galardonado animador Paul Bush.

 

Babeldom 8Steve Latham

 

La representación visual es una meditación profunda sobre la condición urbana, hecha a través de imágenes deslumbrantes, así como imponentes animaciones por computadora.

La película es visualmente arrolladora, aunque no es recomendable para las personas pusilánimes (mi esposa se durmió a poco de empezar la cinta).

Ese es el problema con el cine arte; al igual que con “Babledom”, a menudo no son demasiado apasionantes o entretenidas y demandan mucho esfuerzo por parte del espectador.

Babeldom 2Sin embargo, si uno persevera es recompensado con la entrada a la interpretación filosófica de la ciudad contemporánea de Paul Bush.

En la película no hay una clara narrativa lineal, pero en cambio gira en torno a persuasivas convincentes imágenes acompañadas de un comentario muy reflexivo.

A través del montaje de las escenas, se representa a una ciudad ficticia, una ciudad que sustituye a la ciudad como tal, una ciudad metafísica.

PICEDITOR-SMHEn lugar de cualquier ciudad empírica en particular, es el concepto de la ciudad el que se explora a través de esta experiencia cinematográfica.

La identificación de espacio y tiempo dentro de la espacialidad de la experiencia urbana es fundamental en la visión de Bush.

Al comienzo de la película, un narrador hace la simple observación de que el pasado de la ciudad continúa existiendo; debajo de nuestros pies se hallan los restos arqueológicos de antiguos edificios.

Babeldom 3 - Paul Bush
Paul Bush

Entonces se imagina que las personas de este tiempo pasado también se encuentran vivas continuando una existencia simultánea a la nuestra.

Y, en un salto mental, la idea se extiende para concebir que como el pasado sigue existiendo, la ciudad del futuro también existe.

De ese modo, las ciudades pasadas, presentes y futuras coexisten, debajo y sobre las mismas. El pasado persiste más abajo en una estructura vertical, mientras que el futuro ocupa el curso superior de la ciudad.

La espacialidad refleja la temporalidad. Así como los edificios crecen, se extienden hacia arriba, elevándose por encima del presente en estructuras de acero y concreto gigantes, ilustradas por las imágenes de las mega estructuras urbanas de hoy.

Babeldom 9Además, el estrato social también refleja la arquitectura espacio-temporal; los ricos habitan en el curso superior de la ciudad mientras que los pobres sobreviven en los huecos y quebradas formadas por los edificios de gran altura.

Dentro de estos abismos urbanos, la luz del día raramente penetra y las áreas techadas de la parte baja de la ciudad forman túneles virtuales en donde los marginados habitan, se mueven y tienen su vida.

La película se desarrolla a través de una conversación entre dos personajes, ambos buscando dentro la ciudad el significado de la misma.

Lo queda claro es , sin embargo, que mientras que uno es un arqueólogo que trabaja en el presente, el otro, que también explora el pasado, proviene de algún tiempo en el futuro.

Babeldom 4Por tanto, ellos nunca llegan a conocerse. En esto, “Babeldom” evidencia la realidad de la separación y la alienación dentro de la ciudad.

El flujo de la vida urbana es inquietante cuando uno llega a la metrópolis. Sin embargo, la tentación de retirarse y esconderse en el anonimato, en realidad impide que uno se adapte.

La única solución al caos de la vida urbana es acelerar y permanecer ocupado, es lanzarnos de cabeza en la corriente, sumergiéndonos en el remolino.

Entonces, ¿cuál es la estrategia de supervivencia? No es escapar, sino celebrar la abundancia de la ciudad, entrar en el misterio y rendirse a su ritmo.

 

(Traducido por Pablo Bisbal – Email: kuky02@hotmail.com)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*