Globo, Reino Unido

Mitología de la Tierra

En un discurso a la UE en 2010, la senadora colombiana Piedad Córdoba se lamentó: “Colombia es una tumba de masas, es el cementerio más grande de América Latina”.

 

sol-bailey-barker-from-myth-to-earth-installation-sculptures-by-sol-bailey-barker
Sol Bailey Barker: ‘From Myth To Earth’ instalación, esculturas de Sol Bailey Barker

Olivia Arigho-Stiles

 

En las últimas décadas el país ha sido testigo de la brutal violencia de los paramilitares respaldados por las autoridades, las fuerzas del Estado y de la guerrilla, con miles de sus habitantes asesinados y desplazados.

Calificado como el lugar más peligroso del mundo en el que ser miembro de un sindicato, la violencia ha sido parte integral de la historia de Colombia, sirviendo a un propósito hiper-político de reprimir a movimientos sociales indígenas, sindicatos y disidentes políticos. Pero a medida que Colombia se presenta al borde del cambio, con un histórico acuerdo de paz entre las FARC y el gobierno, una nueva exposición celebrada conjuntamente en el Koppel Project Hivey y el 93 Baker Street en Londres, busca presentar a Colombia más allá del espectro de la violencia.

Mitología de la Tierra” examina las innumerables identidades, historias y el folclore de los pueblos de Colombia.

Surgida durante un viaje de investigación de seis meses en Colombia junto a una estrecha interacción con la diáspora colombiana en Londres, “Mitología de la Tierra” es el proyecto de los artistas Gabriella Sonabend y Sol Bailey-Barker.

The Prisma habló con los artistas, quienes explicaron que la exposición trata de “crear un diálogo internacional entre las comunidades”.

omar-castaneda-web-jaguar-in-a-tropical-island-by-omar-castaneda
Omar Castaneda (Web): ‘Jaguar en una isla tropical’ de Omar Castaneda

Sonabend afirma:  “Sabíamos que Colombia tenía este increíble folclore y mitología, pero había una desigualdad real entre lo que el país es, y la percepción que tiene la gente sobre él. Los extranjeros piensan en Pablo Escobar, en la violencia y el tráfico de drogas. Sentíamos una responsabilidad como extranjeros de ir y averiguar cómo es el país, cuáles eran sus tradiciones , la multitud de culturas, e intentar traer algo de ello a Inglaterra para que pudiéramos reflexionar y expandir el conocimiento fuera del país”.

Sol Bailey-Barker añade que hay “un énfasis particular en la comprensión de estos mitos y leyendas que nacen de la relación de la gente con la naturaleza, [y] la compleja historia de la cultura indígena y la colonial”. Mientras viajaba alrededor de Colombia, Bailey-Barker hizo una serie de esculturas que dejó allí en varios sitios, ” como una ofrenda directamente o como un gesto simbólico”.

Pero, como era de esperar, precisar lo que significa ‘identidad colombiana’   resulta ser muy diverso.. “No es un lugar cohesionado, hay muchos territorios diferentes. No se puede ver como un solo lugar, o una sola identidad”, reconoce Sonabend.

En un espacio de exposición paralela en l Baker Street, Sonabend y Bailey Barker exhiben las obras de siete artistas colombianos que reflejan la identidad colombiana. “Todos los artistas que hemos invitado a exponer en la galería paralela tienen una relación interesante con la historia y el tiempo, y una manera muy poética de pensar acerca de su identidad”, explica Sonabend.

paintings-by-gabriella-sonabend-and-sculpture-by-sol-bailey-barker
Pinturas de Gabriella Sonabend and escultura de Sol Bailey Barker

Enfrentar el trauma perdurable de desapariciones, torturas y asesinatos, ha sido algo a lo cual los artistas de Colombia han respondido de maneras divergentes en los últimos años.

Para el artista Ivan Felipe Castillo, residente en Bogotá y quien ha estado estrechamente relacionado con “Mitología de la Tierra”, Doris Salcedo es una influencia formativa. En su trabajo Salcedo confronta, resueltamente,  la memoria, el trauma, el desplazamiento y la violencia.

