Cultura, En Foco, Opinión, Páginas, Plástica

Viajes de la memoria

El recuerdo de viaje más famoso es el grabado por Proust “En busca de tiempos perdidos” cuando el narrador sumerge una madeleine en té. El sabor del líquido y las migas de la torta desencadenaron un viaje de memoria que ancla su conciencia en el pasado.

 

Aaron Schuman, Untitled (from the series FOLK), 2014. Image courtesy the artist (2)
Aaron Schuman, Untitled (de la serie FOLK), 2014.  Cortesía del artista

Sean Sheehan

 

Un momento Proustiano para     ron Schuman, un fotógrafo y escritor estadounidense, ocurre cuando se examinan exposiciones en el Museo Etnográfico de Cracovia. El pasado no regresa a su mente porque lo que ve es fascinante pero extraño; sin embargo, siente una vaga e indefinida familiaridad con las exposiciones.

Su bisabuelo viene de Polonia y conoce a una mujer muy anciana que conocía a uno de sus tío abuelos; él recupera fragmentos de su pasado.

Pero “Folk” no es menos un libro sobre la odisea personal de Aaron Schuman para descubrir sus raíces – ese tipo de viaje ha sido fotografiado y escrito a menudo -, es más una exploración de la metáfora poética del término “folk”. Como Schuman explica en el epílogo del libro, “folk” puede referirse a los miembros de la familia y a la cultura tradicional de una comunidad. Lleva consigo un sentido de la gente común, no de los ricos o poderosos, sino de los miembros practicos de la sociedad, sus creencias y opiniones.

“Folk” es testimonio de la labor de curadores que encuentran, catalogan y preservan las artes y culturas tradicionales de la gente común.

Aaron Schuman, Untitled (from the series FOLK), 2014. Image courtesy the artist
Aaron Schuman, Untitled (de la serie FOLK), 2014. Cortesía del artista

Las fotografías no tienen títulos o leyendas explicativas, pero una serie de ellos representan el personal del museo de Cracovia desempeñando su trabajo. El material tiene que ser digitalizado y ellos se ven fotografiando y filmando, pero la tecnología que se está empleando registra un tema que  retrocede rápidamente en el pasado.

Una toma encarna esta paradoja: un camión está estacionado en algún lugar del campo, en su techo se encuentra un archivero con cámara y trípode, pero mientras el vehículo y el suelo permanecen enfocados, el acto de grabación aparece débil y efímero. El pasado tiene fecha de caducidad.

Un pequeño grupo del museo lleva a Schuman a la zona donde vivió su bisabuelo antes de emigrar a los Estados Unidos.

Volivendo al lugar donde sus antepasados habían vivido y amado, él siente su presencia, pero todo “parecía distante y apagado…a pesar de mis lazos comprobados, aun me sentía como un extraño en este lugar”. Se siente más en casa con su cámara, los investigadores y los etnógrafos, ellos son su gente.

Aaron Schuman, Untitled (from the series FOLK), 2014. Image courtesy the artist (3)
Aaron Schuman, Untitled (de la serie FOLK), 2014. Imagen cortesía del artista

Al día siguiente le escribe uno de los etnógrafos. Ella notó que él eligió fotografiar hoces y ella nota cómo la hoz era usada por las mujeres, la guadaña por los hombres. Eran herramientas personales, pero en polaco una expresión de una luna creciente – Sierp księźyca – significa “hoz de la luna”.

Lo personal y lo púbico conviven en el arte popular y en los sentimientos de quienes documentan el pasado. En este proyecto de fotografía extrañamente conmovedor, que comenzó con exposiciones etnográficas, los recuerdos pueden resultar ser tan involuntarios como lo fueron para Proust.

El libro “folk” de Aaron Schuman es publicado por NB.

(Traducido por Miriam Carbajal)

 

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*