Cultura, En Foco, Opinión, Páginas

Una explosión de prosa surrealista: “Los últimos días de Nueva París”

Si usted ha leído y disfrutado la ficción de China Miéville (Picador), entonces está listo para otra sorpresa, y si es nuevo en su obra, espere a quedarse asombrado ante su prodigiosa imaginación y sorprendido por su talento literario.

 

China Mieville 2, photo credit Katie Cooke
China Miéville (Picador) – Foto de Katie Cooke

Sean Sheenan

 

Hay dos periodos en esta novela de 200 páginas escrita por China Miéville (Picador), ambos establecidos en la Europa ocupada por los nazis. En una, es 1941 y un estodounidense inventa un dispositivo secreto que aprovecha y canaliza la sinergia de surrealistas como André Breton.

Algo va mal y la Bomba S, que ha sido inventada, explota con consecuencias sin precedentes en la historia de la guerra. Luego salta a la historia contraria de los hechos y avanza rápido  hacia 1950: Paris está todavía bajo el dominio nazi, la Segunda Guerra Mundial no ha terminado y los grupos de resistencia luchan por sobrevivir.

 No se trata de una guerra de guerrillas común. La Bomba S ha dado vida a las creaciones de obras de arte surrealistas, y las extrañas creaciones de Magritte, Max Ernst, Tristan Tzara acechan las calles de la capital francesa.

Tiburones con asientos de espaldar ahuecado nadan en el Sena, elefantes semi robotizados deambulan libremente, una truncada Torre Eiffel flota en el cielo, “un hombre ataviado con un abrigo mira sin ojos desde una cabeza de tablero de ajedrez” (todas las obras de arte surrealista citadas cuidadosamente).

China meville The Last Days of New Paris - jacketUna de ellas, una versión sensible  de un collage fotográfico creado por Breton y otros, es el cadáver exquisito y se convierte en un aliado del héroe y de la heroína de la historia.

Otras “manifs” (manifestaciones) están siendo utilizadas por los alemanes, incluyendo un terrorífico hombre de mármol que camina ruidosa y destructivamente  por el paisaje urbano, una personificación de la ideología nazi que parece indestructible. No hay ninguna revelación, pero basta decir que la narración se construye hacia un clímax omnipotente.

La historia alternativa de Philip K. Dick de la Segunda Guerra Mundial, “El hombre en el castillo”, tiene a los japoneses ocupando el oeste de Estados Unidos, mientras que la “SS-GB” de Len Deighton (publicada dieciséis años después de K. Dick en 1978), con una adaptación actualmente mostrada en la cadena de televisión BBC, tiene a los alemanes ocupando Gran Bretaña.

En este sentido, el París nazi de Miéville de la década de 1950 completa un tríptico, pero en todo lo demás es completamente original. Como obra de literatura es un sui géneris, que imagina un futuro después de la Segunda Guerra Mundial planteando cuestiones con un espíritu lúdico sobre los tiempos actuales.

Las políticas de los surrealistas fueron revolucionarias, con semejanzas familiares a las ideas socialistas libertarias.

Pensaron que el arte debía ser una forma de insurgencia, subvirtiendo la situación cultural actual, y Miéville lo consigue.

El cadáver exquisito- una copia constituye la ilustración de la portada de “Los últimos días de Nueva París”- posee una cabeza humana, pero su cuerpo es un batiburrillo de partes no humanas.

China meville eMBASSYTOWNFue una creación conjunta, nacida de un juego de surrealistas, con cada persona aportando algo sin saber lo que ha sido previamente dado. No hay nadie dirigiendo el espectáculo, pero trabajando juntos surge algo muy especial.

Esta novela corta no tiene el brillo constante de las obras maestras del autor,  “Embassytown” y “La ciudad y la ciudad”, pero ello se debe a que está tratando algo diferente y es este el sello distintivo en la escritura de Miéville.

A finales de este año, marcando el centenario de un acontecimiento histórico, será publicado su más reciente libro: “Octubre: la historia de la Revolución Rusa”. Y sin duda que será también algo muy diferente.

Hay algunas cosas por las que vale la pena esperar.

(Traducido por Lidia Pintos Medina)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*