Diálogos Críticos, En Foco, Opinión

Brexit y el multiculturalismo

“No es posible ignorar el multiculturalismo, su profundización o su abandono en gran medida definirá el rumbo de la sociedad británica en la era post Brexit”

 

Nacionalism girl paisaje bomba paz pixabayClaudio Chipana Gutiérrez*

 

El Brexit representa, a no dudarlo, el mayor revés a todo intento de construir una sociedad inclusiva basada en el respeto a la diferencia pues la campaña para dejar la Unión Europea (UE) se alimentó de un sentimiento no solo anti Unión Europea (UE) sino también  preponderantemente en un sentimiento anti inmigrante.

El Brexit aparece en un momento en que en el Reino Unido y en Europa el multiculturalismo había venido siendo objeto de continuos ataques en décadas recientes al grado de considerársele como un proyecto fracasado.

Lo cierto es que el Brexit y el multiculturalismo se hallan en las antípodas, parten de una idea de sociedad y de nación contrapuestas.

Vida y muerte PixabayEl Brexit no es sólo una cuestión de la salida de la UE por razones burocráticas, tienen ver también cuestiones relativas al modo de entender la nación en su conjunto, su composición social, su diversidad. El Brexit se apoya por otro lado en  la añoranza por un pasado mítico de grandeza y poder.

Por el contrario, el multiculturalismo propone un modelo distinto de ciudadanía, con reconocimiento de la identidad de las minorías. Pero ante todo, el multiculturalismo tiene una actitud positiva ante la inmigración.

Sin embargo, en este terreno precisamente ha perdido apoyo y consenso en muchos sectores de la población en virtud de una sostenida campaña de corrientes xenofóbicas  y populistas como el UKIP y el propio partido conservador secundados por medios de comunicación de derecha.

Tráfico humano....Foto de PixabayEl resultado del referéndum en junio del 2016  refleja directamente esa campaña mediática y política que se tiñó de un fuerte discurso populista y anti establishment por parte de los promotores  del “leave”, o sea de la salida de la UE .

Ello se tradujo en un apoyo al Brexit de un sector importante de la  clase obrera tradicionalmente leal al laborismo en ciudades especialmente en el noreste de Inglaterra golpeadas por la depresión económica, el desempleo y el decaimiento de la manufactura.

En consecuencia el  panorama generado por el triunfo del Brexit viene agregar una mayor  dosis de escepticismo al futuro del multiculturalismo que ya ha desaparecido del lenguaje oficial desde hace un buen tiempo.

Un momento de quiebre fue cuando en 2010 el ex Primer ministro Cameron y otros líderes europeos declararon el fracaso del multiculturalismo.

Belleza, la obsesion mujer asiatica pixabay 3Sin embargo, la sustentabilidad de una sociedad es necesaria para que ésta siga subsistiendo, caso contrario se sumiría en el caos.

No sólo es importante que una sociedad sea sustentable económicamente, es igualmente importante que exista un mínimo de cohesión social. Para los críticos del multiculturalismo esta cohesión sólo se lograría con la asimilación y la pérdida de la identidad de la minorías étnicas junto con el impulso de políticas anti inmigratorias.

Una vez activado el artículo 50 del Tratado de Lisboa Gran Bretaña habrá entrado plenamente en la era post Brexit.

Cualesquiera que sean las nuevas relaciones que se establezca con la UE el multiculturalismo seguirá siendo una respuesta viable  a las relaciones inter étnicas, a la diversidad que es inherente ya a la sociedad británica. Sólo el multiculturalismo podría servir de muro de contención de futuros conflictos raciales a condición de que  el Estado retome la implementación de políticas integradoras e inclusivas.

Natalia argentina pixabay 3Adicionalmente, el Brexit ya ha generado un problema migratorio de más  de 3 millones de ciudadanos europeos residentes en UK.

El gobierno conservador ha sido acusado de dilatar por cálculos políticos una solución viable para estos ciudadanos que como el resto de los inmigrantes contribuyen a la economía nacional.

La inmigración fue la razón del triunfo del Brexit, pero puede  igualmente ser  la causa del fracaso de las políticas gubernamentales que vayan en dirección contraria al multiculturalismo.

No es posible ignorar el multiculturalismo, su profundización o su abandono en gran medida definirá el rumbo de la sociedad británica en la era post Brexit, más aún cuando las tensiones políticas y raciales – con el incremento de la islamofobia y el ultranacionalismo – son amenazas potenciales para la estabilidad de la nación.

*Filósofo peruano residente en el Reino Unido. Fundador del Centre of Latin American Identity, CLI.

(Fotos: Pixabay)

Share it / Compartir:

One Comment

  1. Pingback: LA CULTURA DE LA QUEJA | juanrojomoreno´blog

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*