Derechos Humanos, Globo, Latinoamérica, Politika

Periodismo bajo las balas

Dina Meza… Decir la verdad, ese es el delito por el que muchos periodistas cada año son asesinados y amenazados en todo el mundo. En Honduras, uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo, 27 comunicadores han muerto desde 2009.

.

Dina Meza 7Ramón Alabau

.

“El periodismo es lo que mantiene la democracia. Es la fuerza para el cambio social progresivo”, de esta forma define el escritor estadounidense Andrew Vachss la labor del comunicador.

Sin embargo, no en todos los lugares es fácil informar con libertad.

En Honduras, por ejemplo, considerado el segundo país más peligroso de América Latina para ejercer el periodismo, han perdido la vida 27 comunicadores desde el Golpe de Estado del 2009.

Informar sobre conflictos agrarios o de los problemas medioambientales ocasionados por las empresas mineras, entre otros temas, están detrás de diferentes secuestros, atentados, persecuciones, asesinatos y, amenazas de muerte, que se han denunciado en el país centroamericano.

Dina Meza
Dina Meza

, periodista y defensora de los Derechos Humanos, ha recibido en diferentes ocasiones amenazas contra su integridad física y su familia. Ahora dice estar “recuperando fuerzas” en Londres, donde acude a unos cursos formativos destinados a activistas en riesgo.

Su crítica situación ha provocado que Reporteros Sin Fronteras reclame a las autoridades hondureñas que tomen medidas para salvaguardar la vida de su conciudadana y garantice su derecho a trabajar como periodista.

Meza explicó a The Prisma que sus opiniones molestan a diferentes grupos y ha sido censurada laboralmente por ello.

“En Honduras los medios de comunicación corporativos manipulan la información. Están controlados por grandes empresas, y mis informaciones no les gustan, me han expulsado, vetado”.

Dina Meza 14Añade que la libertad de expresión está sufriendo en la actualidad, y ante la proximidad de las elecciones de noviembre, un ataque. “Los jóvenes y las mujeres han salido a la calle a reivindicar sus derechos y han sido duramente reprimidos”.

“Hay mucha estigmatización, se relaciona a los jóvenes con las ‘maras’, y son objeto de ir a la cárcel o de ser asesinados, muchos aparecen descuartizados. Son el blanco de los violadores de los derechos porque muchos se han englobado en el Frente Nacional de Resistencia, movimiento contrario a sus intereses económicos”, añade.

Dina Meza 11La activista también relata que los adolescentes de Honduras, con el actual sistema, no tienen un futuro idóneo. “El Estado no les ofrece una educación gratuita, pocos pueden pagarse la Universidad, y después no hay empleo para ellos”.

Para la periodista, Honduras es un país con gran riqueza en recursos naturales, pero el monopolio que tienen las grandes empresas sobre el territorio, estaría detrás de la pobreza y la discriminación que vive la población.

Dina Meza 15“El 80% de la riqueza está en manos de 10 familias, el resto de los recursos se reparten entre más de  ocho millones de personas. Los grupos económicos se han adueñado del territorio, han colocado en el Poder a personas de su confianza para que les beneficien, han restringido los derechos laborales. Dejan sin futuro al pueblo”.

En la actualidad ha recibido mensajes y llamadas de personas que quieren poner en peligro su vida. ¿Cómo empezaron las amenazas?

En el año 2006 empecé una investigación, junto a un equipo de abogados, sobre el entramado de las compañías de seguridad, muchas de ellas controladas por personas importantes, exmilitares y ex policías. Ya en ese momento, uno de mis compañeros fue asesinado.

Dina Meza 4Estas empresas violentan mucho los derechos de sus trabajadores y hasta el momento no habían tenido a nadie que les investigara, les molesta.

Después del Golpe de Estado, la persecución hacia mi persona se ha incrementado. Me espían, han pinchado el teléfono de mi casa, mi familia ha sido víctimas de ataques.

Es difícil trabajar como periodista y defender los Derechos Humanos en esta situación, pero más peligroso es no hacer nada.

Yo asumí mi lucha porque soy hermana de una persona que desapareció en el 89. He adquirido el compromiso de informar y defender los derechos, creo que el periodismo juega un papel fundamental.

