Deportes, Globo, Reino Unido

Racismo en el fútbol inglés: Tan presente como perenne

Desde el año 2012 se han reportado 350 incidentes racistas relacionados con este deporte en el país británico. Estos agravios suceden en los estadios de fútbol, durante los viajes de aficionados e incluso a través de las redes sociales.

 

Racismo en el fútbol foto de Brian Minkoff
Foto de Brian Minkoff

Juanjo Andrés Cuervo

 

Durante esta temporada, se han contabilizado 117 incidentes racistas y 32 situaciones de violencia anti semita.

Además, han habido 15 informes de discriminación por orientación sexual y se han reportado 13 casos de violencia sexista.

Racismo en el fútbol foto de Football.ua
Foto Football.ua


Recientemente, un grupo de hooligans del Chelsea comenzaron a insultar mientras viajaban en tren.

Estas ofensas iban dirigidas contra los seguidores judíos del Tottenham y hacia dos mujeres asiáticas, de las que se mofaron irónicamente por no llevar burka.

Ante esta situación, un ciudadano afrocaribeño tuvo que abandonar el tren.

Continuando con la línea de las ofensas anti semitas, un grupo de aficionados del West Ham gritaron injurias contra este colectivo. Incluso, los seguidores hicieron el saludo Nazi mientras entonaban canciones haciendo referencia a Hitler.

En el mundo del fútbol, no solo los aficionados sufren racismo. Mario Balotelli, jugador del Liverpool con raíces ghanesas, fue insultado a través de las redes sociales. Un aficionado del Manchester United escribió en twitter: “J** Mario, f** n**. Come algunas bananas y coge el ébola, sucio mono”.

Siguiendo esta tendencia racista, un seguidor del Sunderland hizo el gesto del mono mientras Lukaku, jugador con antepasados africanos, celebraba un gol en el estadio.

Incluso, se leyeron mensajes de móvil escritos por un antiguo entrenador del fútbol inglés, Malky Mackay, En los textos, aparecían términos tales como “judío gordo” o “chink”, y demás palabras de contenido homófobo y sexista.

Y esto no solo sucede en el fútbol inglés de la Premier League. Durante un encuentro, aficionados del Millwall abusaron de manera racista de El-Hadji Diouf, jugador senegalés.

Como consecuencia de la afrenta, uno de ellos fue detenido, y se le prohibió entrar a un estadio durante 5 años, además de pagar más de £500.

Aparte de los aficionados, también se ha informado de actos racistas dentro de un equipo.

Durante una jornada de fútbol, un grupo de jugadores del Pye Green Towers FC, equipo amateur, profirió cantos racistas en el vestuario.

Racismo en el fútbol foto de CFC Unofficial
Foto CFC Unofficial

Él árbitro de aquel día era de raza negra y la decisión fue clara: expulsar al equipo de la West Midlands Christian League.

Al grito de “Somos racistas y así es cómo nos gusta” un grupo de hooligans del Chelsea impidieron entrar al tren a un ciudadano francés de raza negra.

Desde entonces, la víctima del incidente, Souleymane Sylla, asegura estar “muy asustado” y pensar “cada hora en lo sucedido”, e incluso necesita terapia a raíz del problema.

“Los aficionados del Chelsea me han destrozado. Cuando voy a ver a mi terapeuta siento que estoy siendo perseguido. Aun oigo las voces de aquellos que me ofendieron por mi color de piel”.

Racismo en el fútbol foto de Stuart Grout
Foto de Stuart Grout

Éstos son algunos de los casos relacionados con racismo que suceden en el fútbol inglés.

De momento, el número de denuncias ha aumentado de 136 a 184 respecto a la temporada anterior. Una cifra que no refleja la cantidad total de incidentes, según el director de Kick It Out, Roisin Wood.

“El nivel de quejas presentadas esta temporada apenas araña la superficie de un problema generalizado”, sentencia.

Estadísticas

Afortunadamente, existe una organización que lucha contra la desigualdad, Kick it Out, y ha realizado un sondeo a más de 200 futbolistas de las cuatro principales divisiones del fútbol inglés.

Según los datos, más del 50% asegura haber escuchado insultos racistas en un estadio de fútbol. Además, el 25% reconoce haber recibido abusos de este tipo durante la disputa de un encuentro.

De todos ellos, el 20% afirma haber presenciado racismo en el vestuario y en el campo de entrenamiento.

