Derechos Humanos, Globo, Latinoamérica, Mundo, Politika

Uso de drogas: tenemos que apoyar, mas no criminalizar

En países de América Latina cuya situación en torno al narcotráfico se ha convertido en un asunto de seguridad nacional, la estrategia que se aplica para eliminarlo es básicamente una guerra frontal: ejército contra cárteles.

 

 

Foro sobre la política de drogas SPANISH (2)Jesús Rodríguez Montes

 

El campo de batalla está en las calles, en los centros comerciales, en bares y hasta en sitios que se suponen de recreación familiar, como canchas de futbol y parques.

Aunque muchos capos han sido capturados y otros han sido abatidos en algún combate, casi simultáneamente surgen nuevos jefes de nuevos cárteles que se conforman.

Sobra decir que la cifra de muertos se acumula en miles y muchos de ellos han sido personas inocentes, peatones que un día murieron de un balazo mientras caminaban en la calle.

Hay varios ejemplos de países en esta condición.

Foro sobre la política de drogas SPANISH (1)El caso de México es actualmente uno de los más conocidos en todo el mundo, como lo fue Colombia hace un par de décadas.

Pero también puede hablarse de lo que sucede en las favelas de Brasil, en Honduras, Guatemala o El Salvador

La estrategia implementada por los gobiernos de estos países ha priorizado el uso de las armas, ha relegado a un segundo plano el combate a fondo de las adicciones, y el perfil que se ha creado en torno a los consumidores de droga, es decir de los adictos, es un perfil delincuencial.

En estos países, como el caso de México, el debate sobre drogas es en relación a si se legaliza el consumo de marihuana, siguiendo el ejemplo de las reformas aprobadas recientemente en dos ciudades de Estados Unidos, donde se abrió un mercado legal para quienes la emplean con fines medicinales o también para quienes simplemente quieren divertirse.

uso de drogas 5Pero desafortunadamente no se habla de otros temas importantes como, por ejemplo, que el índice de personas infectadas de VIH es proclive a incrementarse entre los consumidores de droga (las que se aplican con jeringas, como heroína), y que eso está directamente relacionado a que no pueden acceder a los servicios de salud debido a que pesa sobre ellos un estigma social como drogadictos, y de acuerdo a la ley son considerados criminales.

 Campaña mundial

El pasado 26 de junio, en la conmemoración del Día Internacional Contra el Abuso de Drogas y el Tráfico Ilícito (fecha declarada por la Organización de las Naciones Unidas),  26 ciudades alrededor del mundo simultáneamente efectuaron manifestaciones pacíficas, lanzándose así, de manera oficial, la campaña “Support. Don’t Punish”.

A través de ésta, diversas agrupaciones civiles urgen a los gobiernos de todo el mundo a realizar reformas en las leyes y políticas que imponen duras penas a quienes consumen drogas y que, si son portadores de VIH o hepatitis C, también son proclives a propagarlo. Además la campaña se propone crear conciencia entre la sociedad en torno al daño que provoca considerar a los adictos como criminales.

uso de drogas 3En Londres, alrededor de 100 activistas se concentraron frente al parlamento británico, en Westminster, portando camisetas alusivas a la campaña mundial y máscaras del ex presidente de Estados Unidos, Richard Nixon, pionero de la “guerra contra las drogas”.

Los acompañaba Caroline Lucas, Miembro del Parlamento Británico, quien ha hecho llamamientos al gobierno para hacer modificaciones en las leyes sobre el tema. Lucas ha dicho: Al criminalizar millones de personas alrededor del mundo, como parte de la “guerra contra las drogas”, fallamos en hacer frente a la raíz del problema de las drogas.

Los gobiernos necesitan ahora adoptar un enfoque basado en la evidencia, que haga frente a las drogas como un problema de salud, no como uno criminal. Al criminalizar a los adictos a las drogas, también corremos el riesgo de fomentar la epidemia de VIH. Necesitamos apoyar, no castigar.

uso de drogas 4La campaña “Support. Don’t Punish” es una iniciativa de International HIV/AIDS Alliance, the International Drug Policy Consortium (IDPC), the International Network of People who Use Drugs (INPUD) y Harm Reduction International (HRI).

China, un caso de estudio.

Los promotores de la campaña han publicado el informe denominado “Support. Don’t Punish. Experiences of community advocacy and harm reduction programmes”.

Se trata de un estudio por parte del proyecto denominado Community Action on Harm Reduction (CAHR), el cual se realizó en cinco países: China, India, Indonesia, Malasia y Kenia.

Should drugs be 5Llama la atención el caso de China, por ser uno de los países más poderosos del mundo y por lo controversial de su sistema político. En 2011 se estimaba que 780 mil personas vivían con VIH.

Casi un 30% de ellos contrajo el virus vía inyección de alguna droga. De los 2 millones 350 mil personas que se inyectan droga, el 6.4% vive con VIH.

En 2008, el sistema de salud pública del gobierno chino comenzó a ofrecer tratamiento a los usuarios de droga administrada con jeringa.

En 2012, alrededor de 140 mil personas habían recibido tratamiento médico.

Ese mismo año el gobierno emprendió un plan a ejercer durante 5 años mediante el cual pretende reducir el índice de infectados de VIH y hepatitis en más de 25%, así como reducir 30% el índice de mortalidad ocasionada por estos padecimientos.

uso de drogas 2Datos emitidos en un boletín de prensa sobre la campaña indican: “La Guerra contra las drogas ha provocado sanciones duras y el encarcelamiento masivo de los que consumen drogas, sin embargo no ha logrado reducir el uso de las drogas en sí mismo o sofocar el multibillonario mercado ilícito de drogas.

Igualmente, de los 16 millones de personas que se inyectan drogas en el mundo, cerca de 3 millones viven con VIH y dos tercios viven con hepatitis C. La gente que se inyecta drogas también representan un tercio de todas las infecciones de VIH fuera del África subsahariana.”

 

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*