Diálogos Críticos, En Foco, Opinión

Elecciones municipales en Perú: género y política

El valor de este triunfo debe ser visto como un paso importante de la participación militante de la mujer, empezando por la propia Susana Villarán.

 

Susana Villarán
Susana Villarán

Claudio Chipana G.

 

Mientras la mujer no se haya liberado, los que conforman la otra mitad de la humanidad vivirán esclavizados a sus propios prejuicios.

El triunfo de Susana Villarán no ha sido un triunfo cualquiera, ha sido un triunfo resonante que trasciende lo puramente municipal.

Se trató de una batalla en la que la alcaldesa se enfrentó a un grupo de revocadores cuya forma de hacer política es la práctica sistemática de la corrupción. Pensaron que vacar a Susana Villarán sería un juego de niños, pero se estrellaron contra la voluntad del pueblo de Lima que dijo basta a la corrupción.

Susana Villarán
Susana Villarán

Fue un triunfo en el que se impuso la honestidad frente a la corrupción, pese a que algunos comentaristas desvían este contenido a otros temas de menor relevancia.

El caso es que la votación fue un rotundo ‘No’ a la mafia revocadora representada por  Solidaridad Nacional (Luis Castañeda), del APRA (Alan García) y el fujimorismo, es decir,  la llamada “derecha bruta y achorada, o sea,  delincuencial” también conocida como DBA.

Luis Castañeda
Luis Castañeda

A pesar de la millonaria campaña de la “gran prensa” y la campaña televisiva adversa, con su diaria demolición de la alcaldesa (tildándola de “roja” y “holgazán”, pese a las obras ejecutadas y a la inversión que es superior al de la gestión anterior) desde el inicio de su gobierno, Villarán no se amilanó.

La revocatoria, en realidad fue porque la alcaldesa es una política de izquierda y porque tuvo la “osadía” de investigar casos de corrupción de la administración anterior,

Por ello, el resultado del referéndum del 17 de marzo tiene una significación doble para la política peruana, debiéndose destacar primero, la titánica lucha de Susana y sus concejales contra los revocadores.

Anel Towsend
Anel Towsend

Segundo, Susana reunió a un amplio espectro político detrás del No. Tuvo el apoyo de personalidades, artistas, partidos de centro y de la derecha moderada como Acción Popular, Perú Posible, e incluso del PPC.

Susana tuvo el mérito de convocar a un verdadero frente anti corrupción.

Contó con el apoyo decidido de prácticamente toda la izquierda, de Tierra y Libertad, Patria Roja, Fuerza ciudadana, confluencia de Ciudadanos por el cambio, el Partido comunista del Perú, el Partido Socialista peruano y de su propio partido Fuerza Social.

Esta victoria debe ser tenida en cuenta como un paso de la reagrupación de las fuerzas progresistas y de izquierda en el Perú con vistas a futuras contiendas políticas.

Marisa Glave
Marisa Glave

Igualmente el valor de este triunfo debe ser visto como un paso importante de la participación militante de la mujer empezando por la propia Susana Villarán.

La jefatura de campaña por el No estuvo a cargo de Anel Towsend, y hubo la participación de cientos de mujeres de organizaciones de base en los comités del ‘No’ en los distintos barrios de Lima.

La regidora Marisa Glave tuvo una destacada labor aunque corre el riesgo de ser revocada por una táctica de la derecha en la votación aprovechando una compleja boleta de sufragio con 40 casilleros.

Que el ‘No’ haya tenido una votación significativa en algunos barrios acomodados y haya perdido en algunos barrios de bajos ingresos, sirve para mostrar que los revocadores se esforzaron en comprar el voto de los más pobres regalando víveres o simplemente desinformando y mintiendo sin rubor sobre la labor de la alcaldesa de Lima.

Estos hechos son ignorados por comentaristas ligados a los grupos de poder económico.

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*