Cultura, Globo, Los nuestros, Ludoteka, Multicultura, Música, Vida de hoy

Tony Ávila: A ritmo de guaracha, sones o boleros

Nació en La Habana en 1970 y sobresale hoy como uno de los más genuinos representantes de la trova cubana y particularmente de la canción social, heredera de nombres como Silvio Rodríguez o Noel Nicola.

 

La música latinoamericana 1 Foto de PixabayElizabeth Borrero

 

Considerado un artista de “probada luz propia, y un evidente compromiso con su tiempo”, Ávila prefiere definirse simplemente como un trovador en esencia, consecuente con lo que piensa y canta, destacó el crítico y productor musical José Manuel García.

Desde el inicio de julio el autor de “Timbiriche” y “La choza de Chacho y Chicha” recorre la zona centro occidental de Cuba presentado su nuevo disco “Pa que haga la luz”, producción que recoge 14 temas nuevos en cuanto a contenido y temática.

Aunque el fonograma se lanzó en agosto de 2016, desde hace un tiempo teníamos la intención de llevarlo por Cuba para que la gente lo conozca de cerca porque se trata de un disco sinfónico, con un formato nuevo dentro de mi obra, señaló Ávila en entrevista con Prensa Latina.

Esta nueva producción tiene como elemento novedoso la inclusión de instrumentos de viento y la presentación de invitados de lujo como Omara Portuondo y Eliades Ochoa acompañando al autor en los temas “Negra” y “Las mujeres dicen” respectivamente.

Hasta el próximo 21 de julio, Tony Ávila continúa su periplo desde Camagüey hacia el occidente de la isla para terminar en la Sala Avellaneda del Teatro Nacional en concierto exclusivo con el dominicano Sergio Vargas, quien visita Cuba por primera vez.

tony avila foto cubaontimeCanción social

Desde el inicio de su carrera, Ávila se presentó como heredero de la canción social cubana, género defendido desde mediados del pasado siglo que todavía conquista a miles de cubanos y latinoamericanos.

La nueva trova cubana conserva todavía un interesante movimiento que apuesta por las temáticas sociales valiéndose de fórmulas musicales que triunfaron mezclando su sonoridad tradicional y el feeling hasta expandirse con éxito por el cono sur y otras latitudes. Dentro de la lista de nombres con marcada influencia en esta corriente destacan los de Sara González, Pedro Luis Ferrer, Vicente y Santiago Feliú, Amaury Pérez, Carlos Varela, Silvio Rodríguez y Pablo Milanés.

Todos cultivadores de la canción social cubana, capaz de reflexionar y entonar a la vez composiciones que marcaron diferentes épocas en la isla con un estilo muy particular.

Tony avilaUn trovador es, en esencia, una persona comprometida con su tiempo, con la vida, la sociedad en que vivimos, la tierra y el medio circundante, y con el devenir de las cosas. Por lo tanto, tiene también de pensador, de cronista, asegura Ávila.

Aunque unos vayan por una línea y otros por otra, todos los que preferimos ese género tenemos la esencia en el alma. Así que siempre vamos a ser pensadores y músicos a la vez.

Incluso cuando su música ha sido considerada como “atrevida” y “polémica”, este artista asegura nunca haber sentido miedo de decir lo que piensa.

“Realmente no me interesa lo que piensan los censores de mis canciones, yo intento que mi obra sea coherente, consecuente con lo que pienso y canto, además de hacerlo en la vida normal. Creo que si la crítica que uno hace está permeada de cosas positivas igual ayuda”.

A la misma vez, me cuido mucho de no ser ofensivo con mis canciones, cuando se trate de un tema como el social, el religioso o el racial. No tienes por qué ir por caminos invasivos o agresivos, agregó.

music pixabaySi ahora Jhonny Ventura, Gilberto Santa Rosa, Víctor Manuelle o el Gran Combo de Puerto Rico interpretan canciones de Ávila, no es solo casualidad, sino fruto del camino iniciado por este compositor desde finales de la década de 1990.

Ahora que su música recorre el mundo en los repertorios de grandes voces, el cantautor continúa su trabajo con artistas como Sergio Vargas, con el cual cerrará la gira nacional en La Habana o el propio Santa Rosa.

En enero de este año, el boricua lo invitó a participar en las Fiestas de la Calle San Sebastián del Viejo San Juan frente a unas 50 mil personas, donde ambos interpretaron temas como “Títere” y “Necesito un bolero”, incluidos en los discos “En tierra” (2012) y Timbiriche (2013) respectivamente.

Su música además ha llegado a países como Inglaterra, Venezuela, Perú, Brasil, Ecuador y Estados Unidos.

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*