Y en relación a estos testimonios, más del 50% cree que hay un problema debido a la escasez de entrenadores negros o pertenecientes a minorías étnicas.

La realidad es que solo hay un entrenador de raza negra en la Premier League. Ése es Chris Ramsey, profesional del Queens Park Rangers, quién asegura que “el racismo en el fútbol ha sido aparcado, pero no eliminado.

Paul Mortimer, ex jugador del Charlton que jugó en los años 80 y 90, participó en el sondeo llevado a cabo por Kick It Out.

Según sus declaraciones, en esa etapa se vendía fruta alrededor de los estadios para que los aficionados las lanzasen a los jugadores durante el transcurso del encuentro.

Además, admite que sufrió abuso por parte de compañeros de profesión, tanto de su equipo como de los oponentes.

Según los datos recogidos de los últimos 13 años en la Premier League, se ha hecho un balance del equipo con mayor número de seguidores arrestados por cantos racistas.

Racismo en el fútbolEn esta lista, el Chelsea es el equipo con mayor número de detenidos por esta causa, con una cifra de 28 personas.

Persistiendo en esta corriente racista, uno de los equipos más fuertes de Londres, el Arsenal, es el que menor número de arrestos ha sufrido por actitudes racistas, con 13.

En cuanto a detenciones sufridas en una misma temporada, los seguidores del West Ham fueron los más capturados, con 9.

Racismo en el fútbol 2 foto de Football.ua
Foro Football.ua

Racismo en partidos de menores

Según estadísticas proporcionadas por 24 fuerzas policiales de Inglaterra, menos de la mitad del número total del país, desde el año 2012 se han contabilizado 350 incidentes racistas relacionados con el fútbol.

Esto es, sumando el número de agravios desde categorías profesionales como la Premier League hasta el fútbol base, donde juegan menores de edad. Por ejemplo, en Manchester se anotaron 46 incidentes.

En algunos de ellos se escucharon frases como “este es un p*** trabajo del hombre n**, p** n, mientras esta persona limpiaba un aseo en el estadio, o “te lo haré, voy a esperarte fuera, te lo voy a hacer, p** n**”, durante la disputa de un encuentro de fútbol de niños.

De hecho, Gavin Sutherland, coordinador de la fundación “Show Racism The Red Card”, afirmó que “a pesar de que los clubes han tomado fuertes medidas, el racismo es un problema real de la sociedad”.

Para el propio, Sutherland, “especialmente preocupantes son los incidentes racistas en partidos de juveniles”

Y es que en estas categorías de fútbol en las que participan menores de edad, la Policía de Hertfordshire reportó 11 incidentes racistas. Siguiendo en la misma línea, un árbitro sufrió insultos de este tipo mientras dirigía un encuentro de niños, según informó la policía de Surrey.

Restricción para inmigrantes

La Asociación de Fútbol (FA) ha propuesto una norma para que disminuya el número de extranjeros que juegan en la liga inglesa. Esta iniciativa, aprobada por la Home Office, tendrá vigor a partir del 1 de mayo.

Una de las propuestas consiste en permitir la entrada al fútbol inglés únicamente a los jugadores de mayor calidad que no pertenezcan a la Unión Europea.

Esto significa que solo optarán a un posible permiso de trabajo los jugadores que pertenezcan a una selección que esté situada entre las 50 mejores del mundo.

Este criterio se basa en la clasificación de la FIFA, y dependiendo de la posición de cada país se tendrá más o menos probabilidades de obtener la licencia.

Racismo en el fútbol 3Por ejemplo, un jugador que integre una de las 10 mejores selecciones nacionales, deberá jugar un 30 % de los encuentros con el equipo de su país en los últimos 24 meses.

En cambio, los jugadores que participen en una selección nacional que esté situada entre el puesto 31 y el 50, deberán jugar al menos el 75 % de los encuentros.

Racismo en el fútbol foto de Ben Sutherland
Foto de Ben Sutherland

En términos estadísticos, esto significaría, en caso de que la norma fuese aplicada al instante, que el 33 % de los inmigrantes que provienen de fuera de la UE tendrían que abandonar el fútbol inglés debido a esta imposición.

Sobre esta normativa, Greg Dyke, presidente de la FA, afirma “tener miedo” de que “la Premier League termine siendo propiedad de extranjeros, entrenada por extranjeros y jugada por extranjeros”.

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*