Diálogos Críticos, En Foco, Opinión

Thatcher ha muerto, ¿ha muerto el thatcherismo?

Thatcher ha muerto 2 margaret thatcherEl futuro ya no es thacherista sino su opuesto, un modelo de cohesión social, de inclusión, multicultural y equitativo.

.

Claudio Chipana G

.

Margaret Thacther, quizás la figura política más controvertida de los últimos tiempos en Gran Bretaña ha muerto a los 87 años de edad.  Pero, ¿es el fin del thatcherismo?

¿Cuánto beneficio le ha traído Thatcher a Gran Bretaña?

Sin duda el  thatcherismo fue exitoso para los grandes intereses corporativos,  para los sectores financieros de la City – Susan Strange habló del “casino capitalismo” para referirse al modelo thatcherista.

Thatcher ha muerto 5 margaret thatcherPero, para los que sufrieron despidos como los mineros, para los sectores que se vieron en desventaja por la privatización de los servicios básicos  y por el desmontaje de las manufacturas, el régimen thatcherista no fue en nada exitoso.

Casi nadie como Thatcher ha polarizado tanto la nación británica incluso después de su muerte. En Brixton, en Glasgow, en  Bristol y en Liverpool se ha organizado manifestaciones públicas  celebrando su muerte.

Thatcher ha muerto 11Ello no es  casual. Durante el gobierno de  Margaret Thatcher (1979-1990) se produjeron serios disturbios en  Brixton,  un barrio multiétnico al sur de Londres.

Liverpool padeció por el cierre de  muelles; Glasgow  y otras regiones  fueron impactados ya por el cierre de minas o por el decaimiento de la industria manufacturera.

Thatcher siempre se declaró enemiga de la clase trabajadora y se preció de haber derrotado a los mineros en la huelga de 1984.

Thatcher ha muerto 9 ronald reaganSiempre se mostró como una política  inflexible,  de ahí el apodo de la  “dama de hierro”.

Thatcher se orientó por un nacionalismo cerrado y fue una firme aliada de Reagan. Siempre se mostró escéptica hacia Europa. El hecho es que nunca  logró unir a la nación, excepto en  momentos triunfalistas como en la guerra de las Malvinas/ Falklands. Su propio partido tuvo que defenestrarla en 1990 por su creciente impopularidad.

Su insensibilidad hacia las familias de menores ingresos se expresó en el poll tax, un impuesto injusto que desencadenó  graves disturbios en Trafalgar Square y que marcaron el inicio de su caída.

Families And Members Of The TUC Demonstrate Against Austerity CutsSu pensamiento  y su accionar político de corte neoliberal y monetarista, tuvieron como blanco de sus ataques al Estado como garante del bienestar colectivo.

Se basó en un individualismo extremo que conducía a la  destrucción del tejido social y de los lazos comunitarios.  Para Thatcher la sociedad como tal no existía, sólo existía el individuo.

Su alianza con  dictadores como Pinochet, y su buena disposición con el régimen del Apartheid de Sudáfrica, sumados a su visceral anticomunismo, evidenciaron una mentalidad anclada en la guerra fría y su rechazo a toda posición progresista.

Thatcher ha muerto 14Thatcher ha muerto pero el thatcherismo aún se mantiene  en las políticas de los tories de desmontaje de Estado de bienestar; aún subsiste en el ataque a los servicios públicos y en la eliminación de los beneficios sociales. El “impuesto al dormitorio” no es más que una réplica del poll tax .

Pero los tiempos han cambiado. El panorama internacional ya cuenta con otros actores, la guerra fría ha culminado, nuevos países  emergen para hacer frente a la hegemonía atlántica hacia la construcción de un mundo más equilibrado.

Thatcher ha muerto 15Los recortes,  la austeridad y los ataques al sistema de bienestar en Gran Bretaña de corte thatcherista no gozan ya de la credibilidad de otros tiempos.

En el contexto internacional, regiones como Latinoamérica han empezado a sacudirse de la noche neoliberal, de aquellas  las políticas que inspiraron a Thatcher.

La crisis europea que golpea principalmente a los trabajadores y a los migrantes, plantea la búsqueda de nuevos horizontes, de la recuperación  del rol central de Estado, la regulación de la economía, es decir de llevar adelante modelos alternativos al neoliberalismo.

Por ello, el thatcherismo  está agotado.

El futuro ya no es thacherista sino su opuesto, un modelo de cohesión social, de inclusión, multicultural y equitativo.

 

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*