Agenda, Cultura, En escena, Globo, Reino Unido

“Valiant”, las mujeres y la guerra

Sus experiencias son muy amplias y diversas, pero sus voces son a menudo ignoradas. A pesar de estar tan heridas por el pasado y los conflictos en desarrollo, sus opiniones, miedos y preocupaciones han sido fundamentalmente  ignorados. Ahora, se cuentan sus historias.

 

ValiantMichelle Gooden-Jones


Antes del inicio de la revolución iraní, la familia de Lanna Joffrey huyó a Londres, donde se asentaron, esperando que el Irán que conocían volviera.

A medida que pasaba el tiempo, y las secuelas de la revolución continuaban, se trasladaron a Estados Unidos, donde otros miembros de la familia buscaron refugio.

Inspirada por su propia experiencia de la guerra, y encantada por las historias de otras mujeres que vivieron a través de ellas, Lanna se sintió profundamente conmovida por las entrevistas documentadas en el libro de Sally Hayton-Keeva, “Mujeres valientes en la guerra y el exilio”.

Cuando Joffrey descubrió que la mayoría de las mujeres en el libro de Sally nunca antes habían compartido sus historias de la guerra, vio un patrón similar en su propia vida, y sabía que las narraciones tenían que mantenerse con vida en su adaptación a la obra de teatro, “Valiant”.

Como la representación entra ahora en su última semana, como parte del mes “Women and war festival en The So and So Arts club, Lanna Joffrey cuenta a The Prisma por qué decidió representar trece luchas personales de mujeres a través de varios conflictos del siglo XX.

¿Por qué es importante contar la historia de la mujer en la guerra?

Si vamos a entender la narrativa de la guerra, es importante entender al cincuenta por ciento de la población. La narrativa femenina rara vez se puso en primer plano. Nos estamos perjudicando a nosotros mismos al entender por qué seguimos yendo a la guerra.

Valiant Lanna Joffrey 2 (1)Las mujeres tienen una gran cantidad de experiencias. Algunas son insistentes en que la guerra no debería existir. Algunas dicen que deberíamos ir a la guerra – es la única manera de luchar contra ciertos grupos de personas. Para otras, depende de quién es el enemigo, si podemos encontrar la paz sin tener que ser violentos, o si es el último recurso.

¿Cómo creó el guión de su obra?

Sally Hayton-Keeva viajó durante cinco años y entrevistó a mujeres usando una grabadora de casete. Luego transcribió las entrevistas y publicó treinta y ocho de ellas en un libro. Le pregunté si podría tener los derechos para adaptar el libro a una obra de teatro. Cogí trece de las entrevistas y pedí a Sally que escribiera material adicional sobre cómo  encontró a estas mujeres. Lo que se ve en la pantalla son sus palabras. Yo no escribí nada. Solo fui el tallador, quien le daba forma.

Es un texto con las mismas palabras. Se trata de las palabras de las mujeres. Sólo  lo he adaptado a una estructura dramática. Vi paralelismos en las entrevistas y pensé que el sentar una mujer junto a otra era una forma importante de destacar que estamos perdiendo gente en ambos lados. Para los lados opuestos, es la misma experiencia. Me sentí obligada a empujar ese mensaje hacia adelante.

¿Por qué eligió esas trece entrevistas?

Yo lo llamo el factor “Yo no sabía eso”. Elegí aquellas de las no se habían escuchado. Nunca supe lo que ocurrió en el primer día en Auschwitz, o sobre los asistentes de vuelo que volaban con soldados de Vietnam ida y vuelta. Usted no piensa en esas historias de guerra, pero son historias de guerra, y aspectos importantes de lo que sucede.

Valiant Lanna Joffrey 2 (3)En la obra sólo cuatro mujeres llevan a cabo trece papeles diferentes. ¿Era eso un desafío?

Sí. Quisimos ser auténticos en los acentos, y representarlos lo más honestamente posible. Para mí, fue importante impulsar la universalidad de estas mujeres.

Es importante contar con mujeres que representan a otras mujeres sobre un  escenario, mujeres que  nunca retratarían de forma creíble. Nos ayuda a entender cómo de universales son estas historias – que usted y yo somos los mismos cuando se trata de una historia de guerra.

A lo largo de toda la obra, lo único que hay en el escenario son las cuatro mujeres, cuatro sillas, y la escritura en el proyector detrás de ellos. ¿Por qué se deja el escenario tan vacío?

Quisimos que las historias hablasen por sí mismas, para hacerlas destacar por sí solas.

¿Por qué se interesó en la guerra del siglo XX?

Estas son las historias del siglo XX, pero en paralelo con el siglo XXI. La madre que perdió a su hijo en la guerra en Vietnam es la misma que la madre que perdió a su hijo en la guerra en Afganistán. El refugiado afgano es el mismo que el refugiado sirio. Podemos cuestionarnos si hemos cambiado. ¿Han mejorado las cosas? ¿Hemos aprendido algo del siglo XX?

¿Valiant Lanna Joffrey 2 (2)Cuál fue la parte más agradable en la creación de esta obra?

La idea de llevar a las mujeres a la vanguardia de la guerra. Leí el libro de Sally cuando tenía 16 años de edad y me impactó. Para mí, la narrativa de la guerra había sido una narrativa masculina. Fue el presidente quien nos llevó a la guerra, y los soldados quienes combatieron. No sabía que incluso mi madre tenía una historia de la guerra.

¿Qué es lo que quiere que la audiencia tome de la obra?

Una gran parte del tiempo, la guerra es algo que está sucediendo lejos. Podemos optar por olvidarnos de ella, y creer que no está allí. Quiero que el público piense en ello y decidir cuál es su postura. ¿Qué harías en un tiempo de guerra? ¿Crees en eso? ¿Es necesario? ¿Con qué mujer estás de acuerdo?

 

(Traducido por Irene Caneiro)

 

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*