¿Cómo ejerce su profesión, teniendo en cuenta los obstáculos?

A través de los medios digitales he tenido la posibilidad de continuar trabajando como periodista. Ahora, desde Londres voy a impulsar un medio de comunicación a favor de todas las personas con problemas de libertad de expresión.

También desde el área de comunicación de muchas organizaciones, y con otras plataformas alternativas, como periódicos o programas de radio.

La Red no tiene limitaciones, aunque en Honduras ha habido intentos de boicotear algunas páginas Web. Con el Golpe han aparecido muchos medios alternativos contrarios al Gobierno.

¿Quién o quiénes están detrás de las amenazas?

Dina Meza  3 Dina MezaNo tengo nombres directos, pero son todos aquellos que violan los Derechos Humanos. Yo he escrito y hablado mucho sobre los conflictos agrarios de mi país, sobre todo de la zona del Bajo Aguan donde se han perpetrado muchos crímenes contra los campesinos.

Yo he acompañado a estas personas en todo tipo de actos para defender la situación en la que viven y trabajan. Han sido expulsados de sus cultivos. A ciertas personas esto no les gusta. Muchos terratenientes no quieren que continuemos alzando la voz contra sus intereses.

¿Es más difícil para una mujer trabajar como periodista en Honduras que para un hombre?

Dina Meza 6Por supuesto que sí, hay muchos estereotipos. Si pregunto a un militar por qué ha golpeado a una persona, el hecho de ser mujer, les hace pensar que no tengo derecho a preguntar, que debería estar en casa limpiando o en la cocina.

El machismo se vincula a la falta de institucionalidad que existe. Trabajamos mucho para sacar al ejército de las calles en los noventa, de desmilitarizar la Policía, pero ahora los cuerpos de seguridad están formados por soldados, lo que ha perjudicado a los periodistas y a los defensores de los derechos.

Reporteros Sin Fronteras ha pedido que se le otorgue seguridad especial, ¿Cómo ha respondido el Gobierno hondureño?

Dina Meza 12A pesar de que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha emitido dos medidas cautelares a mi favor, el Estado de Honduras no ha respondido. Es un ejecutivo permisivo y cómplice, no está asumiendo sus responsabilidades.

Hemos hablado con la policía para que patrullen por la zona donde vivo porque hemos visto desconocidos que portaban armas merodeando por allí y preguntando por mí.

He pedido el teléfono de altos cargos para cuando me suceda algo comunicarme directamente con ellos, pero el número de contacto no funciona o comunica siempre.

¿Cómo ha cambiado su vida con las amenazas de muerte?

Dina Meza 16Se está violando mi libertad de movimiento. He tenido que cambiar de casa, utilizo dos vehículos diferentes. Mis hijos no pueden hacer una vida normal, ni practicar deportes. Ha supuesto un cambio radical para mi familia.

Utilizamos códigos para comunicarnos, porque tenemos los teléfonos pinchados. Además, la presión psicológica de esta situación nos afecta mucho. Mi hija sueña constantemente que somos asesinados, o que los militares entran en nuestra casa.

¿Nunca ha pensado en abandonar el periodismo?

Dina Meza  5Si dejamos de informar, estamos dejando un espacio libre a los impunes. ¿Cómo voy a dejar este país a mis hijos en esta situación?

He impulsado una campaña internacional para denunciar la situación de Honduras. He estado en Viena, Hamburgo y otros países, con el fin de que la comunidad internacional vea que mi país no ha cambiado y no respeta los derechos fundamentales de las personas, peor aún, se ha favorecido la impunidad y se ha multiplicado la violencia.

Dina Meza 18¿Qué se debe cambiar para mejorar la situación de Honduras y de su población?

Veo necesario que la Comunidad Internacional se pronuncie sobre lo que está sucediendo, porque todo el dinero que muchos países destinan a ayudar a Honduras se está empleando en la compra de armas que son utilizadas contra la ciudadanía.

Se debe reflexionar, poner condiciones, monitorear la situación y gestionar bien todo el dinero que se remite, de lo contrario estaríamos favoreciendo la impunidad.

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*