Globo, Reino Unido, Turismo, Vida de hoy

Brixton… un viaje al pasado…

Dentro de la zona 2 yace una alegre ciudad que refleja una auténtica mezcla de diferentes historias que confluyen en Londres. Con una mezcla de reggae, latino e irlandés, música y comida diversa y varias opciones de compra, existe un ambiente acogedor para todos.

 

brixton pixabay 2Taylor Zambrano

 

Brixton posee uno de los más antiguos y sobrevivientes vestigios de la actividad humana. Se trata de dos calles romanas: la Capham Road (A3) y Brixton Road (A23).

La zona se llamó primero Brixtane en el Siglo XI y fue creada a base de rocas que eran conocidas como los lugares de encuentro para la comunidad.

En 1816, Vauxhall Bridge fue la ‘primera urbanización’ construida alrededor de Acre Lane.

En esa calle, se pueden encontrar dos de los edificios más an

tiguos de Brixton, incluyendo el de St Matthews Church, fundado en 1812, y el asilo de Trinity Almhouses, establecido en 1824.

No sólo las calles de Brixton están flanqueadas por objetos del pasado, si no que a la propia comunidad también se la conoce por su historia social.

A medida que la población aumentaba, Brixton recibía a miles de personas llegando a esa zona por los más grandes y mejores centros comerciales del sur de Londres, incluyendo boyantes mercados, grandes almacenes, cines, un bar y un teatro.

Constituidos en 1877, Bon Marche, situados en la calle Brixton, se convirtieron en los primeros grandes almacenes construidos con ese fin. Además, a la avenida eléctrica se la co

noce como la primera zona comercial con alumbrado eléctrico.

Sobre los años 40 y 50, una gran parte de los inmigrantes que migraron desde las Antillas, se establecieron en Brixton, hecho que desde entonces, le ha conferido a la zona su atmósfera ecléctica y multicultural.

brixton pixabayManifestaciones y progreso

Al haber diferentes nacionalidades que confluyen en una misma área, inevitablemente ha habido algunos sucesos escabrosos en la historia de Brixton.

La zona ha pasado por graves disturbios, cada uno de ellos dejando un sentimiento de malestar a su paso.

El disturbio de 1981 duró tres días. Constaba en su mayoría de jóvenes de color atentando contra la policía, prendiendo fuego a los vehículos y asaltando edificios.

A simple vista, parecía como que la población negra se había integrado bien en la sociedad, sin embargo el pasado nos dice otra cosa.

Por aquel entonces, el 25% de la población de Brixton estaba constituida por una etnia minoritaria, y lamentablemente, aproximadamente la mitad de los chicos de color no tenían un trabajo.

Se le concedió a la policía una exención de los términos y condiciones o la ley de relaciones interraciales modificada en 1976, y también usaban la ley “Sus” – una ley por la que cualquiera podría ser detenido y registrado, incluso por una leve sospecha de actividad delictiva – para discriminar a la comunidad de raza negra.

A principios de abril, la operación pantano se creó para intentar reducir la delincuencia callejera en el centro de Brixton y unas 1.000 personas fueron detenidas bajo la ley Sus en sólo seis días.

brixton3Los rumores sobre el maltrato policial a un hombre de color dieron lugar a disturbios, y el arresto de un hombre la noche siguiente llevó a un disturbio que duró tres días.

Cuando la ley Sus llegó definitivamente a su fin, se constituyó la autoridad de demanda policial y otros grupos consultivos comunitarios /policiales. Esto llevó a la policía unos veinte años tomar muy en cuenta las políticas de conciencia racial, pero a nivel más nacional, la inclusión racial finalmente fue en aumento.

En 1985, Bernie Grant se convirtió en el primer líder de una minoría étnica de un municipio de Londres, y en 1987 se convirtió en una de las primeras cuatro personas procedentes de una minoría étnica en ser elegido para entrar en el Parlamento.

La zona continuó teniendo altibajos tanto logros, com

o los primeros miembros de la minoría étnica del Parlamento, como algunos otros estallidos de disturbios desde el más importante ocurrido en 1981.

Esto ha provocado que otros grupos étnicos minoritarios se manifestaran, como los disturbios raciales durante el verano del 2001 cuando jóvenes de raza blanca y asiática entraron en conflicto por las calles del norte de Inglaterra.

Preservar el ambiente

Actualmente, la comunidad está padeciendo un g

ran desorden político ya que los comerciantes ubicados bajo el arco de la vía férrea de Brixton están siendo forzados a desalojar sus locales para la remodelación del lugar con sólo seis meses de aviso previo.

Los dueños de la propiedad, Network Rail, no garantizaron alquileres preferentes para esos propietarios y de igual modo avisaron de un aumento en la renta de casi tres veces superior al del precio original.

Foto Javier Duque

“Me acaban de decir mis arrendadores, Network Rail, que tienen previsto remodelar los arcos que nosotros alquilamos, y que no figuramos en sus nuevos y prometedores planes. No sólo somos nosotros, es cada arco a lo largo de la Atlantic Road y la Brixton Station Road, desde Brixton Road hasta Popes Road”, decía un propietario en cuanto al asunto.

Una sensación apremiante de preservar la historia de la comunidad y el “ambiente comunitario” se ha adueñado de todo el mundo que vive en la zona porque esto es por lo que Brixton es conocido: su atmósfera ecléctica y multicultural.

Introduciendo por coacción negocios más importantes y franquicias locales, la comunidad, especialmente la adinerada, de la zona aguanta porqu

e así es como la mayoría de familias generan dinero.

A pesar de la supresión intimidatoria de las tiendas locales, la comunidad sigue persistiendo y ayudándose mutuamente por medio de otras vías.

Simplemente al caminar por las calles, la sensación de unión y cultura pueden percibirse y verse desde los diversos restaurantes y el arte callejero que puede encontrarse en cada calle.

 

(Traducido por Teresa Polo Iglesias – Email: terransicili@hotmail.com)

 

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*