Globo, Latinoamérica, Migrantes, Multicultura, Reino Unido

Violencia doméstica golpea ecuatorianos en Londres

Un reciente estudio llevado a cabo en la capital inglesa arroja que el 42% de los miembros de esta comunidad, residentes se siente afectado por la violencia doméstica. Las mujeres ya no son las únicas víctimas, sino que los hombres también se atreven a denunciar.

 

  Face cara woman mujer pixabayMarcos Ortiz F.

 

Depresión, condiciones psicopatológicas, ansiedad, irritabilidad y tendencias suicidas.

Las consecuencias generadas por la violencia doméstica son variadas y a ellas se ven expuestos parte del 42% de ecuatorianos residentes en Londres que dice sentirse afectado por este tipo de maltratos.

Así lo refleja el estudio “La violencia doméstica en la comunidad ecuatoriana radicada en Londres” realizado entre julio y septiembre de 2016 y cuyos resultados han sido dados a conocer recientemente. La muestra incluyó a 210 personas, cuyas edades fluctúan entre los 14 y 75 años.

Marlene_De_Nobrega_MarcosOrtiz
Marlen De Nobrega – Foto de Marcos Ortiz

“Una de las razones por las que la gente no denuncia es por el idioma. Los servicios sociales se encuentran con esa limitación del lenguaje”, explica Alba Piedra, una de las investigadoras a cargo. “Los resultados son sorprendentes, ya que muchos hombres dicen que es difícil reportar esta violencia por temor a ser mal vistos en la sociedad”, agrega.

De acuerdo con el estudio, el 55% de las víctimas son mujeres, mientras que hay un 43% que corresponde a hombres (no hay información respecto del 2% restante). Entre los tipos de violencia prevalece el maltrato sicológico, siendo 10 veces más frecuente que el maltrato físico. En términos de edades, la población entre 38 y 43 años es la más expuesta.

tirania mujer violencia pixabayLa violencia doméstica abarca a la mujer, pero también considera al hombre, el niño y los abuelos”, explica Marlene de Nobrega, otra de las investigadoras.

Nobrega agrega que el hombre muchas veces sufre de violencia pero teme que si se defiende sea él quien termine siendo castigado.

Por su parte, la investigadora Marisol Urbano complementa: “Hay veces en que el hombre se siente agredido al no dejarlo ver a los niños. Y si un hombre no está documentado no puede hacer la denuncia ante las autoridades”.

Las encargadas del estudio explican que la investigación es un primer acercamiento a esta realidad, y que esperan que estos resultados den pie a nuevos análisis.

Más cifras

_MarcosOrtiz
Marisol Urbano – Foto de Marcos Ortiz

“El hecho de que un migrante tenga miedo de estar indocumentado, miedo a no poder surgir académicamente o miedo a no encontrar trabajo los lleva a aislarse. No tienen vínculos sociales y les es difícil sobrevivir a veces por la alimentación, vivienda y separación de sus familiares”, explica Alba Piedra.

“Estas cosas – agrega- pueden predisponerte a ser víctima de violencia doméstica. Puede ser en el trabajo, en el ambiente social y a veces también por tu pareja. Al momento de emigrar tu status cambia”.

Entre quienes cometen los actos de violencia el 43% corresponde al marido o la mujer, mientras que el 38% es el empleador, el novio o un familiar. Lo anterior incluye casos de violencia física, sexual, sicológica, financiera y patrimonial.

a-mujer-cara-surreal-pixabayLa violencia en el lugar de trabajo es una realidad para los ecuatorianos residentes en Londres. Un 16% de los hombres víctimas trabaja en el sector de aseo, cifra que sube a 20% en el caso de las mujeres.

Respecto a la ayuda profesional, el cónsul ecuatoriano Jorge Moreno señala: “Existe una desfinanciamiento del NHS, ha habido un recorte en esta parte. Argumentan que si vienen a vivir en el país deberían hablar el idioma”.

Tan solo 29% de quienes han sufrido violencia dice haber recibido apoyo emocional; sin embargo, un 89% desearía tener acceso a algún tipo de ayuda, preferentemente en español.

Alba_Piedra_MarcosOrtiz
Alba Piedra – Foto de Marcos Ortiz

Según las investigadoras, el hecho de que solo un 8% haya reportado los abusos de violencia doméstica se explica por la falta de conocimiento del sistema y el miedo a hacerlo.

El estudio estará acompañado por una serie de siete talleres llevados a cabo por el Family Emotional Wellbeing Project (FEWP).

(Fotos: Pixabay)

 

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*