Derechos Humanos, Globo, Mundo, Politika, Turismo, Vida de hoy

Ser soltero e independiente en China, ya no es drama social

En una sociedad ancestral, plagada de tradiciones y machista, las mujeres empiezan a reflexionar. Ser madre y esposa ya no es su realización. Hay que sumarse a los rápidos cambios y al vertiginoso desarrollo económico.

 

Ser soltero 2 Foto de PixabayDamy Vales

 

Por muy elegante e interesante que sea, para una china es muy difícil casarse si ya ha pasado los 30 años, mientras que a los 35 es casi imposible y con más de 40 se puede decir que perdió todas las esperanzas.

Según el Buró Municipal de Estadísticas de Beijing, esta capital registró un notable incremento de mujeres sin compromisos matrimoniales tras una encuesta realizada en 2015 al uno % de la población de esta urbe.

El sondeo mostró que en Beijing el 4 % de los solteros entrevistados entre las edades de 30 y 44 años son mujeres, una subida notoria respecto al 40 % del último censo nacional de población realizado hace cinco años. Cerca del 92,5 % de estas solteras viven en las áreas urbanas. Alrededor del 81,1% de ellas tienen títulos universitarios o calificaciones más altas que las casadas.

Sin embargo, la mayor parte de los hombres solteros viven en las áreas rurales y más de la mitad sólo han recibido enseñanza de escuelas secundarias del primer ciclo.

No obstante y pese a que las solteras de la ciudad suelen estar bien educadas y son independientes económicamente, los hombres tienden a casarse con chicas más jóvenes y con menos estudios que ellos.

Ser soltero 3 Foto de PixabayAdemás de la masificación de sus ciudades, la superpoblación que sufre China ha sido otro problema que afecta a ese grupo poblacional.

Razones culturales o el propio machismo imperante en esta sociedad, hacen que los hombres consideren excesivos 30 años para que una fémina no haya encontrado su príncipe azul.

Esa preferencia por la juventud condena a muchas treintañeras a ser mirada como “solteronas”, ello sin mencionar que deben soportar una fuerte presión familiar para casarse y tener hijos.

Tal es el caso que padres y allegados en muchas ocasiones buscan pretendientes a sus hijas y organizan citas a ciegas entre amigos y conocidos.

Otras veces se reúnen en los parques con las fotos de sus hijos para intentar emparejarlos con los de los vecinos.

Como última opción, algo más compleja, las “quedadas” se alistan en agencias de contactos que están proliferando por el país y organizan fiestas para conocer parejas.

Las generaciones más antiguas de chinos, influenciadas por una ideología confuciana que considera una deshonra hacia los padres no originar un heredero, aún ven el matrimonio como base fundamental en la familia.

Esa insistencia, surge asimismo de la necesidad de cuidado que tendrán los futuros abuelos cuando envejezcan.

Ser soltero 1 Foto de PixabayNo obstante y a fin de hacer felices al menos por un tiempo a los padres, aparecen las tiendas virtuales para alquilar pareja, estilo que creció 88,4% entre 2012 y 2013, y pese a que también hay prometidas de renta, la mayoría son varones. Los precios de las llamadas “medias naranjas” oscilan entre los mil y 10 mil yuanes por día (unos 160 a mil 600 dólares), e incluso pueden cobrar extra por muestras románticas incluidas caricias, besos, tomarse de la mano, conversar con los supuestos suegros, pero por lo general, sin llegar a mantener relaciones sexuales.

Autismo 2Datos oficiales publicados indican que tan sólo en las zonas urbanas de esta capital se registran unos siete millones de mujeres solteras de entre 25 y 34 años.

Esta encrucijada que encaran las nuevas generaciones, que en su mayoría optan por estudiar carreras universitarias o viajar al extranjero en busca de conocimientos más que de parejas, establece un real enfrentamiento entre la modernidad y las tradiciones. (PL)

(Fotos de Pixabay)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*