Uncategorized @es

Jose Barahone: En Lisboa me acordé de ti

mo es para un hombre latino con pocos recursos buscar una nueva vida en un continente diferente? Incluso una lengua común nos engaña. Y cuando las cosas se ponen feas, ¿dejamos de llamar a nuestra familia? Estos son los temas en esta nueva película que está entre la ficción y el documental.

 

jose-barahona-aa
José Barahona

Graham Douglas

 

Él solía ir a Brasil por unos meses, lo suficiente para hacer un documental. Pero en los últimos 4 años, debido a la crisis económica, no hubo producciones cinematográficas en Portugal, así que se mudó a Río y pronto empezó a trabajar en la película “Estive em Lisboa e Lembrei de você” (Estaba en Lisboa y me acordé de ti), presentada en el VII Festival de Cines Latinoamericano en Lisboa.

La historia entrelazada de Portugal y Brasil le fascinaba, al igual que las sutilezas de la lengua portuguesa que se habla en los dos países.

En su conversacion con The Prisma habla de su experiencia como inmigrante, admitiendo la posición privilegiada que le ha dado su estatus social y su educación. En comparación, la vida es mucho más difícil para Sergio, el protagonista de su película, que llega con dinero limitado, sin estudios superiores o formación, y sin experiencia del mundo más allá de su ciudad natal, Cataguases, en el estado brasileño de Minas Gerais.

No le gustan las fronteras entre países porque «son para mantener alejado de otros lo que tenemos, pero mañana, si el mundo cambia, puede que necesitemos ayuda», nos comenta.

jose-barahona-estuve-en-lisboa-4¿Es más fácil hacer una película independiente en Brasil?

Es un país mucho más grande. Tienen leyes que permiten que compañías privadas inviertan, libres de impuestos, en la producción de películas. Y ACINE, la agencia nacional del cine, también tiene formas de ayudar. Hay dinero de canales de TV, estatales y privados que coproducen películas.

Su película sobre Frandique Mendes intentó contar la historia colonial desde un punto de vista diferente, ¿hay algo de eso en esta película?

The lost manuscript” intentó contar la historia desde el punto de vista de las últimas personas en ser colonizadas. En esta película quería hacer lo mismo, pero en una situación contemporánea: Vivo entre dos países, y la historia es muy interesante en 500 años, y también tenemos esta reciente situación económica donde muchos brasileños están volviendo, y los portugueses se están yendo a Brasil. Para mí, la historia en el libro es un poco como un espejo, porque cuenta la historia de un brasileño que viene a trabajar a Lisboa. Sergio no tiene una fuerte posición social o económica mientras que yo soy un tipo de clase media, pero hay algunos elementos que son los mismos: estar en un lugar al que no se pertenece, y aunque el idioma es el portugués, hay diferencias. Jugamos un poco con ello en la película y el libró va más allá en la cuestión de la lengua.

jose-barahona-estuve-en-lisboa-6Cuando Sergio conoce a Rodolfo dice “¡Ah!, ¡hablamos el mismo idioma!”, pero después ambos dan un paso hacia atrás.

Sergio es de una pequeña ciudad en Minas Gerais y Rodolfo le comenta que él es de Baixada Fluminense, un área peligrosa de Río con tráfico de drogas, así que Sergio se puso un poco a la defensiva.

Los brasileños que conozco están divididos en cuanto a Brasil: algunos quieren comprar comida brasileña y mantener el contacto, y otros parecen haber rechazado a su patria.

Antes de esto, hice un documental para un canal de televisión sobre brasileños que estaban volviendo por la crisis, no tenían dinero para comer o dormir o comprar un billete de avión.

La Casa do Brasil ayudó a esta persona a pedir ayuda a la embajada para conseguir un billete de avión.

jose-barahona-estuve-en-lisboa-1Había estado aquí 20 años, tenía 60 años y había perdido el contacto con su familia en Sao Paulo, pero ellos necesitaban el consentimiento de su hermana de recibirlo antes de que la embajada le pudiese pagar el pasaje.