Sus trabajos notables incluyen Shibboleth (2007), que tomó la forma de una enorme grieta en el suelo de la Tate Modern de Londres.

Pero Castillo cree que la última generación de artistas colombianos está evitando hacer evidente el compromiso con el conflicto político, y declara que “Depende de la aproximación estética. No se encuentran muchos artistas políticos que se comprometan con la violencia… Soy de Bogotá, que de alguna manera está aislada de la violencia real. Es un contraste cruel; Bogotá es una ciudad peligrosa… pero es muy diferente de las zonas rurales. Eso fue un problema para mí, el sentirme tan separado [de la violencia]”.

Castillo señala que muchos artistas contemporáneos más jóvenes no quieren ser definidos por la sombra del conflicto: “Muchos quieren cortar esta narrativa de la violencia, debido a que ya se ha asumido. Existe la sensación de que hay más para nosotros”.

Bailey-Barker añade que “Hay una brecha generacional. La generación anterior es más comprometida políticamente, pero la generación más joven está tratando de seguir adelante”. Sonabend coincide: “Nos dimos cuenta de que en Bogotá, muchas de las galerías de arte contemporáneo son muy abstractas, tratando de no ser “políticas”.

from-myth-to-earth-installation-bus-shelter-with-audio-narratives-by-gabriella-sonabend
‘From Myth To Earth’ instalación, parada de bus y narración en audio, de Gabriella Sonabend

Evocar una sensación palpable del lugar, con sus olores, sensaciones y colores, es fundamental para la experiencia de la exposición. Los visitantes pueden sentarse en una parada de bus improvisada y escuchar las historias escritas por Sonabend: “Éstas explican [todo]. Por ejemplo, la industria de la sal indígena en la región de La Guajira. Ellos hablan de diferentes mitologías, de un  conflicto donde un mundo indígena choca con un mundo de turismo, o con el tráfico de cocaína”.

Una de las esculturas producidas por Bailey-Barker se constituye a partir de un cráneo de caballo traído de Colombia en el equipaje. Otra, titulada Bullets to Space, utiliza 300 casquillos de bala recogidos por Bailey-Barker en San Agustín, que luego se fueron clavando en una pala tallada a mano. Por lo tanto, dada la importancia de la propia Colombia para las obras de arte, y la relación entre estas y sus lugares de origen, ¿qué se puede ganar, o incluso perder, al trasladar las obras de Colombia a Londres?

Castillo objeta: “No tiene sentido reproducir el arte de una manera literal, sino que espacios como éste crean una conexión metafísica”. Sonabend agrega que “Hay una metamorfosis cuando las cosas se acercan. Puede ser en el Amazonas, puede ser en Londres”.

Manteniendo el vínculo con la diáspora latinoamericana en Londres, la exposición también trabaja con el proyecto Mapping Memories, desarrollado por Verónica Posada y Lorena Raigoso, y que  da visibilidad a la comunidad latinoamericana que vive en Londres y tiene como objetivo aumentar su reconocimiento en el Reino Unido.

unitedfruit-united-fruit-banana-republic-by-sol-bailey-barker
United+Fruit+..: ‘United Fruit: Banana Republic’ de Sol Bailey Barker

Parte del programa de la exposición gira en torno a los talleres ofrecidos por Sonabend, Bailey-Barker y otros artistas en las comunidades de América Latina en Tottenham y Elephant and Castle.

Estos talleres de narraciones tienen buscan ayudar a las comunidades a compartir sus historias sobre la vida en el Reino Unido y sus experiencias como emigrantes.

Separada de las inamovibles fronteras nacionales, la identidad de Colombia emerge como un concepto fluido geográficamente. Aunque conservada de una perspectiva firmemente extranjera, “Mitología de la Tierra” es en última instancia una exploración persuasiva y sensible de un país del cual se espera que esté en la víspera de un cambio político.

“Mitología de la Tierra” estará expuesta hasta el 5 de noviembre del 2016. Más información en:  http://thekoppelproject.com/mitologia-de-la-tierra/

 (Traducido por Irene Caneiro / Corregido por: M.U)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*