En Foco, Globo, Mundo, Okologie, Opinión, Vida de hoy

Energía nuclear verde… Entonces, ¿por qué no utilizar Torio?

Dos crisis nucleares amenazan la paz del mundo en este momento, y es tiempo de mirar seriamente a la historia de la energía nuclear.

 

Graham Douglas

 

De un tiempo para acá la oposición a la energía nuclear ha disminuido en la medida en que gradualmente ha sido aceptada como la única fuente carbonífera libre de energía, a gran escala.

Esta situación fue destacada en un recientemente informe de Carbon Tracker que habla de la “burbuja del carbón” resultante de la sobre evaluación de  las compañías energéticas, que quizás jamás podrían permitirse explotar por encima del 70% de las reservas energéticas existentes, si los acuerdos del calentamiento global son cumplidos.

Únicamente China proyecta aumentar para 2021 su generación de energía nuclear hasta en un 25% de la capacidad nuclear mundial actual.

El desastre de Fukushima tras el terremoto ha hecho que la crisis de la energía atómica sea aún más aguda, y un número de países que ya han renunciado a ello.

Podría sorprender oír que hay una forma segura de generar energía nuclear que ha sido conocida desde que las posibilidades de energía nuclear fueran inicialmente explotadas durante la segunda Guerra Mundial

En 1944, Roosevelt y Churchill firmaron un acuerdo mediante el cual harían todo lo posible para asegurar los suministros disponibles de uranio y torio.

Mas, pese a que el elemento de torio (Th, símbolo químico) era conocido desde el principio como un combustible adecuado para la generación de energía, éste fue abandonado en favor de uranio (símbolo U).

En su libro “Super Fuel” (2012), Richard Martin, dice que aunque el poder de torio no fue simplemente abandonado porque con éste no se podía producir plutonio apto para armas, sino que sigue siendo evidente que en el afán de desarrollar la energía nuclear en los EE.UU, el uranio fue considerado como una tecnología que se entendía mejor. Y los personajes militares a cargo de los proyectos estaban tan decididos a desarrollarlo, lo más rápidamente posible, que sus mentes estaban cerradas a otras alternativas.

Pero también estaban cerradas a los riesgos obvios de los reactores uranio, sobre los cuales Alvin Weinberg, uno de los pioneros de la energía nuclear, había advertido al gobierno norteamericano a comienzos de los 60s.

Algunas de las ventajas que se dice que tiene el torio como combustible, son: Los minerales de torio son más baratos y más ampliamente distribuidos que los minerales de uranio.

Un reactor de torio produce menos del 1% de residuos radiactivos en comparación con los reactores de uranio convencionales. Además, el desperdicio que produce es seguro después de tan solo 10 y 500 años, en comparación con los miles de años que implican los residuos del reactor de uranio.

Los reactores de uranio sólo emiten cerca de un 5% de la energía disponible del combustible en forma útil, en comparación con el más del 50% en los reactores de Th.

Estos factores se aplican a todos los reactores de Torio, pero el denominado Reactor de torio en sales de flúor en estado líquido (LFTR, por sus siglas en inglés) tiene otras tres ventajas importantes:

No puede fundirse. Si su temperatura se incrementa, una conexión con la base se funde y el material del núcleo se recoge en un recipiente de almacenamiento, sin causar daño-

Un reactor de combustible líquido no está presurizado, lo que significa que no hay riesgo de explosión debido al sobre-calentamiento.

El diseño estándar actual es el del Reactor de Agua a Presión (PWR, por sus siglas en inglés), que opera alrededor de 100 veces de la presión atmosférica y requiere de una complicada instalación de cañerías diseñada para operar a alta presión.

También puede quemar plutonio como combustible, eliminando así el problema del almacenamiento seguro de este desecho peligroso producido por los reactores de uranio.

