Economía, Globo, Latinoamérica

Minería, un negocio muy poco rentable

Colombia perdió en 2009 más de la mitad de los posibles ingresos por materias primas a favor de grandes multinacionales europeas debido a una política minera no sostenible que también afecta a los pueblos indígenas y al medio ambiente.

 

Minería en Colombia 3Benjamin Serra

 

La industria de la minería y la extracción de recursos como los hidrocarburos se ha presentado durante los últimos años como un motor de crecimiento de la economía del país.

De hecho, los objetivos de Colombia para el año 2021 son muy ambiciosos por lo que se refiere a este sector. Duplicar las exportaciones de carbón, triplicar la zona de explotación minera y cuadruplicar las exportaciones de oro, ya que este país es la nación que más oro exporta de toda América Latina.

Sin embargo, las políticas llevadas a cabo por el gobierno al respecto no parecen tener los efectos esperados en el sistema económico colombiano. Unos efectos, en cambio, más que positivos para las corporaciones multinacionales y gobiernos europeos que han invertido en el país latinoamericano.

Beneficio para las empresas

Minería en Colombia 10El anterior presidente, Álvaro Uribe Vélez, impulsó este plan de crecimiento para convertir a Colombia en una potencia minera en el continente. Fue, por tanto, durante su gobierno cuando más permisos de explotación se otorgaron en la historia del país.

Además, se proporcionó a las multinacionales unas condiciones de inversión aún más favorables. De hecho, según datos de la Contraloría General de la Nación, a finales del año 2010, cerca del 60% de las tierras estaban dadas en concesión o a punto de aprobarse éstas.

Uno de los argumentos principales para apostar por este negocio fue la reducción de la pobreza indirectamente gracias al empleo e indirectamente a través de los ingresos al Estado.

Sin embargo, la minería moderna es muy avanzada tecnológicamente y una vez se finaliza la etapa de construcción, el empleo que genera es muy bajo si se compara con los beneficios.

Sergio Díaz-Granados
Sergio Díaz-Granados

De ese modo, lejos de conseguir la recaudación de ingresos esperada por Colombia y los supuestas ganancias que conllevaría para su economía, lo que se han conseguido son beneficios para las multinacionales en detrimento del país, tal y como afirma el estudio ‘Regalándolo todo: Las consecuencias de una política minera no sostenible en Colombia’.

Según éste, las grandes corporaciones se ven muy beneficiadas por el sistema de exenciones colombiano. El sector extractivo sigue un complicado modelo de exenciones fiscales que han proporcionado unos muy bajos ingresos para el país.

Minería en Colombia 11Uno de los casos más destacados es el de la extracción del carbón, un sector en el que las deducciones fiscales en el año 2007 fueron superiores al valor de los impuestos que pagaban las empresas mineras, según afirma el diario El espectador.

La complejidad en este sistema, unida a la falta de transparencia, hace que sea muy difícil averiguar qué pagan las compañías en términos de impuestos y regalías provocando una pérdida enorme para las arcas de Colombia.

Corporaciones británicas

Una gran parte de las compañías que operan en el territorio colombiano tiene su sede central en el Reino Unido.

El país europeo es el segundo mayor inversionista en Colombia y en 2010, las exportaciones sumaron un total de 622 millones de libras esterlinas siendo, los principales inversores británicos las compañías Anglo American y BHP Billiton, dedicadas al carbón y al níquel, SAB Miller, del sector cervecero, y la empresa petrolera British Petroleum.

Minería en Colombia 8Las empresas europeas, con el apoyo de los gobiernos de sus países, han experimentado ingresos muy altos en sus inversiones en sectores como la minería y los hidrocarburos y han visto como el precio de sus productos básicos ha aumentado los dividendos de la inversión extranjera directa.

De hecho, en tan sólo los primeros ocho meses de 2012, la inversión de compañías extranjeras en el sector minero colombiano alcanzó los 2 mil millones de dólares estadounidenses, una cifra que supone un aumento del 42% en un año, según afirmó el ministro de Comercio de Colombia, Sergio Díaz-Granados.

Minería en Colombia 9Repercusión en todos los ámbitos

Mientras tanto, esos beneficios para las corporaciones europeas han supuesto un gran mal para Colombia, no sólo en términos económicos.

Las empresas mineras con sede central en el Reino Unido no siempre operan de una manera justa a pesar de sus políticas de Responsabilidad Social Corporativa de cara al público. Y en muchas ocasiones, el estado no responde ante tales situaciones.

Respecto a esto, el estudio recoge la posición del profesor John Ruggie, ex Representante Especial de la ONU sobre los Derechos Humanos y las Empresas Transnacionales, que avisa de que si el Estado no protege los derechos humanos, es responsabilidad de las compañías garantizar su respeto y evitar la complicidad en su violación.

Por eso se propone que el registro en los mercados de valores debería requerir que las empresas tengan un buen historial en el respeto de los derechos humanos rindiendo cuentas de su conducta en los países en los que operan.

John Ruggie
John Ruggie

La razón para esto reside en que la actividad extractiva de recursos naturales y las políticas vigentes de Inversión Extranjera Directa entran en conflicto directo con las directrices en materia de protección del Medio Ambiente, de derechos de campesinos e indígenas y del respeto a las tierras.

De hecho, la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) destaca que el 80% de las concesiones aprobadas para llevar a cabo proyectos en sus territorios se otorgaron sin consultar a las comunidades aborígenes.

Algo que demuestra la falta de protección por parte del estado de sus derechos suponiendo un peligro para la supervivencia de estos pueblos. De hecho, en el año 2010, el Tribunal Constitucional de Colombia declaró a 34 grupos indígenas en peligro de extinción ya que la tierra es un elemento esencial de su identidad, sus prácticas y su cultura.

También se ve afectado el Medio Ambiente. En ese sentido, el artículo 37 del Código de Minas del país latinoamericano impide a las autoridades municipales prohibir la minería, aunque entre en competencia con otros intereses de su jurisdicción ya que ha sido declarada de “interés público” y tiene prioridad sobre cualquier otra actividad.

Los       indígenas plantan cara a la globalización1Del mismo modo, el artículo 34 permite eliminar la protección ambiental de las reservas forestales para promover el uso de la minería poniendo en peligro regiones como la Amazonía, Orinoquía y Chocó, entre otras.

Todo esto pone de manifiesto que, tal y como afirma el Informe del estado de los recursos naturales y del ambiente de la Contraloría General, el modelo de desarrollo actual propuesto para la industria minera en Colombia es insostenible.

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*