Derechos Humanos, Globo, Latinoamérica, Politika

Centroamérica, escenario del tráfico de mujeres

Considerado como una nueva forma de esclavitud en el siglo XXI, el tráfico de personas adquiere especial importancia en dicha región. Un 64% de las víctimas son mujeres y menores.

 

Benjamin Serra  Centroamérica, escenario 11

 

Ana sabía que la situación económica de su familia no era próspera, así que en cuanto una mujer le ofreció trabajo de camarera durante unos cuantos días en Semana Santa no dudó en aceptar.

Era la mayor de sus hermanas y sabía que el dinero que ganaría iba a ayudar a su familia. Cuando llegó a la cantina en la que iba a trabajar, otra mujer le dio un vestido y maquillaje para empezar a desarrollar su trabajo. Lo que no sabía es que ese sitio, además, era un burdel.

La mujer que le habría prometido un empleo la había vendido y ella no pudo hacer otra cosa más que llorar, pero fue golpeada y amenazada para que dejara de hacerlo. Cuatro días más tarde, perdió su virginidad con un hombre que había pagado una gran cantidad de dinero por ello.

La obligaron a drogarse y fue amenazada de muerte con hacer lo que los clientes quisieran durante el tiempo que estuvo retenida. En dos ocasiones, desesperada, se cortó las venas para acabar con su sufrimiento, hasta que finalmente fue rescatada por la policía un tiempo después.

Centroamérica, escenario 08Desgraciadamente, la realidad que vivió Ana durante su cautiverio, forzada a mantener relaciones sexuales y otras condiciones de esclavitud, no es algo aislado. Se estima que 2 millones y medio de personas son obligadas a realizar trabajos forzados, muchas de ellas víctimas del tráfico humano. El 10% provienen de Latinoamérica y El Caribe.

La región central

Los países de esta región, como Nicaragua, Costa Rica, Honduras y El Salvador se han convertido en una zona de conflicto importante al respecto, según un informe de la Organización Mundial de las Migraciones (OIM), organismo dependiente de las Naciones Unidas.

Según sus datos, de las 46.000 víctimas de la trata de blancas que han recibido asistencia y ayudas de la OIM, un 64% son mujeres y menores de edad.

Se trata de un negocio que mueve, según el estudio de la ONU ‘Human trafficking: The Facts’, 31,6 billones de dólares, siendo 1,3 billones generados en Latinoamérica y los países caribeños.

Centroamérica, escenario 05Y es que los países de Centroamérica son especialmente vulnerables al tráfico de personas, ya sea en sus vertientes de explotación laboral, servidumbre doméstica, mendicidad y extracción de órganos, así como también la explotación de los hijos de las víctimas.

Razones

Los altos índices de pobreza y la desigualdad de sexos así como una falta de regulación en los países de la región son algunas de las causas que subyacen a este drama humano.

Las políticas neoliberales y la globalización económica han contribuido especialmente a que la trata de personas sea un negocio más que rentable ya que las industrias, la gran agricultura, el negocio de la extracción de recursos y los tratados de libre comercio han facilitado la creación y utilización de mano de obra barata.

Además, la industria del sexo ocupa actualmente una posición predominante y central en el desarrollo del capitalismo internacional.

Precisamente, por esta razón y debido a la discriminación de género que sufren las mujeres en Centroamérica, algo muy arraigado en su cultura machista y en una sociedad patriarcal convierte a las mujeres en seres muy vulnerables y víctimas potenciales del tráfico.

Las desigualdades sociales y los índices de pobreza y desempleo en la región facilitan este fenómeno. Un 65% de hondureños viven bajo el umbral de la pobreza, un 56% de los guatemaltecos y un 48% de habitantes de Nicaragua, según datos del año 2011.

Las promesas de una vida mejor y un empleo estable son los atractivos que ofrecen las redes de tráfico humano a sus víctimas, que cuando se dan cuenta de la situación ya es demasiado tarde.

De las Mujeres 5Por otro lado, el crimen organizado y las bandas de delincuentes son otro factor a tener en cuenta. Anteriormente, el tráfico de drogas en la región era el negocio ilegal más lucrativo, pero la persecución de ese negocio ha hecho que muchas organizaciones criminales se hayan decantado por el tráfico de mujeres, ya que pueden ser usadas una y otra vez y, por tanto, es más beneficioso.

El tráfico entre países

Los flujos de la trata de blancas han experimentado un importante cambio en la región, ya que según dice la OIM, Centroamérica y México se han convertido en “una zona de destino de explotación intrarregional”. Es decir, además de origen también algunos de estos países son receptores.

Prostitución en el Reino Unido3Los países de destino de las víctimas latinoamericanas se encuentran principalmente en Europa y Estados Unidos, aunque se ha constatado que Brasil, Colombia, la República Dominicana y México también las reciben, según explica el informe.

En cuanto a Centroamérica, el documento expone que este tipo explotación ocurre dentro de la misma región. Por ejemplo, El Salvador, Nicaragua y Honduras son países de captación al igual que Belice, Costa Rica, Guatemala o Panamá que además de ser origen también son destino.

Por lo que se refiere a México, suele ser un país receptor. De hecho, en la frontera sur, la prostitución de mujeres menores guatemaltecas, salvadoreñas y hondureñas ocurre a plena luz del día y con las autoridades aceptando sobornos por su silencio.

Prostitución en el Reino Unido1No sólo las víctimas de tráfico humano se destinan a la prostitución, también al trabajo doméstico. Indígenas centroamericanas indocumentadas, que incluso antes de cumplir 14 años trabajan en residencias mexicanas.

Sin embargo, debajo de toda esta realidad, la corrupción se presenta como un mal endémico en toda la región convirtiéndose en un gran obstáculo para obtener justicia para las mujeres víctimas del tráfico humano en Centroamérica.

Combatir este negocio requiere acciones a nivel local, nacional e internacional desafiando la desigualdad económica, política y social de esta región para evitar que se sigan cometiendo ataques a los derechos humanos y que siga creciendo el número de víctimas de esta esclavitud del siglo XXI.

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*