Los inmigrantes en el extranjero se ayudan los unos a los otros, pero para no sufrir demasiado, cortan sus raíces; después de un tiempo dejan de llamar a sus familiares y amigos, aunque Internet está cambiando un poco esto. No pueden estar aquí todo el tiempo pensando en lo que han dejado atrás. Me identifico con eso ahora en Brasil, es un dolor constante, hay que encontrar nuevas formas de vivir.  Y hay un sentimiento de fracaso y derrota cuando las cosas no van bien, no se quiere que la familia lo sepa, se les dice que todo está bien, que no se preocupen.

Sergio le propone matrimonio a Sheila, quien trabaja en un bar de mala muerte, cuando lo que yo podía haber esperado es que ella la quien quisiera eso.

Sergio cree en las personas, eso es muy raro. Ella había estado casada antes, la engañaron para trabajar como prostituta. Ella es dulce con él, así que intenta alejarse y no abusar de él. Para Sergio es el primer puñetazo en la cabeza, pero ella ha tenido muchos. Pero después, ella está en una situación con la mafia donde no tiene otra alternativa que utilizarlo.

jose-barahona-estuve-en-lisboa¿Enfrentaría un Sergio portugués los mismos problemas en Brasil?

Todo es más difícil en Brasil. Por ello, las personas como Sergio, con pocos estudios y dinero, vienen aquí. Hubo un periodo durante los años de Lula y el principio de Dilma en el que las personas podían volver y estar bien, especialmente los profesionales. Pero ahora es más difícil, y Sudamérica es un lugar duro para vivir.

Algunas cosas no cambian, los funcionarios de inmigración son maleducados y difíciles aquí, y en Brasil también. Si esta película puede ayudar a las personas a entender que la vida es complicada para los inmigrantes, y a encontrar una nueva identidad para asentarse en un lugar extraño, estaré muy contento, porque las personas no vienen aquí para robarnos el trabajo. Los seres humanos siempre se han desplazado alrededor del mundo, las fronteras son un invento moderno que utilizamos para quedarnos las cosas para nosotros, tenemos que compartir. Quizá mañana perdamos lo que tenemos y necesitaremos ayuda.

jose-barahon2Próximo proyecto…

Tengo dos proyectos de documentales. Uno es sobre sobre la lengua Nheengatu, que es un híbrido entre el portugués y una lengua indígena americana. Cuando los portugueses llegaron se empezó a mezclar su lengua con el Tupi-guaraní, y después, al trasladarse al interior, la adaptaron a otras lenguas indígenas. Al norte del Amazonas hay un territorio más grande que Portugal donde ésta es la lengua oficial. Era una de las más habladas en el siglo XVII. Quiero conocer a las personas que aún la hablan, y saber cómo se sienten respecto a la cultura y a las lenguas que han perdido. También es una metáfora de Brasil, que es una mezcla de culturas.

Asimismo, estoy haciendo uno sobre una refugiada política, María Auxiliadora, que vivió en Chile durante la dictadura en Brasil y que después, cuando Pinochet tomó el poder, se mudó a Berlín y se suicidó porque la habían torturado en Brasil.

Estoy desarrollando un guion para una película de ficción sobre el hundimiento de un barco de esclavos, donde muchos de ellos llegan a una isla desierta, y los esclavos son mayoría y toman el poder y forman una nueva sociedad.

Y la esclavitud es algo de lo que a nadie de aquí le gusta hablar, pero en Brasil esto fue un factor importante de la formación del país.

jose-barahona-estuve-en-lisboa-2¿Ficción o documental?

No me gustan estas categorías. En esta película hay personas reales que no son actores o extras,  mezclados con actores profesionales. The lost manuscript”. Y cuando hago un documental, pongo ficción en él. Frandique Mendes fue un personaje de Eca de Queiroz, pero lo usé para elaborar una línea argumental en The lost manuscript”.

(Traducido por: Julio César Ruiz Jiménez)

 

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*