En caso de que esto suene como un sueño utópico, vale la pena señalar que el Laboratorio Nacional de Los Álamos, que se estableció en 1943 para desarrollar la tecnología nuclear para el Gobierno de EE.UU., publicó el año pasado el artículo Th-ING: a sustainable energy source”, donde describe los procesos que intervienen y señalando que los EE.UU. tienen más de 3.000 toneladas de nitrato de torio en un lugar seguro, debido al alto costo que implica su provisión: cerca de U$60 millones.

El artículo se explica el ING de su título: el torio es ahora verde.

Gracias a las nuevas técnicas químicas desarrolladas en Los Alamos, se ha hecho posible procesar minerales de torio  de forma mucho más barata y eficiente que antes, usando procedimientos que son mucho más seguros ambientalmente.

El procedimiento LFTR fue desarrollado en 1950, en el Oak Ridge National Laboratory, en Tennessee, a cargo de Alvin Weinberg.

Entoces,  ¿no hay problemas con la tecnología Th?

En su libro, Martin enfrenta las críticas más frecuentes. Los reactores de torio producen pequeñas cantidades de desechos peligrosos, incluyendo U-232, pero debido a su corta vida de solo 70 años, resulta  seguro manejarlas después de cientos – no miles – de años.

Tanto los reactores de torio como de uranio, también producen el isótopo U-233 y plutonio, que puede ser usado en armas, pero en un reactor Th está contaminado por U-232 haciéndolos demasiado difícil de manejar por cualquier terrorista en potencia.

Otro argumento es que los reactores Th, al igual que aquellos que utilizan uranio, requieren combustible para ser reciclado, y durante este proceso pueden ser desviados para la fabricación de bombas. Una ventaja clave de los reactores LFTR es que eliminan este riesgo procesando internamente el combustible.

 ¿Por qué no utilizar torio?

La respuesta a esta pregunta varía en función de los países interesados.

Según Martin, los EE.UU se ha paralizado por su enorme inversión en tecnología de uranio, así como por los procedimientos de concesión de licencias para la nueva tecnología nuclear, lo que puede llevar décadas.

En Irán, que ha firmado el Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP), parece probable que el deseo de producir armas sea la razón de su desarrollo de la energía de uranio.

Tal como lo describirán los ponentes en la próxima conferencia de la Thorium Alliance, los reactores de torio son de hecho superiores en su capacidad para producir isótopos útiles medicinalmente, lo cual según el gobierno, es el motivo de su inversión en energía nuclear.

India, que no ha firmado el TNP, ha estado invirtiendo en energía nuclear desde hace más de 50 años y tiene un plan para un sistema de 3 etapas – que si bien consume torio, del cual tiene abundantes reservas –  que también utilizarán uranio para producir plutonio para su programa armamentista.

India también se beneficia de una exención única otorgada por la administración Bush en 2006, lo que le permite recibir tecnología y equipos nucleares de EE.UU.

China es el país más grande que está desarrollando a gran escala centrales nucleares manejadas con torio y sin fines militares.

El tema de la energía nuclear nacional sigue aun enredada con la producción de armas en muchos países. Durante la reciente crisis de Corea del Norte, Fidel Castro se vioo movido a  calificarlo como lo más peligroso desde  la crisis de los misiles cubanos de 1962.

El Torio puede proporcionar la respuesta a la utilización segura de tecnología nuclear en la producción de energía libre de carbono – pero el problema geopolítico permanece.

Mientras los países occidentales quieran dominar a otros continentes, el incentivo se mantendrá para países como Irán y Corea del Norte, para que desarrollen armas nucleares a través de las plantas de energía nuclear, como la única amenaza lo suficientemente grande que haga que Occidente de marcha atrás.

La conclusión de Martin es que los EE.UU. probablemente también pierdan económicamente, debido a su letargo institucional y legislativo, y pese a haber inventado el LFTR, podrían algún día comprar a China.

(Translated by Gema Patiño Ramírez – Email: gema_pr_1@hotmail.com)

 

 

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*