Globo, Latinoamérica, Ludoteka, Vida de hoy

Guatemala: exorcizando sus demonios

Muñecos, hechos a semejanza del Diablo, y desechos alojados en las casas de los guatemaltecos arden como un símbolo de purificación para celebrar la victoria del bien sobre el mal.

 

 

Guatemala- exorcizando3Randy Saborit Mora *

 

Según la creencia religiosa y pagana, aparte de la quema se debe rociar con agua bendita los rincones de las viviendas y barrerlas cada 7 de diciembre a partir de las seis de la tarde para enviar a Lucifer al infierno.

El origen de la ceremonia se remonta al siglo XVI durante la época colonial. Se realiza en vísperas de la procesión de la Inmaculada Virgen de Concepción, rito que en Guatemala abre los festejos navideños en honor al nacimiento de Jesucristo (25 de diciembre).

Para el historiador Celso Lara, especializado en tradiciones populares, el fuego significa la luz de la Virgen y su victoria sobre el demonio. En su opinión, esa práctica ancestral es una de las más significativas en este país centroamericano.

De acuerdo con Miguel Álvarez, el Cronista de la Ciudad de Guatemala, será muy difícil eliminar una tradición tan añeja como la Quema del Diablo por su arraigo popular y profundo simbolismo.

Guatemala- exorcizando 2Evocó que a mediados del siglo pasado, el presidente de 1958 a 1963, Miguel Ydígoras, intentó prohibir las fogatas, pero igual más las siguieron haciendo.

La principal urbe de la nación parece que sucumbe en medio de los diversos incendios avivados por las personas con objetos en desuso, papeles, paja, ramas, cajas de cartón y hojas secas.

El espectáculo nocturno es impresionante cuando los individuos reducen a cenizas una figura de color rojo con cachos (tarros), cola y tridente, que representa al Diantre.

También se ha popularizado la inflamación de “diablitos”, elaborados en las denominadas piñaterías, centros que las distribuyen en el territorio nacional.

Exposici—nLas ventas de “diablitos” aumentan previo a la conmemoración. Los precios oscilan desde 10 quetzales (un dólar con 25 centavos) hasta mil quinientos quetzales (189 dólares), en dependencia del tamaño y diseño de las obras de los artesanos piñateros.

El Diablo y las piras se consumen a la orilla de las aceras, mientras algunos ciudadanos lanzan fuegos artificiales, que matizan el acto dramático en una de las noches de mayor efusión de partículas contaminantes a la atmósfera, acorde con mediciones del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales.

Grupos ecologistas expresan sus críticas por la contaminación provocada durante ese festejo, que pervive también en la colonial ciudad de Antigua Guatemala, 45 kilómetros al oeste de la capital, y otras localidades.

Durante la festividad está prohibido carbonizar plásticos, neumáticos y otros materiales que generan gases tóxicos y podrían causar enfermedades respiratorias y de otra índole.

Según el acuerdo ministerial 332-2004, quienes quemen gomas de vehículos en lugares privados o públicos serán castigados con multas de mil quetzales (127 dólares) hasta cinco mil quetzales (633 dólares).

La Comisión Nacional del Medio Ambiente mantiene una campaña informativa en la que invitan a los capitalinos a no calcinar hule, plásticos y otros materiales causantes de altos índices de polución.

En esa fecha los socorristas piden evitar el uso de la gasolina para prender las hogueras e impedir así accidentes por quemaduras.
Los Bomberos Municipales recomiendan no realizar igniciones en terrenos baldíos ni en gasolineras.

Guatemala- exorcizando 9Asimismo, la Empresa Eléctrica de Guatemala, S.A. sugiere a los adultos estar pendientes de los menores de edad, no colocar hogueras debajo del tendido eléctrico, controlar el alto de las llamas, no quemar envases o spray, y verificar que la pira quede totalmente apagada.

Pese a los insistentes llamados a ser precavidos, ese día siempre se reportan incidentes durante la celebración de esta costumbre, que algunos cristianos protestantes ven con malos ojos, pues la consideran una adoración a Satanás.

Más allá de ese criterio, lo cierto es que Satán ha sido un antagonista reiterado en cuentos, teatro, oraciones, leyendas y bailes característicos de la bautizada tierra del quetzal.

Guatemala- exorcizando2Aunque alegóricamente los guatemaltecos expulsan de sus domicilios al Diablo en busca de purificación espiritual antes de comenzar el nuevo año, sería oportuno considerar las palabras del Arzobispo Metropolitano, Ôscar Julio Vian, al respecto.

Lo importante resulta expulsarlo del interior de cada cristiano con oraciones y cánticos. Las fogatas son un símbolo porque “de donde tenemos que sacar al diablo es dentro de nosotros mismos”, opinó la autoridad religiosa. (PL)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*