Cinema, Cultura, En Foco, Europa, Globo, Opinión, Uncategorized @es

Cine de Lisboa (2): Política pasada y presente

Oriente Medio es representado en diversas películas, pero no sólo en términos de guerra. Dos películas se centran en cuestiones de inmigración y marginalidad en Israel. También hubo una retrospectiva del cine político cubano. 

 

Lisbon 30 millesGraham Douglas

 

 DocLisboa. Una de las películas que obtuvo un premio este año es “300 Miles”, que es la distancia entre Daraa y Aleppo. El productor de cine sirio Orwa al Mokdad muestra cómo el país ha sido dividido en dos por la guerra, ahora en su sexto año usando la perspectiva y los pensamientos de una niña de 6 años.

Among the believers (2015) es la historia extraordinaria de la Mezquita Roja en Pakistán, que fue destruida finalmente por el ejército pakistaní en 2007 en una incursión, asesinando a 150 personas.

La mezquita era la sede central de una red de mezquitas y predicadores islamistas, que apoyaban al ISIS en Pakistán, y se enfocaban en adoctrinar niños en sus escuelas.

Lisbon Battle of the ten million Esta vigorosa película sigue este objetivo de Abdul Aziz Ghazi de imponer la ley sharia, mientras es valiente y públicamente desaprobada por el físico nuclear Dr. Pervez Hoodbhoy, hasta la crisis en 2014, cuando trata de justificar la masacre de 132 escolares en Peshawar por el ISIS, y finalmente, la opinión pública se vuelve contra él.

La serie retrospectiva cubana se basó en el tema de “cine imposible”, reflejando la situación pre-revolucionaria en Cuba, donde la realización de películas no existía, así como la rápida explotación del cine por el nuevo gobierno.

El documental de Chris Marker, “Battle of the ten million”, hace una crónica de los esfuerzos del gobierno por producir una cosecha récord de azúcar e imágenes destacables de la autocrítica de Fidel Castro cuando las 10 millones de toneladas mágicas no fueron alcanzadas.

Lisbon Between fences avi migrabiParadojas de la democracia israelí

“Between fences” (2016) de Avi Mograbi, es uno de los cineastas más polémicos de Israel.

Miembro fundador de Breaking the Silence, la organización que ofrece a los soldados israelíes un espacio para dar a conocer los abusos en los Territorios Ocupados; publicó además el libro “Our harsh logic”.

La película trata de la situación de 3.000 refugiados retenidos en el centro de detención de Holot en el desierto de Negev en Israel. Sus países de origen, Eritrea y Sudán, son considerados tan peligrosos que poseen un Grupo de Protección bajo las reglas de la ONU, pero debido a la negativa de Israel de otorgarles la condición de refugiados, no les está permitido trabajar más allá del área inmediata del campo.

Hasta 2009 Israel se negó incluso a considerar ninguna solicitud de asilo y en 2015 aprobó sólo una.

Usando un edificio abandonado a pocos kilómetros del centro de retención en Holot, en el desierto de Negev, Avi Mograbi trabajó con el director de teatro Chen Alon, con técnicas de El Teatro del Oprimido, desarrolladas por el director brasileño Augusto Boal, para permitir a los sujetos de la película ser también sus actores e intercambiar luego los papeles con un grupo de israelíes.

En la película de Mograbi, y más generalmente durante su clase magistral, echó un vistazo a las paradojas e injusticias en su propio país.

En “Gulistan, land of roses” Lisbon Gulistan-Land-of-Roses, la vida cotidiana de las mujeres guerrilleras kurdas en la guerra de Siria es filmada mientras se preparan continuamente para la inevitable lucha que se avecina.

Leffest: Israel de nuevo, beduinos entre tradición y modernidad

Tormenta de Arena, de Elite Zexer, fue galardonada a Premio Especial del Jurado. Acerca la mirada al lugar de la mujer en la sociedad gitana beduina en Israel, donde la poligamia es aún aceptada.

La película fue financiada con dinero israelí y dirigida por un israelí. Fue muy popular en Israel y reproducida en cines cotidianos, así como en el circuito del festival. Aunque las cuestiones políticas son controvertidas.

Una sesión de Preguntas y Respuestas, liderada por la actriz Layla Ammar, llevó a respuestas emotivas por el público; se le cuestionó que hubiera ignorado la política de la ocupación, mientras que otros la defendieron argumentando que la película era sobre la situación de las mujeres transmitiendo sus anécdotas personales.

La situación en la película es aquella en que una mujer es abandonada por su marido, debido a que después de haber tenido cinco hijas, no ha proporcionado a su marido con un hijo.

cine-film-pixabay-3Además de eso, él la expulsa de su hogar por haberle chillado en público. Al mismo tiempo, ella enfrenta otra crisis porque su hija quiere casarse con un hombre que su marido considera demasiado viejo.

La complejidad fue revelada en esta sesión de Preguntas y Respuestas, cuando alguien inocentemente preguntó si la hija no podía simplemente huir con su novio.

Ammar señaló que eso traería más vergüenza a la familia que sería socialmente excluida por su comunidad, y no ayudaba, por ejemplo, si el ejército israelí venía a arrasar su casa. En realidad, las mujeres están en una prisión abierta y los hombres también están limitados por antiguas convenciones sociales.

(Traducción de Lidia Pintos Medina)

 

 

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*