Multicultura, Perfiles

Amanda Guzmán: “Soy feliz donde estoy”

Ella se mudó desde Ecuador a Italia  antes de mudarse a Londres con su marido. Dice que Londres tiene muchas oportunidades para ofrecer y no está preocupada por el futuro.

 

Amanda Guzman 2Taylor Zambrano

 

Algunas personas se mudan a otros países y son capaces de adaptarse mejor que otras a su nuevo hogar. Es difícil decir quién lo conseguirá y logrará sus objetivos, pero algunos son bastante afortunados de lograr sus sueños. Amanda es muy feliz viviendo en Londres con su nueva familia. Esta gran ciudad tiene sus más y sus menos, pero fue capaz de adaptarse bien a ella y no planea dejarla a corto plazo.

Mientras estuvo viviendo en Italia, conoció a su marido, que es de Bilbao, España.

Ambos viajaron a Londres y tras casarse, decidieron mudarse allí y formar una familia. La mudanza se hizo más por la oportunidad, que por intentar dejar algo atrás o huir de algún sitio.

Ellos querían simplemente formar una familia en algún lugar que les gustara a ambos.

Actualmente, ella es ama de casa por su hijo, pero además estudia.  Está disfrutando de esta pausa y esperando conseguir un trabajo pronto.

Amanda Guzman 3Dice que Londres tiene muchas oportunidades que ofrecer, así que no está preocupada por el futuro.

Por oportunidades, ésto también incluye nuevas y excitantes experiencias culturales con personas de diferentes religiones, edades y procedencias. Decía que los trabajos que se ofrecen aquí también tienen en cuenta todas esas diferencias y es más fácil encontrar alguno que no discrimine.

Sabe que estará bien quedarse aquí por su hijo, pues dado que se está haciendo mayor, tendrá todas esas opciones abiertas a él.

Amanda decía que mientras vivió en Ecuador, fue mucho más difícil encontrar un trabajo para ella, sus amigos y su familia, así que estar aquí estudiando para conseguir un trabajo mejor está resultándole bonito.

Amanda Guzman 4Decía que mientras ha estado aquí, hay varios acontecimientos y  restaurantes Hispánicos en su vecindario así que no añora su casa. La comida no es precisamente ecuatoriana y el precio es diferente, pero hay algo del sabor de casa cuando lo necesita.

Con una sonrisa en su joven rostro y una perspectiva optimista ante su nueva vida, Amanda no sabe dónde estará en veinte  años o incluso 10 desde hoy, pero sí sabe que ahora mismo su familia y ella son felices donde están. (09/27/15)

Fotos: Pixabay  –  (Traducido por Teresa Polo Iglesias)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*