Derechos Humanos, Globo, Latinoamérica, Politika

Venezuela: el menor como prioridad

Este país avanza en iniciativas destinadas a consolidar en materia legal la protección de niños y adolescentes, como parte de las políticas implementadas en el país para garantizar los derechos y el cuidado de los menores.

 

 

Jorge Hernández Álvarez

 

Venezuela- el menor como prioridad     Walter VargasEntre tales pasos destaca la reciente celebración en Caracas del I Congreso de Restitución Internacional de Niños, Niñas y Adolescentes, auspiciado por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que contó con la participación de expertos nacionales y foráneos para debatir sobre este delicado tema.

Conforme con la vicepresidenta de la Sala de Casación Social y coordinadora nacional de la Jurisdicción de Protección de niños y adolescentes, Carmen Porras, el evento se realizó con la meta de compartir saberes y unificar criterios en materia de restitución internacional.

Venezuela el menor FEATUREDDe acuerdo con la Convención sobre Aspectos Civiles de la Sustracción Internacional de Menores, cuando un niño es trasladado o retenido de manera ilícita fuera de su país y residencia habitual, las naciones firmantes del convenio deben “asegurar el inmediato regreso de los niños trasladados o retenidos en cualquier Estado Contratante”.

Aprobada en 1980, en La Haya (Países Bajos), tal Convención fue ratificada por Venezuela en la Constitución de 1999.

En ese sentido, la nación suramericana es uno de los 74 miembros -11 de ellos latinoamericanos- de la Conferencia de La Haya sobre Derecho Internacional Privado y participa del Convenio sobre Aspectos Civiles de la Sustracción Internacional de Menores, aprobada por ese ente.

Venezuela- el menor como prioridad    3Una prioridad

Por ello, durante el I Congreso de Restitución Internacional, la presidenta del TSJ, Gladys Gutiérrez, destacó que el Estado venezolano siempre ha sido garante en la defensa de los derechos humanos, especialmente el de los niños y adolescentes.

De hecho, Venezuela posee una de las legislaciones más completas en materia de protección a menores, aseguró Gutiérrez al expresar que la Constitución Nacional reconoce a niños y adolescentes como sujetos plenos de derecho y propugna la participación estatal y de la sociedad en el aseguramiento de su protección íntegra.

Venezuela- el menor como prioridadPor su parte, expertos internacionales participantes en el evento como el oficial letrado de enlace para América Latina de la Conferencia de La Haya, Ignacio Goicoechea, también ratificaron los logros venezolanos en esta materia al manifestar que la nación suramericana “tiene las más avanzadas herramientas de la región”.

Según el jurista argentino, la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes (Lopna) constituye una legislación de vanguardia.

La Lopna, que entró en vigencia el 1 de abril de 2000, tiene como objeto asegurar a niños y adolescentes venezolanos el ejercicio y el disfrute pleno y efectivo de sus derechos y garantías, a través de la protección integral que el Estado, la sociedad y la familia deben brindarles desde el momento de su concepción.

Venezuela el menor como prioridadAsimismo, Goicoechea resaltó que Venezuela ya está aplicando tecnología de punta para la solución de conflictos en esta materia y elogió al país por asumir grandes desafíos como contribuir en la promulgación de leyes que se ajustan a los derechos humanos de niños y adolescentes.

De ese modo, la cita jurídica sobre Restitución Internacional celebrada en Caracas centró su enfoque en las estructuras y formas de articulación de las políticas internas para garantizar la salvaguarda de los infantes más allá de las fronteras nacionales.

Una realidad

No obstante, las conquistas de la nación suramericana en el cuidado y protección de menores son mucho más amplias en la praxis cotidiana y se ven reforzadas en 14 de años de Revolución Bolivariana por las políticas de bienestar implementadas por el Estado en diversas esferas y niveles.

Venezuela- el menor como prioridad  Nicolas_MaduroTales transformaciones y programas sociales que comenzaron en 1999 con el entonces recién electo presidente Hugo Chávez -fallecido el pasado 5 de marzo- inciden favorablemente en la actualidad en la calidad de vida del venezolano, particularmente de los sectores más desfavorecidos, o más vulnerables como el caso los niños.

De modo que si cuando Chávez asumió el poder había casi 800 mil menores sin identidad en Venezuela, hoy día existe un consolidado sistema de identidad gratuito que garantiza que todo niño, desde el momento de su nacimiento en un centro de salud cuente con su partida y sea reconocido de inmediato como un ciudadano pleno de derechos.

De igual forma, en el ámbito de la alimentación en 14 años, el Ejecutivo revolucionario logró con la aplicación de efectivas políticas en esa esfera disminuir la tasa de desnutrición infantil en un 40 por ciento.

Venezuela- el menor como prioridad    1Con ello, el Gobierno bolivariano elevó a 97,1 por ciento el índice de alimentación de los menores, tras reducir a apenas 2,9 el porcentaje de desnutrición, el valor más bajo en toda la historia del país, acorde con datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Como resultado de tales políticas -reconocidas y galardonadas por la FAO-, la talla promedio de los niños venezolanos aumentó 2,1 centímetros y el 98 por ciento de ellos toma leche todos los días.

Igualmente, cinco millones de niños consumen alimentos de forma gratuita a través del Programa de Alimentación Escolar, a diferencia de 1999, cuando sólo 250 mil se veían beneficiados por este plan.

Venezuela políticas 2En términos educativos, el número de menores escolarizados pasó de seis millones en 1998 a 13 millones en 2011, lo que permitió alcanzar una tasa de escolarización del 93,2 por ciento, sumado a la construcción y/o restauración de miles de centros educacionales.

Hasta la fecha, el Gobierno bolivariano ha entregado además unos dos millones y medio de computadoras Canaimitas a estudiantes, principalmente de primaria, mientras se prevé otorgar una cantidad similar de estos equipos para apoyar el aprendizaje de las más jóvenes generaciones y facilitar su acceso a nuevas tecnologías.

Mientras, entre los grandes logros en el ámbito sanitario, la tasa de mortalidad infantil pasó de un 19,1 por cada mil nacidos vivos en 1999 a 10 por cada millar en 2012, lo que implicó una reducción de un 49 por ciento del indicador.

Venezuela- el menor como prioridad    5Al respecto, sobresale el Programa Nacional de Atención Materno Infantil, denominado “Misión Niño Jesús”, cuya función primordial consiste en crear condiciones favorables para que las embarazadas lleven a feliz término su gestación, ofreciéndoles atención médica y educativa en condiciones de igualdad, inclusión y justicia social.

También destaca otra iniciativa como la Gran Misión Hijos de Venezuela, que posee como objetivo principal la atención y ayuda económica a las familias o madres con hijos menores de 18 años o con alguna discapacidad, cuyos ingresos sean inferiores al salario mínimo.

Todo ello, sin contar que el resto de las misiones o sistema de programas sociales iniciados por Chávez y continuados por el presidente, Nicolás Maduro, benefician de forma transversal a la sociedad, donde los niños ocupan un lugar esencial en la conformación de un futuro de armonía, convivencia y progreso para la nación.

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*