Derechos Humanos, Luchas, Migrantes, Multicultura, Politika, Trabajadores

Dungavel, la lucha por cerrar el castillo de la vergüenza

Pese a su anuncio original, el tristemente célebre centro de detención de migrantes no será cerrado por el gobierno. Menores de edad detenidos por largos meses como prisioneros son parte de su nefasta historia, pero sus opositores no se dan por vencidos. Una manifestación de protestas tendrá lugar el   12 de marzo.

 

dUNGAVEL WIKIMEDIA cOMMONS
Foto: Wikimedia Commons

Marcos Ortiz Finch

 

Con 13 años de edad, Beriwan Ay era quien mejor hablaba inglés en su familia. Encerrada en el centro de detención de Dungavel –South Lanarkshire, Escocia– la adolescente refugiada kurda intentaba sacar la voz por sus madre y sus tres hermanos detenidos junto a ella.

Hacinados en una pieza para los cinco, la familia Ay buscaba dar a entender que no estaban dispuestos a ser deportados de regreso a Turquía, país en el que eran perseguidos. Salih, el padre de familia, ya había sido deportado a Alemania días antes.

Corría el año 2002. Tras ser sacados de improvisto de su casa en Kent, donde los niños asistían al colegio, la madre y sus hijos pasarían 13 meses encerrados a la espera de una resolución.

La menor de ellas, Medya, tenía apenas 7 años. Sus hermanos sufrían temblores en las manos, caídas del cabello y constantes pesadillas. Al cabo de los 13 meses de encierro, los cinco integrantes de la familia Ay serían enviados a Alemania, pero el daño ya estaba hecho.

DUNGAVEL INDYMEDIA 2
Foto: Indymedia

La eterna estadía en el centro de detención, esgrimían las autoridades, se había debido a la decisión de apelar adoptada por la madre. En Dungavel, antigua construcción del siglo XIX perteneciente a los duques de Hamilton y conocida como El Castillo, no había facilidades para que los niños estudiaran. Tratados como prisioneros, los cuatro menores solo tenían autorización para dos horas de ejercicio diarias al aire libre.

La tensión aumentaba y las amenazas contra el gobierno por la violación de los derechos de los menores tensaban aún más la situación.

Acompañado por una reputación nefasta, los opositores al Centro para la Remoción de la Inmigración de Dungavel celebraron en septiembre de 2016 cuando las autoridades anunciaron el cierre del lugar –habilitado para 249 detenidos– para fines de 2017.

Finalmente se pondría término a una historia que había comenzado en 2001. El centro de detención operado por la empresa estadounidense GEO Group –especialistas en correccionales, centros de detención y de salud mental– sería reemplazado por otra instalación en la que nadie pasaría más de 5 días.

Pero las buenas noticias duraron solo meses. Todo se derrumbó luego de la decisión del gobierno de echar marcha atrás y de mantener en funcionamiento el centro de Dungavel.

DUNGAVEL INDYMEDIA
Foto: Indymedia

“Dingavel ha sido por mucho tiempo un símbolo de todo lo que está equivocado en nuestro sistema migratorio y muchos han sufrido al interior de sus muros”, afirma Grahame Smith, secretario general de STUC (Scottish Trades Union Congress).

“Creemos que el cierre de Dungavel pudo haber sido el primer paso hacia la creación de un proyecto de asilo mejor y más humano y continuaremos nuestra campaña para su cierre”, agrega Smith.

La oposición a Dungavel no se quedará solo en las palabras, ya que para el domingo 12 de marzo de 2017, a partir de las 13:00 horas, está prevista una manifestación contra el centro de detención frente a su ingreso principal.

Los organizadores han dispuesto de transporte para los asistentes, el que saldrá desde Glasgow City Chambers a partir de las 11:30 ese mismo día.

Más información aquí.

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*