En Foco, Notas desde el borde, Opinión

Teología marxista

Es curioso observar que el filósofo marxista esloveno, Slavoj Zizek, ahora es famoso por escribir libros sobre teología.

.

Slavoj Zizek
Slavoj Zizek

Steve Latham

 .

Zizek ha escrito en términos elogiosos sobre San Pablo y ha defendido abiertamente la herencia cristiana contra los intentos seculares que quieren reducir su influencia.

Sin duda no busca convertir a nadie, sino que quiere descubrir los recursos teológicos para la resistencia radical a las potencias totalitarias del capitalismo.

Marxist theology 9La noción cristiana sobre lo absoluto, lo universal y la verdad garantiza la confianza revolucionaria en sus creencias y también, un punto de vista externo desde donde se critica el sistema.

Además, la fe, dentro de un nuevo orden mundial, el Reino de Dios, proporciona un sentido de la subjetividad y de la autonomía en un mundo de dominación aparentemente inexpugnable.

El filósofo maoísta, Alain Badiou, también ha escrito un libro acerca de San Pablo. Al igual que Zizek, valora la experiencia de la universalidad y de la autonomía que se encuentra dentro de las cartas de Pablo.

Marxist theology 4La estrategia misionera de Pablo, que consistía en la construcción de iglesias, se vuelve a concebir como la subversión anti-imperial, al crear nuevas comunidades disidentes en el Mediterráneo oriental.

Pero Badiou también identifica la resurrección de Cristo como un motivo clave en los escritos de Pablo. Por este motivo, Badiou utiliza el concepto de “Acontecimiento”.

Utilizado con frecuencia para referirse a las revoluciones históricas, como la de Francia, el “Acontecimiento” es visto como un momento que transforma los límites de lo que es posible, que en la mente de Paul era la resurrección.

Antonio Negri
Antonio Negri

Antonio Negri, un autonomista marxista italiano, también ha recurrido a la terminología cristiana para construir su ideología anti-globalización.

Se basa en la Ciudad de Dios de San Agustín para crear una metáfora de un pueblo revolucionario y dinámico. Es decir, una multitud que viaja hacia la sociedad justa.

De esa forma, también elogia a San Francisco de Asís, como el modelo de lo que un verdadero militante ha de ser: libre de posesiones materiales y lleno de una profunda alegría comunista.

Otro ejemplo es Jürgen Habermas, el filósofo alemán y heredero de la influyente Escuela de Frankfurt de la Teoría Crítica.

Karl Marx
Karl Marx

Ha participado en debates con el Papa anterior y ha afirmado que las nociones occidentales de los Derechos Humanos y la democracia descansan no sólo en las raíces religiosas, sino también en los fundamentos de la fe cristiana.

Así que, ¿por qué estos marxistas materialistas y ateos ven la teología cristiana como una fuente de renovación de su política?

Parece que hay dos causas para este renacimiento teológico. En primer lugar, el relativismo posmoderno ha socavado la posibilidad de la crítica sistémica, ya que no hay valores absolutos.

En segundo lugar, la creciente influencia del Islam amenaza al dominio de las tradiciones occidentales de la sociedad laica y la investigación intelectual.

Han descubierto que las categorías marxistas simplistas no son suficientes para comprender esta situación cambiante.

Por eso han buscado las raíces históricas de su sistema de valores, dentro de la teología cristiana; no para apoyarla, sino para descubrir bases sólidas para sus valores.

Marxist theology 13El vocabulario de la fe les proporciona el vigor emocional y las florituras retóricas, lo que puede motivar y movilizar la protesta.

Sin embargo, también ilustra el agotamiento cultural del radicalismo intelectual occidental, que se ve obligado a mendigarle a una tradición religiosa que se ha rechazado durante mucho tiempo.

 

(Traducido por Lorena Rodríguez García)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*