Globo, Reino Unido, Turismo, Vida de hoy

Lo que no se sabe de Lavenham

En este un pueblo, que también es parroquia civil, ubicado en y el distrito de Suffolk, al sur de Inglaterra, hay tanta historia que las personas han perdido su libertad de demoler o reconstruir sus casas.

 

Tedith article (3)exto y fotos de Edith Tacusi Oblitas

 

Los que viven en casas medioevales, saben que no las pueden demoler. De hecho, algunas de ellas son tan sagradas como lo es el palacio de Buckingham en Inglaterra.

En Lavenham, viven 1.722 personas, cuyas edades oscilan – en su mayoría – entre las edades de 30 a 64 años – y que residen en casas que se construyeron en la época medioeval. Y aunque el tiempo ha pasado, estas casas se conservan muy bien.

Aquí muchas cosas han sucedido.

Se dice, por ejemplo, que en el Siglo XV, este pueblo se enriqueció por el comercio de lana y que en esos días construyeron la lujosa iglesia de San Pedro y San Pablo.

Y también, debido a aquella riqueza, los habitantes llegaron a pagar más impuestos que las grandes ciudades, como York.

edith article (2)Pero las cosas fueron cambiando y Lavenham pasó del comercio de la lana al mundo del turismo.

Al igual que ese cambio, otros se han dado en la historia de este pueblo. Tal es el caso de que durante la Segunda Guerra Mundial, muchos soldados de Estados Unidos llegaron a Lavenham y allí establecieron su fuerza aérea.

Pero actualmente, de esta fuerza sólo queda la torre de control; el resto es zona agrícola.

Se sabe que después de la guerra, los cuerpos de los soldados estadounidenses fueron repatriados a su país de origen.

Pero sus nombres están inscritos en una placa recordatoria colocada en la iglesia de San Pedro y San Pablo.

Así se sabe que 233 aviadores estadounidenses fueron asesinados o desaparecidos en acción.

Ya en un espacio más grande, la iglesia conserva los nombres de los soldados nativos que murieron en la Primera y Segunda Guerra Mundial.

Por lo que se ve, este pueblo perdió más hombres en la Primera Guerra Mundial.

edith article (6)Cuando todo volvía a la calma y la Segunda Guerra Mundial era una noticia recién pasada,– uno de los habitantes – recuerda que llegó a Inglaterra con sus padres y vio por primera vez a sus parientes.

Christopher nació en Japón porque sus padres estaban allí como misioneros, tenía 7 años cuando tomaron el último barco que salía a Canadá.

Después de vivir un tiempo corto en este país, viajó a Inglaterra.

Cumplida la edad para hacer el servicio militar, Christopher viajó a Hong Kong. Al término de este, regresó a Inglaterra y se decidió por la labor sacerdotal.

De hecho, fue rector de la iglesia Long Melford durante 22 años. Hoy dice lamentar haber dejado la isla montañosa de Hong Kong.

Pero las guerras no son un pasado. Un hijo de la región de Suffolk murió a los 26 años en Afganistán. Su nombre era Jonathan Woodgate y hace 6 años que falleció. Hoy es homenajeado en esta iglesia anglicana.

Por otro lado, no solo los héroes y las celebridades han visitado Lavenham.

edith article (5)Hace 36 años, un físico nuclear, filósofo y ex traficante de drogas fue detenido en el bar del lujoso hotel Swan.

Se trata de Howard Marks, quien cuenta en un libro que escribió que dos hombres se acercaron al bar y uno de ellos le preguntó por su reloj y luego lo detuvieron.

Ahora, fuera de la cárcel dice que disfruta de sus días y no le deprime su vida de 70 años con cáncer.

Con una historia tan rica que se escucha, palpa y observa, este pueblo es muy concurrido en verano, entre ellos japoneses, que quedan maravillados por las casas y construcciones históricas, como el hotel que fue la casa donde se realizó la primera película de “Harry Potter”.

Se dice que la familia de Vere, ex dueños de dicha casa, se convirtieron en la segunda familia más rica de Gran Bretaña y fueron los últimos dueños de la residencia que ahora es del Primer Ministro del Reino Unido.

En 2012, la casa fue vendida en £950.000 a una cadena de hoteles, pero sus nuevos dueños no la pueden tocar.

edith article (4)Es tan sagrada como el Palacio Buckingham y está incluida en la lista estatutaria de edificios de especial interés arquitectónico o histórico y está catalogada en el grado I.

Si bien, muchas casas medioevales no pueden ser modificadas o derrumbadas sin un permiso especial de la autoridad local de planificación, la estación del tren, la que se mantuvo abierta durante 102 años, fue destruida completamente en 1967. Motivos no faltaron, la crisis llegó en la década de los 50s.

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*