Derechos Humanos, Globo, Mundo, Politika, Salud, Vida de hoy

Maternidad y desarrollo

Cerca de 3 millones de niños mueren cada año en el mundo en su primera semana de vida. Un 99% de esas muertes ocurre en países en vías de desarrollo. Un millón  no logra superar su primer día de vida. Gran parte de estas muertes se podrían evitar con soluciones de bajo costo.

 

Olga Fernández Baz

 

maternidad y desarrollo 5Según los datos del ultimo informe sobre el “Estado de la maternidad en el mundo 2013”, elaborado por la ONG Save the Children, Finlandia ocupa el primer puesto en el ranking de los mejores países para ser madre, seguida de Suecia, Noruega e Islandia.

En la cola y en último lugar se sitúa la República Democrática del Congo, antecedida por otros países del África subsahariana y sur de Asia.

Los datos hablan por sí solos. Mientras que el riesgo de muerte durante el embarazo en Finlandia es de una mujer entre 12.000 y sólo uno de cada 345 niños nacidos fallecen antes de cumplir los cinco años, en el caso del Congo, una de cada 30 mujeres corre riesgo de fallecer durante el embarazo y uno de cada 6 niños no alcanzan el quinto año de vida.

En el ranking de los mejores y peores países para la maternidad, España aparece en el 7º lugar y el Reino Unido en el 23. El primer país latinoamericano es Argentina con el puesto 36, seguida de Costa Rica (41), México (49) y Chile (51).

Honduras, Paraguay y Guatemala obtienen puestos más bajos, 111, 114 y 128 respectivamente. Cuba, con el puesto 33, es el primer país del Caribe en la lista.

Los datos se basan en los resultados del Indice de Maternidad (Mothers´ Index) realizado por la ONG en 176 países, en cuyo cálculo se tienen en cuenta el nivel educativo, económico, de salud y político de las madres y el grado de bienestar de los hijos.

maternidad y desarrollo 1Causas y soluciones

Un 80 % de la mortalidad infantil está relacionada con nacimientos prematuros, infecciones graves y complicaciones durante el parto. En la raíz de estas causas, unos sistemas de atención materno-infantiles incompletos, sostenidos por personal escasamente capacitado y equipado.

Según el informe, más de un millón de bebés podrían salvarse al año si se universalizara el acceso a productos de bajo coste y baja tecnología, cuyos precios no superan los 6 dólares.

Entre ellos, inyecciones de esteroides para las mujeres durante partos prematuros, aparatos de resucitación para los bebés con problemas para respirar, clorhexidina contra las infecciones del cordón umbilical y antibióticos inyectables.

maternidad y desarrollo 4 ¿Conceptos contradictorios?

La comparación entre la posición en el ranking del Índice de Maternidad y los principales índices de natalidad y fecundidad de cada país pone de manifiesto la relación inversamente proporcional entre ambos conceptos.

Los índices más bajos de natalidad (nacimientos al año por cada 1000 habitantes) los tienen los países más desarrollados, con valores menores al 20 ‰. Por el contrario, los países del África Subsahariana y central cuenta con valores en torno al 40 ‰.

Con el Índice de Fecundidad (hijos por mujer) ocurre lo mismo. Los valores más altos  en el año 2012, según la División de Estadística de la Organización de Naciones Unidas (ONU),  se localizaban en los países con peores condiciones para la maternidad, liderando el puesto Níger, con 7,1 hijos por mujer, seguido de Somalia con 6,4. Entre los más bajos, los de los países desarrollados, con un promedio entre 1 y 2 hijos por mujer, al límite, por lo tanto, del valor de reemplazo generacional.

maternidad y desarrollo 7En la explicación de estos comportamientos se sitúan pautas sociales, culturales, políticas y económicas diferentes que dotan la maternidad de un significado distinto.

Mientras que para una mujer de un país desarrollado tener un hijo es una elección libre, planificada y supeditada muchas veces a su trayectoria profesional y situación económica, para una mujer de un país no desarrollado, un hijo es un apoyo económico y una ayuda familiar para su supervivencia.

Diferencias entre países

A pesar de compartir bajas tasas de natalidad, un promedio de hijos también pequeño unido a un aumento de la edad del primer hijo que se sitúa en los 30 años, no todos los países desarrollados siguen las mismas tendencias demográficas.

maternidad y desarrollo 6Las diferencias tienen que ver con la incidencia de la inmigración y la reproducción en el país de destino de los comportamientos de las poblaciones de origen, las ayudas estatales a la familia y el acceso y uso de los anticonceptivos.

Por este orden, Irlanda, Islandia, Francia y Reino Unido lideran las tasas más altas de fecundidad según los últimos datos de Eurostat para el año 2011.

España se encuentra en la cola, con un ratio de 1,36, muy por debajo del 2 que alcanzan los países en cabeza.

En el caso de América Latina, salvo algunas excepciones como Honduras y Guatemala con los ratios más altos – 3 hijos por mujer- el resto de países se encuentra en los niveles europeos más altos.

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*