Cultura, Ludoteka, Música, Vida de hoy

Música y drogas, una amistad con historia

Música y drogas, drogas y música, ambos mercados parecen ir siempre de la mano. La historia nos ha dejado múltiples ejemplos de la degradación que puede sufrir un artista o grupo musical cuando decide unirlos.

 

 

Música y drogas, una amistad con historia1Miriam Cantalapiedra Barrocal

 

La fusión entre música y drogas tiene también su historia y se remonta a los años 50 con el nacimiento del rock & roll.

Desde entonces “sexo, drogas y rock and roll” se convierten en un tópico destinado a acompañar a la música en su camino. El alcohol será la droga que defina la década y Elvis Presley el que se alce como Rey en una Europa de posguerras donde la sociedad sueña con la prosperidad.

En los 60 la población parece sentirse viva y, pese a ser unos años marcados por la Guerra de Vietnam, se hace fuerte el movimiento hippy. The Beatles serán los que marquen la época con sus canciones. E igual hacen los Rolling Stone, Bob Marley, The Who y Bob Dylan entre otros muchos.

Música y drogas, una amistad con historia2
Elvis Presley

En esta generación de felicidad, el LSD se convierte en la droga por excelencia, una sustancia que altera las conciencias y pretende crear un mundo nuevo.

Diez años más tarde en la década de los 70 la sociedad despierta del sueño hippy y vuelve a la realidad con las tensiones políticas de la Guerra Fría.

La música se convierte entonces en un vehículo de protesta y expresión ante la inestabilidad política y económica. Así nace el Punk, uno de los movimientos más contestatarios del siglo XX. El grupo The Clash y la heroína son quienes mejor representan el espíritu de estos años. Otros como New York Dolls, Pink Floyd o Queen también se abren camino.

En los 80 renace la filosofía del existencialismo, se impone el individuo como centro vital, la economía empieza a aflorar y surgen nuevas tecnologías que cambian la concepción de la música.

Música y drogas, una amistad con historia3
The Beatles

Mezcladores y sintetizadores ayudan a crear lo que será el comienzo de la música electrónica. En estos años se busca la energía para moverse y es aquí donde la cocaína y todas las “inas” se hacen fuertes. La década vendrá marcada por “La Movida”, en España, en ella Nacha Pop, Radio Futura o los Pegamoides entre otros cubren las noches.

Tras estos años de locura llegan los 90 acompañados de una música electrónica y alternativa más desarrollada. Será el éxtasis, la droga que acompaña las fiestas, como en la década anterior. Chemical Brothers es quien da el empujón a estos tiempos.

 

Música y drogas, una amistad con historia4La destrucción

Muchos grandes de la historia, pues las drogas les llevaron a la destrucción.

Kurt Cobain, líder de Nirvana, se mató de un tiro en la cabeza y se sabe que fue adicto a la heroína. Jimi Hendrix, el guitarrista afroamericano y también adicto a las drogas y al alcohol, se ahogó con su propio vómito. Michael Jackson murió de una parada cardíaca a causa de un excesivo abuso de cocaína y otras drogas a lo largo de su carrera.

Música y drogas, una amistad con historia5
The Clash

Otro caso donde más se puede ver la decadencia por drogodependencia es la de “el Rey del rock and roll”, Elvis Presley. A lo largo de su vida tuvo serios problemas de salud, comenzó a tomar drogas en el ejército para mantenerse despierto y, más tarde, otras contra el insomnio. Fue adicto a los medicamentos para contrarrestar unos efectos con otros. Sedantes, anfetaminas, narcóticos y alcohol puede que fueran la causa de su muerte prematura.

Otros casos conocidos se dan en el grupo Red Hot Chili Peppers, cuyos componentes han variado desde sus inicios. La exitosa banda tuvo también sus coqueteos con las drogas. El vocalista Anthony Kiedis y su ex guitarrista Hillel Slovak vivieron un pasado duro a causa de estas sustancias.

Hendrix, Jimi
Jimi Hendrix

En 1988 Slovak murió de sobredosis de heroína con tan solo 26 años. Kiedis tuvo mejor suerte y consiguió rehabilitarse para continuar tocando en su grupo. La canción “Under the bridge” refleja aquella época del vocalista.

Por su parte Kings Of Leon declaró: “La coca era base de nuestra rutina”. El grupo asegura haber tenido una etapa loca de la que consiguieron salir, ahora afirman que gracias a alejarse de los malos hábitos son hoy la banda que son.

En el panorama español las historias de adictos incluyen a Seguridad Social, Mecano, Rosendo, Los Pegamoides, Antonio Vega y Joaquín Sabina, entre una infinidad de músicos quienes han declarado su adicción, en algún momento de su carrera musical, a las drogas.

Share it / Compartir:

One Comment

  1. Pingback: El Club de los 27 – 1

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*