Cinema, Cultura

Utopia

 

John Pilger, famoso por sus críticas sobre la injusticia y la explotación, ha vuelto a la palestra con su última película documental “Utopía”.

 

Utopia2
John Pilger

Steve Latham

 

Se trata de un estudio sobre cómo los aborígenes australianos (First Nation) han estado continua y deliberadamente, excluidos de los beneficios de vivir en uno de los países más ricos del mundo.

Durante la película subraya que la gente que puso nombre a la zona ha debido usar la ironía a propósito o haber estado afectada negativamente por el intenso calor de la región.

Porque “Utopía” es cualquier cosa excepto lo que su nombre expresa. Una de las partes más pobres de Australia se convierte en el objeto de una lección de cómo construir una anti-utopía, una distopía.

Condiciones insalubres, que en el caso de los niños se trata de la otitis media adhesiva, que puede acabar en sordera o ceguera… Condiciones que se ven exacerbadas por la falta de recolección de basura que causa la propagación de múltiples infecciones.

Utopia1Mientras se entrevista a bienintencionados radicales, se extiende un sentimiento de desesperación y desesperanza.

Uno dijo que no creía que los problemas se pudieran solucionar y que Australia necesitaba ayuda del exterior, asistencia internacional, porque las posiciones opuestas en el debate hacían que las soluciones internas fueran inviables.

Entre los propios indígenas, la película presenta el resentimiento y la ira que va creciendo lentamente por la forma en que se les ha tratado a lo largo de la historia desde la colonización.

El término “generación robada”, por ejemplo, se refiere a los miles de niños a los que separaron de sus familias con el supuesto propósito de civilizarlos.

La Utopia de Jhon Pilger 2De hecho, se creó una política oficial para ir eliminando el gen negro mediante la separación de su identidad cultural y de este modo, proporcionar una casta de sirvientes para los colonizadores blancos.

Hace poco, los funcionarios del gobierno australiano propagaron falsas acusaciones contra las comunidades aborígenes por abuso sexual a niños y enviaron al ejército para aplicar medidas disciplinarias.

A esto se le llamó la Intervención, que junto con el desproporcionado encarcelamiento de hombres jóvenes aborígenes, se perfila como una estrategia de ataque contra esta población.

Utopia4El resultado es que a esta Primera Nación se le ha asignado el estado de refugiados en su propio país y se ha aprobado una ley pública para mantenerlos al margen.

Sin embargo, lo más sorprendente de todo fue la respuesta de los australianos blancos que, en calidad de funcionarios del gobierno y representantes electos, o bien aplicaron esta ley o no hicieron nada para acabar con ella.

La fuerza del 4 poder  John Pilger
John Pilger

Del mismo modo han dejado claro que no son conscientes de la envergadura de los problemas que la película de Pilger nos muestra y se mantienen firmes en su idea de que han hecho todo lo que estaba en sus manos para ayudar a los aborígenes.

Pero la película no sólo se centra en su sufrimiento, también señala la historia de resistencia en contra de la colonización y la opresión.

Las masacres y el genocidio de indígenas, aunque encubierto por la historia oficial, están bien documentados.

Además, Pilger recalca las luchas épicas, como la prolongada huelga de ocho años de los ganaderos de Gurindigi a favor de unas condiciones y salarios justos; ésta es la huelga más larga de la historia australiana.

Utopia3La película es un claro ejemplo de defensa de esta causa y proporciona a los aborígenes una voz propia.

El único defecto eran las propias intervenciones de Pilger ante la cámara. Adopta un tono intimidatorio, sermoneante, e incluso interrumpe para enfatizar sus opiniones, aunque estén de acuerdo.

No obstante, si necesitamos profetas para denunciar las injusticias que existen entre nosotros, entonces quizá tengan que ser, como por ejemplo Pilger, un poco más estridentes.

 

 

 

(Traducción por Carmen Bergillos Sánchez – Email: carmen.bergillos@gmail.com)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*