Derechos Humanos, En Foco, Globo, Opinión, Politika, Reino Unido

¿Por qué es el Reino Unido tan hostil con los Inmigrantes?

No es el país con mayor número de inmigrantes y refugiados en el mundo. Sin embargo, es uno de los que más considera que la migración es un problema a gran escala, que atenta contra la estabilidad económica y la identidad cultural.

 

 

Javier E. Núñez calderón

 

los nuevos inmigrantes7Al menos ese parece ser el sentimiento recogido en foros sociales, opiniones públicas y decisiones políticas adoptadas por el gobierno y sus aliados en los últimos años.

Si estadísticamente se tiene que Alemania duplica a Reino Unido en número de inmigrantes con una población que sobrepasa los 11 millones, y que Pakistán e Irán lo triplican con 1.044.000 y 968.000 refugiados respetivamente, resulta extraño que la sociedad y  el gobierno se muestren hostiles con todos aquellos que experimenten la residencia en territorio británico.

Las evidencias demuestran que para acceder a la residencia británica indefinida, un extranjero no perteneciente a cualquiera de los países miembros de la Unión Europea, requiere haber cumplido 10 años residencia legal en este país, no haber hecho salidas al exterior por una lapso mayor a los seis meses, ni haber excedido los 18 meses por fuera del país después de sumarse en total el número salidas. Eso adicional a una serie de requisitos legales y judiciales que debe cumplir.

¿Por qué es el Reino Unido 7Incluso los ciudadanos británicos que quieran ingresar a sus compañeros e hijos de otra nacionalidad deben demostrar ingresos superiores a 18.600 libras esterlinas anuales.

Hay quienes explican que la reacción del gobierno británico es natural de cualquier país industrializado, que en plena globalización, eleva controles migratorios para restringir el ingreso a los ciudadanos de los países llamados del tercer mundo.

También están quienes consideran que todo responde al clamor ciudadano de cualquier nación que es celosa de compartir su  territorio con los inmigrantes.

Shoppers walk in a market in the Upton Park neighborhood in east LondonSin embargo, el hecho de que Reino Unido sea visto como uno de los precursores del cierre de fronteras a los inmigrantes, incluso a sus mismos ciudadanos de distinta raza y color, permite analizar una serie de hechos y situaciones posteriores a la segunda guerra mundial, los cuales seguramente han influido en el arraigo de ese sentimiento calificado por unos como antinmigrante y por otros como racista.

El académico Michael Dummett, docente de la Universidad de Oxford, señala en varios de sus escritos que los únicos responsables de haber propagado el sentimiento antinmigrante en Reino Unido han sido los medios de comunicación y los gobiernos de turno, en cabeza de los partidos mayoritarios: Laborista y Conservador.

cameron232wayPara ello, Dummentt se remite a hechos ocurridos a finales de los sesentas, luego del proceso de independencia de las colonias británicas asentadas en África de este, donde un número de ciudadanos británicos originarios del subcontinente indio buscó establecerse en Reino Unido. La razón: la discriminación sufrida a partir de las nuevas políticas migratorias adoptadas por los estados nacientes. En Kenia por ejemplo, fueron retirados de los puestos oficiales, los permisos de trabajo fueron cancelados y se les privó el derecho de enviar sus hijos a la escuela pública.

En Reino Unido la reacción de la prensa fue exagerada y repercutió muchísimo en la sociedad al expresarse textualmente que el país se exponía a una invasión de ‘inmigrantes’ nunca antes vista en toda su historia.

Aquí se evidencia la primera imprecisión de los medios al considerar estas personas como inmigrantes pese a que  poseían la nacionalidad británica.

nuevos inmigrantes 1Lo peor de todo fue la reacción del gobierno, que respondió con mayor pánico del que se había diseminado en todo el territorio gracias al rumor mediático, situación que llevó a la creación de una nueva ley migratoria y de ciudadanía para restringir el ingreso de estos ciudadanos, exigiéndoles la aplicación a unos bonos para obtener el derecho a pisar suelo británico.

La medida era discriminatoria por si misma – ¿a qué Estado se le ocurre prohibir el ingreso de sus ciudadanos al territorio que les pertenece?- y además represiva dado que deportaba y judicializaba a quienes trataran de ingresar sin los bonos.

Otro momento de pánico se originó en 1971 después de que el dictador africano Idi Amin anunciara que los asiáticos establecidos en Uganda tenían tres meses para abandonar el país. Como algunos de ellos poseían pasaporte británico decidieron empezar una nueva vida en Reino Unido, pero fueron sorprendidos con medias migratorias más drásticas. Al principio por ejemplo se les negó el ingreso a las mujeres británicas casadas con hombres sin ninguna nacionalidad.

Inmigrantes latinos 14La complicidad de la prensa, que entre otras cosas inflaba las cifras sobre los recién llegados y sacaba provecho económico del asunto debido al impacto mediático que generaba los escándalos relacionados con la llegada de ‘extranjeros’,  así como el movimiento de masas provocado por discursos racistas de políticos como  Enoch Powell (que además gozaban de absoluta inmunidad pese al grueso de sus palabras) sirvieron a la clase dirigente de ambos partidos para darse cuenta de que las políticas migratorias severas representaban una ganancia de votos en época electoral.

“Cada partido, cuando salía del poder, acusaba al otro de admitir un excesivo número de inmigrantes, y de publicar falsas estadísticas de inmigrantes para ocultar la realidad”, expresa Dummentt en su libro “On immigration and refugees”.

Injusticias de la inmigración a debate3Desde entonces este ha sido el discurso de la mayoría de los políticos que desean alzarse con la dirección del parlamento.

Lo empleaba Margaret Thatcher antes y durante su periodo de primera ministra, aduciendo que el  país estaba en peligro de ser inundado por gente de otra cultura,  y que si no se ponía freno a los inmigrantes la sociedad británica iba a estallar de rabia e indignación.

De esto también se ha valido David Cameron que, para asegurarse un victoria en las próximas elecciones, ha prometido un referendo para decidir si se corta o no el paso a los inmigrantes de la Unión Europea, y Ed Miliband, quien ha culpado a los políticos de su propia colectividad por haber sido ‘tremendamente flexibles’ con la inmigración durante los años que estuvieron gobernando.

¿Por qué es el Reino Unido 9El veneno ha calado tanto en un sector de la población, que considera el tema de los inmigrantes más preocupante que el de los recortes a la salud, la privatización de empresas y la disminución de subsidios a los discapacitados.

Mientras tanto el gobierno intenta sacarle provecho al asunto responsabilizando a la comunidad extranjera de ser la causante del desempleo y la crisis del estado de bienestar.

Alguien decía que son los inmigrantes quienes benefician más a la clase dirigente porque sirven de excusa para culparlos de todos los males y esconder así los desaciertos cometidos en materia económica, política y social.

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*