Diálogos Críticos, En Foco, Opinión

Lo mestizo y lo latinoamericano

No somos indios, ni europeos, sino una especie media entre los legítimos propietarios del país, y los usurpadores españoles…” Bolívar (Carta de Jamaica).

.

Claudio Chipana

´-

Lo mestizo reta la raza pura y la nación monolítica. El mestizaje es un proceso racial y cultural que empieza desde el mismo momento de la conquista en el siglo XVI. El cronista Inca Garcilazo de la Vega es considerado el primer mestizo peruano. Pero, ¿por qué Garcilazo y no el cronista indio Guamán Poma?.

El mestizo no es ni hispano ni indígena y ha sido visto negativa o positivamente dependiendo de la clase social y la ideología que se profese.

Con el tiempo, el mestizaje se ha ido tornado en una forma de identidad para los que pueblan Latinoamérica como un modo de reivindicar lo propio y siguió su avance a través del proceso de la transculturación.

La colonización, luego del exterminio de gran parte de la población indígena, requirió la importación de esclavos y coolies chinos para satisfacer la demanda de las haciendas y la explotación de las minas.

Con el tiempo, el mestizaje se fue convirtiendo en un símbolo de lo propio y de la unidad nacional.

La identidad mestiza responde a una mezcla cultural y étnica que no se concilia del todo con la identidad indígena pero que tampoco se siente europea. Vasconcelos se imaginó una raza mestiza utópica, la “raza cósmica”.

Al cumplirse los 500 años del “descubrimiento” de América, escritores como Carlos Fuentes y Jorge Amado celebraron el carácter mestizo de nuestra América.

Según el reporte “No Longer Invisible” (Queen Mary Universtity) un sector de los latinoamericanos en el Reino Unido se autoidentifica como “mestizo” ( 41.3%), otros como “Latino/Latin American” (17%), como “white” un 28.7 %, y como “iberoamericano” un 0.4%.

Por lo tanto, lo mestizo entre los latinoamericanos es todavía un signo identitario preponderante. La cuestión es saber si considerarse mestizo se excluye con identificarse como latinoamericano. Por otro lado, hay que tener en cuenta que hay una importante población aborigen que resiste la homogenización.

Lo latinoamericano surge como un valor identitario, más geopolítico que racial, en los países al sur del río Bravo, a finales del siglo XIX.

Si bien se reconoce la importancia de la mezcla cultural – algunos subrayan el carácter “híbrido” de la cultura latinoamericana (García Canclini) – sin embargo, lo latinoamericano ha ganado fuerza hasta colocarse en un elemento primario de identificación regional y no solo racial.

identidad pixabayPodría decirse que lo latinoamericano cumple el rol de sintetizar, representar y unir lo diverso, lo heterogéneo. Si el mestizaje expresa, ante todo, la mezcla racial y cultural; lo latinoamericano, abarca y profundiza lo mestizo, lo eleva al plano cultural, social, político, sin excluir lo indígena, dentro de un esquema de unidad regional.

En consecuencia, ambos conceptos no son excluyentes. Lo mestizo habla de la diversidad y la mezcla, mientras que lo latinoamericano enfatiza la unidad y la fuerza de esa diversidad.

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*