Multicultura, Perfiles

Andrés Hernández: De Bogotá a Londres, sin escalas

Acaba de cumplir diez años de vivir en la capital británica, lugar a donde llegó para estudiar inglés. Sirviendo bandejas paisas, sancocho y otras especialidades de su tierra, Colombia, sueña con algún día volver a casa a probar suerte.

 

AndresHernandez2_MarcosOrtiz
Andrés Hernández

Entrevista y fotos de Marcos Ortiz F.

 

El día en que Andrés Hernández tomó las maletas en su casa en la zona norte de Bogotá pensó que su regreso no tomaría más de una temporada. Partió con su novia, rumbo a Londres, pues tenía ya estudios en negocios internacionales y aprender  el idioma le hacía falta.

Eso fue en 2007, hace exactos 10 años. Su entonces novia es hoy la madre de sus hijos y Andrés no ha regresado a Colombia desde ese día.

Es María, la jefa de Andrés, quien lo incita a contar su historia. Ella es la dueña de un restaurante de comida colombiana en el barrio de Brixton, al sur de Londres. Él trabaja de mesero aquí y con el consentimiento de su patrona se sienta en una mesa vacía para recordar.

“Me vine directamente desde Colombia a estudiar inglés. No es que me haya enamorado del lugar, es solo que las cosas se dieron para que me fuera quedando poco a poco”, explica a sus 32 años.

AndresHernandez3_MarcosOrtiz“Pronto tuve independencia económica, pero en un inicio llegamos solos. Fue difícil llegar a acomodarse. En esa época pagamos para quedarnos con una familia por 20 días porque estudiamos ahí cerquita”.

Su entonces novia –“ahora es mi señora”, se apura en aclarar– era profesional y trabajaba en su área como terapeuta respiratoria.

“Como buen latino he trabajado en limpieza, de todo un poquito. Restaurantes, bares, de todo”, explica Andrés. Durante un tiempo, incluso se dedicó al delivery, recorriendo la ciudad en bicicleta y en moto”.

Pero todo cambió el día en que salió con un grupo de colombianos. “Unos amigos me trajeron a desayunar a este restaurante. Preguntamos si había una vacante y resultó que sí, así que me quedé aquí”, explica. Desde entonces han pasado ya nueve años y medio.

“Aquí me siento a gusto. No le hace falta a uno mucho. Está la comunidad latina todo el tiempo, el idioma, la comida”, agrega. Son justamente platos como el sancocho, la bandeja paisa y los pescados los que a diario atraen a los clientes.

Si bien la clientela varía, hay periodos en que un 70% son latinos. Por las noches, en cambio, el número de ingleses que llega a probar las especialidades colombianas aumenta.

Respecto de su país, Andrés extraña una serie de cosas. “Lo que más se echa de menos es estar en familia, el ambiente y el clima”, asegura. De hecho, si bien su familia no pudo viajar para cuando se casó con su esposa en Londres, sí han podido venir al menos un par de veces en estos 10 años radicado en el Reino Unido.

AndresHernandez1_MarcosOrtiz“De poder volver sí puedo, pero yo no he vuelto, no lo he hecho todavía”, explica. “Afortunadamente en mi familia se sostienen solos y yo he podido invertir, pasear y conocer países en Europa”, dice.

Ahora con dos hijos, un hombre y una mujer, Andrés no se cierra a regresar al país que dejó hace una década. “Me gustaría ir a probar suerte a Colombia. Después de tanto tiempo se acostumbra uno, pero tengo mis planes y me gustaría volver a hacer el intento”, concluye.

 

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*