Migrantes, Multicultura, Politika

La lucha de Stoly para quedarse en el R.U

Lleva 26 años en el país tras huir de la ex Yugoslavia. De un día para otro fue ingresado a un centro de detención de inmigrantes y hoy arriesga la deportación. Así ha sido la intensa campaña ciudadana para impedir su partida.

 

Stoly_38degreesLos parroquianos que habitualmente compran en Earth Natural Foods, en Kentish Town Road, lo conocen sencillamente como Stoly. Pocos saben  que su nombre verdadero es Stojan Jankovic.

Detrás del mostrador, lleva más de 15 años ofreciendo productos naturales a los vecinos del norte de Londres. Quienes lo conocen destacan lo trabajador que es, su sentido del humor y ganas de ayudar a los demás.

Es por esto que a todos tomó por sorpresa cuando el pasado 30 de marzo Stoly fue enviado sin aviso previo al centro de detención de Verne, en Dorset. En menos de una semana, el martes 4 de abril, sería deportado del Reino Unido. Arriba en 1991 tras escapar de la ex Yugoslavia y su caso no tardó en llegar a los principales medios británicos, los que daban cuenta de la particular historia de este hombre de 52 años.

Las alarmas entre sus amigos, clientes y movimientos anti deportación se activaron de inmediato y en pocos días la causa que buscaba defenderlo reunió más de 22 mil firmas de apoyo. En Twitter, #savestoly no tardó en suscitar el respaldo de otros miles de personas.

El masivo apoyo fue entregado a la Home Office el mediodía del 3 de abril, a 24 horas de su eventual deportación. Dos horas más tarde, el parlamentario laborista Keir Starmer informó que se habían ganado 14 días de plazo. La información provenía directamente de Robert Goodwill, ministro de inmigración.

Tienda_Stoly_GoogleMapsStarmer, quien desde un inicio defendió a Stoly, informó que la situación no se había resuelto, pero que el plazo ganado permitirá preparar su defensa junto a sus abogados.

De acuerdo con su empleador, John Grayson, Stoly ha pagado sagradamente sus impuestos y seguridad social. Durante 10 años Stoly firmaba cada mes sus papeles de migración en un centro en London Bridge. La última vez, sin embargo, fue diferente. En vez de firmar los documentos fue metido en una camioneta. Solo llevaba la ropa que tenía puesta en ese momento.

Grayson señaló: “Es un impacto horrible. Es un miembro muy íntegro de la comunidad en Kentish Town, muy popular y muy querido. Que esto pudiera pasar de manera tan arbitraria ha puesto a mucha gente muy muy enojada”.

Desde el centro de detención, el propio Stoly señaló: “Me siento absolutamente integrado. No sé que más puedo hacer a ese respecto. Este es mi barrio, mi cultura”.

Stoly arriesga ser deportado a Serbia, país creado tras la disolución de la ex Yugoslavia y del cual él no tiene pasaporte. Su jefe concluye: “Él ha sido contratado de manera transparente, abierta y honesta. Se le dio un número de seguridad social y cuando empezó a trabajar con nosotros se le permitió trabajar. Él tenía permiso para hacerlo”.

 (Fotos: 38degrees y Google Maps)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*